Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility octubre 2021 - Anthesis España

El sector audiovisual avanza hacia la sostenibilidad con la nueva guía para filmaciones

28 octubre, 2021 | Noticias,

La guía recoge iniciativas sostenibles para la aplicación de los rodajes audiovisuales.

La guía, impulsada por el ICEC mediante la Catalunya Film Commission, es resultado de la transformación que está viviendo el sector cultural.

Durante el Festival de Sitges 2021, el Institut Català de les Empreses Cultural (ICEC), mediante la Catalunya Film Commission, ha presentado la Guía de Sostenibilidad y filmaciones para avanzar en el desarrollo sostenible del sector audiovisual.

Esta guía es resultado de la transformación que está viviendo el sector cultural hacia un entorno más sostenible con el objetivo de reducir el consumo energético, usar materiales sostenibles y reducir el impacto ambiental de su actividad. Para su elaboración se han tenido en cuenta trabajos anteriores, como el que impulsaron la Barcelona Film Commission y la certificación Green Film.

El equipo de Sostenibilidad Corporativa ha sido el encargado de elaborar los contenidos de esta guía, mientras que desde Comunicación y Diseño se ha diseñado y maquetado el documento.

Esta herramienta recoge algunas de las iniciativas para la sostenibilidad que ya se ponen en práctica en los rodajes audiovisuales, ampliando la información y ofreciendo recursos para implementarlos. Las medidas propuestas se aplican en la fase de rodaje de las producciones y quedan excluidas todas las actividades que tienen que ver con el funcionamiento de la empresa en su sede o en otros ámbitos no relacionados con el proceso de filmación de los proyectos.

La cara humana del cambio climático

26 octubre, 2021 | Reflexiones,

Tenemos que trabajar conjuntamente para que las personas más vulnerables de aquí y de todo el mundo puedan sobrevivir y adaptarse al cambio climático

Este 25 de septiembre se cumplieron seis años desde que la ONU adoptaba la Agenda 2030, posiblemente el plan de acción más ambicioso para poner el desarrollo sostenible en el centro de nuestras decisiones, como gobiernos, organizaciones y ciudadanía.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y sus metas se han convertido en un elemento tangible para hacer de este compromiso común y universal una realidad, una oportunidad en forma de objetivos para las personas y el planeta. Así, en el contexto de las organizaciones, los ODS se han transformado en un marco de referencia, siendo un 43% de las compañías que ha decidido integrarlos dentro de la cultura corporativa, según el informe Contribución de las empresas españolas a la estrategia de Desarrollo Sostenible 2030.

Las consecuencias son evidentes. El compromiso empresarial con el desarrollo sostenible ayuda a impulsar el liderazgo y la transparencia, permite identificar riesgos y oportunidades empresariales, aumentar la confianza entre todas las partes interesadas, además de mostrar al mundo la interrelación existente entre la empresa, la sociedad y el planeta.

Otro punto de importancia en la actualidad es que el 44% de las organizaciones afirma que la implementación de la Agenda 2030 ayuda a ser más resilientes ante futuras crisis. Y la crisis de la Covid-19 es una muestra de cuán necesaria es una cultura corporativa alineada a las necesidades de su entorno: para las personas que la forman, para la sociedad a la que sirve, para los recursos naturales con que opera y para la economía a la que aporta.

Y ya entrados en la Década para la acción, los resultados muestran cómo de persistentes pueden ser los retos si no se toman acciones firmes y concretas, tal como nos ha demostrado la crisis climática. El mismo informe expone que el ODS 13, Acción por el clima, que busca adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos, es uno de los objetivos más importantes para las compañías. Sin embargo, la brecha entre el compromiso y la implementación de medidas sigue sin ser evidente. El último informe del IPCC señala que, sin reducciones drásticas en los gases de efecto invernadero, será imposible limitar el calentamiento global a 1,5ºC, tal como pedía el Acuerdo de París.

La acelerada crisis climática vivida en tiempos de pandemia ha sacado la cara más humana de los actuales y potenciales riesgos del planeta. Sólo durante el 2020, 30,7 millones de personas migraron por las consecuencias climáticas, el 94% de la población española se vio expuesta a la contaminación del aire con unos límites superiores a los recomendados por la OMS.

Y es que, el cambio climático es algo que debemos abordar conjuntamente. Aunque todas y todos estamos expuestos a la crisis climática, ésta tiene efectos devastadores sobre las personas y países más pobres, tal y como explica Oxfam Intermón en su última campaña Plántate, en la que ponen de manifiesto que quienes menos contribuyen al cambio climático son quienes más sufren sus efectos en forma de inundaciones, sequías prolongadas o huracanes.

Debemos trabajar conjuntamente para que las personas más vulnerables de aquí y de todo el mundo puedan sobrevivir y adaptarse al cambio climático, al mismo tiempo que debemos exigir una reducción significativa de emisiones de carbono, así como una economía transformadora en forma de políticas públicas que permitan poner en el centro a las personas y al planeta.

