Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility Ametller Origen reduce en un 40% las emisiones directas de carbono - Anthesis España

Ametller Origen reduce en un 40% las emisiones directas de carbono

25 octubre, 2022 | Noticias,

La compañía de alimentación especializada en productos frescos y elaborados de calidad sigue avanzando con paso firme en su estrategia de ser una empresa neutra en emisiones de C02 el año 2027. Ametller Origen ha reducido, durante la última década, un 40% las emisiones directas de carbono y otros gases de efecto invernadero (GEI) del negocio de distribución, a pesar de haber casi duplicado el número de tiendas en el mismo período. Eso ha sido posible gracias al plan de acción de eficiencia energética y descarbonización que el Grupo ha aplicado en paralelo a su estrategia de crecimiento.

Nuestro compromiso más inmediato es conseguir que nuestro negocio de distribución, que representa más de la mitad de las emisiones globales del Grupo Ametller Origen, sea neutro el año 2027”, apunta el consejero delegado y cofundador de Ametller Origen, Josep Ametller. La empresa se ha fijado este objetivo tanto en lo que se refiere a las emisiones directas como las indirectas operativas, es decir, aquellas emisiones de Gases de Efecto Invernadero asociadas a la actividad de sus tiendas como son el consumo energético, la refrigeración, la generación de residuos y el desplazamiento de todos sus trabajadores.

Pese al crecimiento que la compañía experimentó durante el año 2021, Ametller Origen consiguió reducir, respecto al año 2020, las emisiones generadas a lo largo de toda su cadena de valor, evitando la emisión de más de 6.000 toneladas de CO₂.

Anthesis Lavola acompaña desde el año 2021 a Ametller Origen en el cálculo de su huella de carbono y en la identificación de medidas y acciones para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero y para avanzar en su meta de llegar a la neutralidad climática.

La compra de energía eléctrica verde certificada, la substitución de gases refrigerantes por otros con menor potencial de calentamiento global, la eliminación de envases y embalajes innecesarios, el ahorro energético y las medidas para prevenir el desperdicio alimentario son algunos ejemplos de las líneas de actuación que está llevando a cabo Ametller Origen