La protección del planeta no es el deber de unos pocos, es una demanda colectiva. Hablar de salud del planeta es hablar de la salud de quienes lo habitamos.

Artículo conjunto con:

¿Cómo funciona la CALCUTECA?

25 octubre, 2021 | Lavola Educa, Noticias,

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha desarrollado una calculadora alimentaria que puntúa los platos cocinados considerando el impacto ambiental de los alimentos utilizados.

 

La CALCUTECA es una herramienta innovadora que permite conocer el grado de sostenibilidad de una receta culinaria; se calcula midiendo la huella de cada ingrediente, desde su producción, al transporte, el envasado y la propia temporalidad del alimento.

Con la perspectiva del ciclo de vida, el usuario puede calcular el impacto de una receta y conocer la magnitud de su huella –la de carbono, la huella hídrica, uso del suelo y cantidad de residuos generados- para cada comensal de la receta. La herramienta contiene más de 70 ingredientes básicos y se tienen en cuenta criterios de proximidad, temporada, envases desechables o la compra a granel. La cantidad de cada alimento también se tiene en cuenta para el resultado final.

 

Para fomentar el uso de la CALCUTECA, se ha lanzado un reto en redes sociales con el hashtag #JoNoDevoroElPlaneta. El AMB anima a la ciudadanía a compartir recetas de bajo impacto ambiental y que formarán parte de un libro con las propuestas gastronómicas más sostenibles.

La creación de esta calculadora alimentaria ha contado con la participación del equipo de economía circular, que ya tiene experiencia en diseñar herramientas de cálculo de huellas ambientales. Además, el equipo de educación es quien diseña, dinamiza y coordina las actividades del “Compartim un futur”, el programa educativo del AMB donde se enmarca esta CALCUTECA.

El desafío de implementar la sostenibilidad en la cadena de suministros

El auge de la sostenibilidad empresarial y a lo largo de la cadena de suministros ha hecho que se desarrollen regulaciones e iniciativas sostenibles.

La gestión de la cadena de suministros, en sus inicios, se basaba fundamentalmente en la reducción de costes en materias primas y logística. Más adelante se introdujo el concepto de calidad, donde se tenía en cuenta la cadena de valor y, por ende, la respuesta del cliente o consumidor ante un determinado proceso de aprovisionamiento y operaciones. Pero es sin embargo hasta hace unas décadas que la gestión de la cadena de suministros ha empezado a introducir conceptos ESG (ambientales, social y de gobierno), también denominados TBL por sus siglas en inglés (triple bottom line).

Temas relevantes y de talla mundial como el cambio climático o el esclavismo moderno, por poner unos ejemplos, han dado lugar a situaciones que han impulsado a la sociedad empresarial a interesarse en la sostenibilidad. No solo en sus operaciones sino a través de sus proveedores hasta “tier-n”, garantizando de esa manera que su producto o servicio final sea de calidad y cumpla desde su estado más inicial con principios y requerimientos mínimos a nivel ambiental, social y de gobierno.

Esta transición ha ido evolucionando a lo largo de los años, gracias a casos de éxito recientes que demuestran que la implementación de la sostenibilidad en cadena de suministros viene acompañada de reducción de costes y riesgos a mediano y largo plazo e, incluso, reducción de costes en poco tiempo, en temas específicos como energía, agua y determinadas materias primas. Sin contar con el impacto en la huella de carbono, pues al implementar aspectos de sostenibilidad en la cadena de suministros se garantiza que exista un impacto inmediato y positivo frente a problemáticas internacionales tales como el cambio climático.

El auge de la sostenibilidad empresarial y a lo largo de la cadena de suministros se ha debido igualmente a presiones sociales y ambientales, ante el inminente conflicto creado cuando la reducción de costes prevalece, y ha hecho que gobiernos y organizaciones internacionales desarrollen regulaciones e iniciativas en materia de sostenibilidad empresarial. Esto ha estimulado la inclusión de la sostenibilidad como eje transversal en la gestión de la cadena de suministros, tanto en empresas como en los requerimientos de inversores y otros grupos de interés.

Para que la gestión de la cadena de suministro esté alineada con los compromisos nacionales y globales, como los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible), es imperante la implementación de objetivos organizacionales claros que aporten a las metas. Es así como las empresas pueden contribuir a los ODS, especialmente a los objetivos 8 (trabajo decente y crecimiento económico) y 12 (producción y consumo responsable). Pero también existen varias acciones que se pueden aplicar para los objetivos 5 (igualdad de género), 10 (reducción de las desigualdades) y 11 (ciudades y comunidades sostenibles). Con un planteamiento adecuado de los objetivos y la propuesta de acciones conjuntas con la sociedad se pueden lograr estas metas.

Dentro de las exigencias reglamentarias se encuentran la ley de esclavitud moderna de Reino Unido, la ley de due diligence de Francia, la reciente ley de due diligence en trabajo infantil en Alemania, el reglamento marco para facilitar las inversiones sostenibles, estándares como la ISO 20400:2017 en compras sostenibles, y otras innumerables iniciativas. Una de estas son los mencionados ODS.

Sin embargo, las empresas aún se enfrentan al desconocimiento o bien a complicaciones en el momento de implementar la sostenibilidad en la cadena de suministros. Dentro de los temas que han causado más complicaciones a nivel empresarial, según Syed Abdul and all [1], se encuentran el compromiso de los proveedores, la participación de la alta dirección y los sistemas de medición, así como la planificación estratégica [2] y [3]. Por este motivo, Anthesis Lavola ve la necesidad de apoyar a las empresas para mejorar la sostenibilidad de la cadena de suministro, apoyando las diferentes industrias en su diagnóstico e identificación de las mejores prácticas.

Anthesis Lavola ve la necesidad de apoyar a las empresas para mejorar la sostenibilidad de la cadena de suministro.

Ampliando sus servicios, Anthesis Lavola presenta unas fases para la implementación de la sostenibilidad en la cadena de suministros. Se parte de un análisis o diagnóstico de la situación actual de la cadena de suministros, el cual depende de las características de la empresa y sus proveedores, además del tamaño, la industria y sobre todo el nivel de riesgo de ESG.  El riesgo ESG puede proceder del país de origen, de la industria o de la situación particular de la empresa proveedora. Se realiza un diagnostico a través de benchmarking y un macro análisis de riesgos, con el objeto de segmentar la cadena de suministro, basados en metodologías Agile.

En la implementación de la sostenibilidad en la cadena de suministros, después del diagnóstico, las empresas deben tener un mecanismo de gobernanza capaz de responder al impacto y permitir las acciones y reacciones ágiles. Es así como la fase inicial y la creación de políticas, el código ético de los proveedores y el plan estratégico en compras son parte fundamental de la gobernanza empresarial.

La implementación y puesta en marcha incluye la selección, homologación y evaluación de proveedores basados en el principio que la sostenibilidad en la cadena de suministros es sinónimo de la transparencia de la información a través de la cadena de valor. En esta fase se aboga por la estandarización de procesos, la priorización del desarrollo de proveedores y la selección de proveedores responsables.

Como último paso en el acompañamiento empresarial, Anthesis Lavola propone el apoyo, monitoreo y control. Para lograr un seguimiento adecuado y más profundo es necesario un análisis de datos e información más ágil, así como la toma de decisiones acordes con las fases anteriores, donde existan procesos y herramientas de identificación del riesgo y aprovechamiento de oportunidades de alianzas.

El camino aún es largo hasta poder garantizar la transparencia y trazabilidad de los productos desde su origen, pero los avances han sido significativos y muchas empresas han emprendido este camino, llegando cada vez más profundo en los eslabones de la cadena de suministros. Por esta razón seguiremos mejorando la oferta de consultoría empresarial, para apoyar a las empresas en su implementación.


[1] Syed Abdul Rehman Khan, Zhang Yu, Heris Golpira, Arshian Sharif, Abbas Mardani, A state-of-the-art review and meta-analysis on sustainable supply chain management: Future research directions, Journal of Cleaner Production, Volume 278, 2021, 123357, ISSN 0959-6526, https://doi.org/10.1016/j.jclepro.2020.123357. (https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0959652620334028)
[2] R. Dubey, A. Gunasekaran, S.J. Childe. The design of a responsive sustainable supply chain network under uncertainty Int. J. Adv. Manuf. Technol., 80 (1–4) (2015), pp. 427-445
[3] Close B. Keating, A. Quazi, A. Kriz, T. Coltman. In pursuit of a sustainable supply chain: insights from westpac banking corporation Supply Chain Manag.: Int. J., 13 (3) (2008), pp. 175-179. Cross Ref View Record in Scopus Google Scholar.

Artículo de

Ordino reúne investigadores y gestores para discutir maneras de reducir la presencia de residuos plásticos en los ecosistemas de montaña

18 octubre, 2021 | Noticias,

Noticia original de Julio López-Doval publicada en el blog de Plastic0pyr

  • Los residuos plásticos están presentes en los ríos de los Pirineos y se han detectado en peces.
  • Los días 28 y 29 de setiembre en Ordino, Andorra, se ha celebrado la conferencia del proyecto Plastic0Pyr.
  • El día 29 de setiembre se realizó un taller de ciencia ciudadana en el río Tristaina, para animar a los profesores de secundaria de Andorra a participar en el proyecto.
  • Investigadores de diferentes centros de investigación, empresas y entidades del tercer sector han presentado los resultados de sus investigaciones y sus actividades.

El martes 28 de setiembre, celebramos congreso en el Centre de Congressos d’Ordino, Andorra y fue inaugurado por la MI Sra. Sílvia Calvo Armengol, Ministra de Medio Ambiente del Govern d’Andorra, que va enfatizó la necesidad de la preservación ambiental y del mantenimiento de los ecosistemas de montaña libres de contaminantes y residuos, y evitar que los ríos de Andorra se conviertan en vías de transporte de residuos plásticos aguas abajo.

Congreso multidisciplinari

En el congreso, los miembros del consorcio Plastic0Pyr de las Universidades de Barcelona (UB), Girona (UdG), la Université Clermont Auverge, Centre d’Estudis Avançats de Blanes (CSIC-CEAB), el CNRS-Ecolab y representantes de las empresas Anthesis Lavola, Cicloplast y ERCROS S.A. presentamos los resultados de nuestras investigaciones, analizamos el ciclo de vida de los plásticos y discutimos estrategias para gestionar de manera eficiente los residuos plásticos, evitar el su abandono  en el medio natural y fomentar la participación ciudadana en su gestión.

El Dr. Gaël Leroux del CNRS-Ecolab  hizo un resumen de lo que sabemos hasta ahora sobre la presencia y efectos de los residuos plásticos en diferentes ecosistemas del planeta, remarcando la su ubiquidad, incluso en zonas remotas donde la actividad y acceso de los humanos es limitado.

Las actividades lúdicas en la montaña como fuente de contaminación en los ríos de los Pirineos

Las actividades lúdicas de montaña son fuentes de residuos plásticos en los sistemas terrestres y acuáticos. Compañeras de la UB analizaron el ciclo de vida de diferentes tipos de materiales plásticos utilizados en las actividades de montaña.

Investigadores del CSIC-CEAB y a la UdG mostraron resultados preliminares  sobre la cuantificación y caracterización de residuos plásticos a las cuencas de ríos pirenaicos de Catalunya y Andorra. Los fragmentos provenientes de plásticos más grandes (p.e. bolsas de plástico), que pueden estar relacionados con la actividad turística, fueron los residuos detectados en mayor cantidad. Algunos de los plásticos encontrados son debidos a la actividad humana pasada, pues el río hace de sumidero y su hidrodinámica removiliza los plásticos antiguos acumulados en diferentes puntos del hábitat fluvial y en la rivera. Por otro lado se vinculó el grado de urbanización de la cuenca y las actividades turísticas con el contenido de microplásticos en el estómago de truchas de tres localidades diferentes de Andorra.

Las investigadoras del CSIC-CEAB, UdG, UB, la Université Clermont Auverge y la empresa ERCROS S.A. presentaron los resultados sobre estudios de degradación en el campo de los residuos plásticos y sus características químicas. Los plásticos y bioplásticos son menos colonizados por microorganismos y se descomponen más lentamente en  los medios acuáticos que los substratos naturales como pueden ser las hojas o la madera. Además las comunidades de microorganismos que se desarrollan en los substratos naturales son diferentes a las que lo hacen en plásticos y bioplásticos. Por ejemplo, los organismos fotosintéticos tienen más afinidad por los últimos.

Participación ciudadana, pieza clave

Sobre el proyecto de ciencia ciudadana Plastic0Pyr switch, representantes del CSIC-CEAB, Anthesis-Lavola y la UB ofrecieron una charla sobre la misma y organizaron una sesión participativa el día 29 en el rio Tristaina, en Arcalís, donde profesores y profesoras de centros educativos andorranos muestrearon un tramo de río para detectar, cuantificar y clasificar residuos plásticos en el medio acuático y terrestre.

Finalmente, para cerrar las actividades del día 28 en el Centre de Congressos d’Ordino, miembros de Anthesis-Lavola y Cicloplast ofrecieron una conferencia sobre economía circular, oportunidades de negocio vinculadas a una mejor gestión de los residuos y su reaprovechamiento y revalorización. En esta línea, también se organizó un taller donde representante de la comunidad académica, empresarios del sector turísitico, gestores de espacios naturales discutieron casos prácticos donde aplicar soluciones a la gestión de los residuos plásticos en ecosistemas de montaña basadas en la economía circular.

La conferencia y las actividades relacionadas al congreso tuvieron una gran participación de público. Más de 50 participantes, miembros de centros de investigación como el Instituto Pirenaico de Ecología-CSIC o el Institut Català de Recerca de l’Aigua, de la administración pública como la Agència Catalana de l’Aigua o la Agència Catalana de Residus, la gestión de parques naturales como el Parque Natural de l’Alt Pirineu o el sector turístico y el ocio de montaña asistieron a la jornada.

PortAventura World ve reconocida su trayectoria en sostenibilidad

7 octubre, 2021 | Noticias,

Desde 2015 les acompañamos en el diseño y el desarrollo de muchos proyectos.

El Comité Asesor de IAAPA EMEA, que es el órgano de representación de los principales operadores y proveedores de atracciones en la región de Europa, Oriente Medio y África, ha otorgado un reconocimiento a PortAventura World por “la apuesta estratégica en términos de sostenibilidad, pionera en la industria del ocio y el entretenimiento”. El galardón IAAPA EMEA Award for Extraordinary Efforts se entrega a las empresas de la institución que destacan por su liderazgo, innovación y visión de futuro. Este 2021 la elegida ha sido PortAventura World por sus esfuerzos “destacados y pioneros” en materia de sostenibilidad.

En Anthesis Lavola llevamos desde 2015 acompañándolos en proyectos que impulsan los diferentes ámbitos de la sostenibilidad: el análisis de materialidad, la elaboración de los Informes de Responsabilidad Corporativa según los Estándares GRI y los requerimientos de la Ley 11/2018 en materia de información no financiera y diversidad, o la alineación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). También hemos realizado el cálculo de la huella de carbono al resort, el análisis de riesgos y oportunidades climáticas, así como el cálculo y compensación de emisiones en varias instalaciones (Hotel Colorado Creek y Centro de Convenciones), que han contribuido a hacer que PortAventura World sea el primer resort neutro en carbono.

En el ámbito de la maquetación y el diseño sostenible, han sido múltiples las colaboraciones. Desde el diseño gráfico de sus Informes de Responsabilidad Corporativa y publicaciones de la Fundación PortAventura, así como la maquetación de sus Informes anuales, el diseño de la marca “Green Future” para sus programas ambientales o la imagen gráfica de su nuevo programa educativo “EcoEduca”.

PortAventura World es un resort de ocio de referencia a escala global. Este galardón otorgado por los líderes de su sector seguro que inspirará a muchas más organizaciones en el impulso de la sostenibilidad. En Anthesis Lavola tenemos la experiencia y contamos con profesionales en sostenibilidad corporativa para acompañarlas.

¿Cómo ha cambiado la factura de la energía eléctrica y cómo nos afecta?

Hay varios motivos que han provocado esta situación: algunos son de tipo macroeconómico, mientras que otros son normativos.

En los últimos días están apareciendo muchas informaciones sobre el encarecimiento del precio de la energía eléctrica, llegando a niveles que hasta ahora jamás se habían alcanzado. Hay varios motivos que han provocado esta situación: algunos son de tipo macroeconómico, mientras que otros son normativos.

El encarecimiento del precio del gas y de los derechos de emisión son dos de los motivos macroeconómicos. Estas subidas han causado un incremento muy elevado tanto del mercado mayorista de energía como también del mercado de futuros. Esto implica un panorama a corto y medio plazo nada halagüeño.

En relación con los aspectos normativos, introducidos por el Estado, se han traducido mayoritariamente en un encarecimiento de la factura. Aun así, dan la posibilidad de que cada persona pueda realizar acciones y que puedan influir en la reducción del coste de la factura energética.

Las nuevas tarifas de los suministros de energía eléctrica forman parte de estos cambios normativos. Y afectan a todos los sectores de la sociedad, desde el pequeño consumidor doméstico al gran consumidor industrial. Los cambios realizados han sido significativos y han permitido modificar aspectos que, históricamente, estaban establecidos desde hacía años.

Cambios en el mercado doméstico

En el mercado doméstico tenemos tarifas a baja tensión y con potencias inferiores a 15 kW de potencia. La nueva tarifa de referencia es la llamada 2.0 TD, que unifica la tarifa 2.0 (potencia inferior a 10 kW) y la 2.1 (potencia de 10 a 15 kW).

En el caso de los usuarios con una potencia inferior a 10 kW, pueden contratar con la tarifa PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor) en el mercado regulado. Aunque también pueden contratar en el mercado libre.

Por otro lado, para los usuarios con una potencia contratada superior a 10 kW no hay posibilidad de contratar en el mercado regulado, de manera que deben de contratar en el mercado libre. Si la contratación es en el mercado libre se puede dar la situación de que la comercializadora ofrezca un producto donde no haya una separación de horarios y se facture todo al mismo precio.

Los principales cambios realizados a nivel doméstico hacen referencia a los productos con discriminación horaria, principalmente. Entre estos encontramos:

  • Definición de tres períodos horarios iguales para todo el mundo, a diferencia de la discriminación horaria anterior, que dependía del consumo de cada cliente. Estas franjas son:
    • P1 u horas punta (más cara): de 10 a 14h y de 18 a 22h
    • P2 u horas llanas: de 8 a 10h, de 14 a 18h y de 22 a 0h
    • P3 u horas valle (más barata): de 0 a 8h
    • Esta división solo se produce de lunes a viernes. Durant los fines de semana y festivos nacionales todas las horas son de tipo valle.
  • Posibilidad de contratar dos potencias diferentes entre horarios valle y el resto de las horas. Antes la potencia contratada era la misma a lo largo del día.

El cambio más significativo que ha habido es la implantación de seis franjas horarias, en vez de las tres que había hasta ahora.

Cambios para empresas e industrias

Respecto a empresas e industrias, tenemos tarifas a baja tensión y con una potencia superior a los 15 kW. El cambio más significativo que ha habido es la implantación de seis franjas horarias, en vez de las tres que había hasta ahora, y que variarán según el mes. Cada mes se aplicarán tres de estas franjas en función de la hora.

Las franjas hacen referencia al horario de lunes a viernes, puesto de durante los fines de semana y los festivos nacionales todas las horas de considerarán como consumo en período P&, económicamente el más barato. Las franjas son las siguientes:

  • Franja más cara del mes en curso: de 9 a 14h y de 18 a 22h
  • Segunda franja más económica del mes en curso: de 8 a 9h, de 14 a 18h y de 22 a 0h
  • P6: de 0 a 8h

Según los meses, los diferentes períodos se distribuyen de la siguiente manera:

  • P1 y P2 durante los períodos más caros: enero, febrero, julio y diciembre
  • P2 y P3: marzo y noviembre
  • P3 y P4: junio, agosto y septiembre
  • P4 y P5: abril, mayo y octubre
  • P6: todos los meses del año

Otro cambio que se ha producido es la facturación del 100% de la potencia contratada y la eliminación de la bonificación para una menor demanda de potencia. Por otro lado, las penalizaciones por exceso de potencia contratada (50 kW o inferior) se mantienen con una fórmula cuartohoraria parecida a la que había antes. Si la potencia contratada es superior a 50 kW, se aplica una fórmula basada en un sumatorio sobre todos los excesos de potencia registrados. De cada al próximo año sí que se modificará la fórmula de facturación cuando haya excesos de potencia.

Para el mercado de grandes consumidores, con suministro de alta tensión, el primer cambio es que las antiguas tarifas 3.1 y 6.x se unifican dentro de un mismo grupo y pasan a llamarse 6.x TD. Anteriormente, la tarifa 3.1 tenía 3 períodos horarios, mientras que las tarifas 6.x tenían 6. Con la unión de todas ellas, todos los usuarios tendrán 6 períodos, incluso quien antes tenía la tarifa 3.1.

Los períodos horarios de esta tarifa unificada también se modifican ligeramente, aunque tienen una distribución parecida a las antiguas 6.x. Una de las principales variaciones es que agosto ya no tiene una sola franja horaria, con una sola tarifa (P6), si no que también incluye otras tarifas según las horas, como los otros meses. La distribución es la misma que la mencionada en las tarifas para empresas e industrias.

Respecto a las penalizaciones, para la facturación por excesos de potencia se aplica una fórmula sobre todos los excesos de potencia registrados. Y se prevé que, de cara al próximo año, entre un nuevo concepto de penalización: la energía capacitativa. Pero hoy en día aún no se penaliza.

En Anthesis Lavola os podemos ayudar a dar un paso más hacia un consumo más eficiente y sostenible de la energía y reducir así los costes energéticos.

Más información sobre nuestros servicios en energía

¿Cómo actuar al respecto?

Según la “Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia” (CNMC), los cambios realizados a la nueva facturación eléctrica responsabilizan a los usuarios de su consumo energético, de forma que se beneficia a quién lo gestiona de forma cuidadosa y se penaliza a quién no aplica medidas de control y optimización. De este modo se pretende que las acciones de mejora conduzcan hacia la Transición Energética.

Ahora toman más sentido que nunca llevar a cabo actuaciones como por ejemplo:

  • La optimización de la contratación
  • Disponer de la figura del gestor energético
  • Realizar una auditoría energética
  • La implantación de un plan de eficiencia energética
  • Definir un plan estratégico cero emisiones
  • Implantar un Sistema de Gestión de la Energía
  • Instalaciones de energías renovables

Estas mejoras e inversiones aportarán como beneficios la reducción del consumo energético, la reducción de emisiones de CO₂ y la reducción del coste asociado a la factura eléctrica.

Las organizaciones apuestan por memorias en formato digital

6 octubre, 2021 | Noticias,

La principal tendencia observada en 2021 es el aumento de los formatos digitales.

Cada vez más organizaciones elaboran sus memorias e informes anuales, un formato que se ha convertido en el medio de comunicación de la sostenibilidad más importante. Y con tal de captar la atención de los grupos de interés, el diseño de estos documentos es un aspecto muy relevante.

El equipo de diseño trabaja cada año en la imagen gráfica de un buen número de memorias e informes, tanto nacionales como internacionales. En 2021 hemos elaborado 35 memorias. Y año tras año el número aumenta, mostrando la creciente importancia de comunicar la sostenibilidad y ser transparentes.

Hace unos años, todas las memorias e informes que realizábamos eran en formato físico. Pero desde hace un tiempo, las empresas se han interesado por el formato digital a la hora de elaborarlas, ya sean PDFs interactivos, Genially o páginas web.

El formato digital aporta numerosas ventajas entre las que hay la posibilidad de incluir interactividad en los documentos, la disminución de los recursos a usar, la reducción de residuos generados, la comodidad de leer el documento desde diferentes dispositivos, la facilidad de compartición y la accesibilidad.

La accesibilidad es una de las ventajas más destacadas de la digitalización, puesto que permite la lectura del documento para personas que no tendrían acceso a través de otros medios. Cuantas más personas puedan leer los contenidos de las memorias, más conocido será el compromiso de las empresas con la sociedad y con su entorno.

La digitalización de los informes permite, por otro lado, dar un valor añadido a las versiones impresas. De esta manera se convierten en un documento más valioso y exclusivo, de tiradas más cortas.

Las memorias y los informes son el resultado del trabajo conjunto de contenidos y diseño.

Como hemos dicho antes, el diseño es uno de los aspectos más importantes de las memorias e informes, pero no podemos olvidar que también son necesarios unos buenos contenidos que informen de forma transparente sobre las actividades de la empresa en materia de sostenibilidad y de información no financiera. Esta tarea es realizada por el equipo de Sostenibilidad Corporativa.

El trabajo conjunto de los dos equipos a la hora de elaborar estos documentos y de acompañar a nuestros clientes es uno de los factores más relevantes en el proceso de mejora de la comunicación de la sostenibilidad en las empresas.

Si queréis ver algunas memorias realizadas por el equipo de diseño, podéis visitar el portfolio donde se muestran los proyectos más destacados que hemos realizado. En caso de que tengáis interés en elaborar vuestra memoria o informe, podéis contactar con nuestras expertas Ariadna Bello y Margaux Costas.

La necesidad de una normativa actualizada sobre residuos

La contaminación provocada por los residuos que generamos es una problemática grave que tiene un impacto ecológico grande. Afecta a los acuíferos, a la atmósfera, a los océanos y a un gran número de especies. Y, en consecuencia, también nos afecta a los humanos.

La gran mayoría de nosotros ha visto las típicas imágenes de animales marinos con plásticos enredados en alguna parte del cuerpo o dentro del estómago. También hemos vistos vastas extensiones de agua con residuos flotando en la superficie. El alcance de los materiales tirados que usamos diariamente es tan gran que recientemente se han encontrado plásticos, envases y restos de ropa en la tercera fosa oceánica más profunda del planeta, a unos 1.000 metros de profundidad.

En tierra firme los impactos tampoco son desdeñables. La acumulación y degradación de los materiales en los vertederos obliga a tomar medidas para no dañar los entornos. Esto implica la necesidad de impermeabilizar el suelo bajo el vertedero para evitar que los líquidos resultantes de la descomposición de los residuos, los lixiviados, lleguen a contaminar las masas de agua cercanas a través de los acuíferos. Y no siempre se consigue.

Además, hay que tener en cuenta la emisión de gases de efecto invernadero. Según el documento “Càlcul de les emissions de GE derivades de la gestió dels residus municipals. Metodologia per a organitzacions”, de febrero de 2020 y elaborado por la Oficina Catalana del Cambio Climático y el Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Catalunya, las emisiones derivadas del almacenaje de residuos en los vertederos correspondo al 77% de las emisiones generadas en la gestión de residuos. En general, este sector es responsable de un 6%, aproximadamente, de todas las emisiones en Cataluña.

Propuesta de ley de residuos para fomentar la economía circular

El pasado mes de mayo, el Gobierno español remitió el proyecto de Ley de Residuos y Suelos Contaminados para impulsar una economía circular y baja en carbono. Sin fecha aún para su aprobación, esta nueva ley quiere alinearse con las nuevas orientaciones y los nuevos objetivos en materia de residuos definidos por la Unión Europea, como el aumento de la tasa de reciclaje hasta un 65% de cada a 2035.

Uno de los principales objetivos de la propuesta de Ley y de la Unión Europea es el fomento de la economía circular. Actualmente la cantidad recursos necesario para producir los materiales que usamos habitualmente es muy grande y una forma de medir este fenómeno es el Día Mundial de la Sobrecapacidad de la Tierra: el día en que consumimos todos los recursos naturales que el planeta es capaz de regenerar en un año.

Desde 1970 esta fecha se ha ido adelantando: a nivel global, en 1997 se dio a finales de septiembre, mientras que en 2019 fue el 29 de julio. Para este 2021, teniendo en cuenta el efecto de la pandemia por la Covid-19, también ha sido el 29 de julio, a nivel global. Pero si nos fijamos en el caso de España, los cálculos de este 2021 indican que el Día de la Sobrecapacidad fue el 25 de mayo. Es decir, ya estamos usando los recursos naturales del año que viene desde hace cuatro meses. Esto implica que estamos usando 2,5 planetas Tierra para cubrir nuestras necesidades durante 2021. Solo en España.

Y las previsiones globales indican que, de cara a 2025, necesitaremos en todo el mundo tres planetas para mantener el ritmo de producción y consumo. Obviamente se trata de un ritmo insostenible para la Tierra y para nosotros: los recursos son finitos y el impacto del cambio climático aún puede limitar más el acceso a los recursos.

Fomento del uso sostenible de los recursos

Dejando de lado la economía circular, la nueva ley de residuos también quiere restringir los plásticos de un solo uso, fomentar la prevención en la generación de residuos, aumentar la tasa de recogida selectiva y reciclaje, incentivar el consumo de agua no envasada en la hostelería y la restauración, implementar instrumentos económicos e incentivos, aplicar la responsabilidad ampliada del productor y mantener la regulación de los suelos contaminados.

El uso sostenible de los recursos y la prevención en la generación de residuos son dos formas muy importantes para conseguir convertirnos en sociedades sostenibles con nuestro entorno. Si no cambiamos la relación que tenemos con el planeta y la forma de elaborar los materiales necesarios para vivir, los impactos que generamos se irán agravando y tendrán consecuencias nefastas. Y estas nos afectarán tanto a nosotros como al resto de especies existentes en la Tierra.

Entre todas las personas podemos conseguir cambiar los hábitos que tenemos y asegurar un futuro mejor. Un futuro que sea sostenible a todos los niveles y que permita una convivencia correcta con el entorno que nos rodea y del que dependemos.

Ampliar el teletrabajo permitiría reducir la contaminación hasta un 10%

Un estudio del ICTA-UAB en el que hemos colaborado analiza diferentes propuestas de implantación del teletrabajo a partir de datos de movilidad y calidad del aire en Barcelona obtenidas durante el confinamiento.

Artículo de Badia, A., Langemeyer, J., Codina, X. et al. ‘A take-home message from COVID-19 on urban air pollution reduction through mobility limitations and teleworking’. Publicado en ‘Nature’, via Universitat Autònoma de Barcelona 

Implantar el sistema de teletrabajo dos, tres y cuatro días en la semana permitiría reducir los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2), el principal contaminando relacionado con las emisiones tráfico, en un 4%, un 8% y un 10%, respectivamente. Esta es la principal conclusión de un estudio realizado por el Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) a partir de los datos obtenidos de un modelo de calidad del aire junto con las medidas de las estaciones XVPCA (Red de Vigilancia y Previsión de la Contaminación Atmosférica) registradas en el área Metropolitana de Barcelona (CON) durante el periodo de restricción obligada de la movilidad por el confinamiento por la COVID-19.

Las restricciones de movilidad por la pandemia han obligado a muchas personas a trabajar desde casa, incrementando así el teletrabajo y mejorante la calidad del aire en las ciudades. Partiendo de esta situación excepcional, los investigadores del proyecto URBAG del ICTA-UAB han realizado un estudio piloto a gran escala que permite reflexionar sobre las lecciones aprendidas durante el confinamiento en términos de reducción de la contaminación del aire.

Teniendo en cuenta que el 85% de los trabajadores del CON se dedica al sector servicios y que cerca del 40% del tráfico de vehículos personales está relacionado con el trabajo, los investigadores plantearon tres escenarios sociolaborales diferentes en base a la implantación de dos, tres o cuatro días semanales de teletrabajo, y estudiaron los cambios en la contaminación con un modelo de calidad del aire para cada uno.

El primer escenario plantea un aumento del teletrabajo a dos días en la semana, el que permitiría reducir las emisiones contaminantes relacionadas con el tráfico en un 5% y, con ellas, los niveles de NO2 en un 4%. Este escenario supone una disminución de los desplazamientos laborales del 12,5%, si el 20% de los trabajadores del sector servicios se acogiera a esta opción. Un segundo escenario consistente en tres días de teletrabajo permitiría reducir las emisiones en un 10% y los niveles de NO2 en un 8%, reduciendo los desplazamientos vinculados al trabajo en un 25%. Para lo cual, el 30% de los empleados del sector servicios tendría que acogerse a esta opción. Un tercer escenario permitiría reducir en un 15% las emisiones del tráfico y, consiguientemente, los niveles de NO2 en un 10%. Para lo cual, el 40% de los empleados del sector servicios tendrían que teletrabajar cuatro días en la semana, reduciendo así sus desplazamientos en un 37,5%.

La investigación se diseñó en colaboración con el equipo de Anthesis Lavola, empresa con amplia experiencia en planificación de movilidad urbana y sostenible, y en base a los informes de movilidad publicados por la Autoridad del Transporte Metropolitano del área de Barcelona.

Nuestra aportación al estudio

Durante el periodo de desescalada que vivimos el verano pasado, el equipo de Ciudad y Territorio recibió una propuesta del Grupo de Investigación Sostenipra de la Universitat Autònoma de Barcelona, donde les invitaban a participar en una pequeña investigación sobre teletrabajo y calidad del aire, con la idea de poder aprovechar la situación vivida raíz de la COVID-19 a modo de prueba piloto. Desde Anthesis Lavola, por nuestra pericia en el ámbito de la movilidad, principalmente hemos aportado reflexiones y nociones metodológicas en la hora de definir posibles reducciones de movilidad rodada asociadas a diferentes escenarios de implementación tanto del teletrabajo como otras estrategias de “despresencialización”.

Los resultados del estudio muestran que intensificar el teletrabajo a 2, 3 y 4 días por semana permitiría reducir las concentraciones de NO2 en un 4%, un 8% y un 10% respectivamente. Hay que tener en cuenta que el NO2 (dióxido de nitrógeno) es de uno de los principales contaminantes atmosféricos asociados a la movilidad y que presenta importantes efectos sobre la salud de las personas.

El estudio es de interés porque contiene un análisis de las consecuencias reales en términos de calidad del aire de los cambios de los patrones de movilidad impuestos por la emergencia sanitaria. Además, lo entendemos como una herramienta muy valiosa a la hora de defender medidas relacionadas con la reducción de la movilidad por razón de trabajo, que hasta ahora se justificaban con modelos teóricos, pero para las que ahora disponemos de datos reales.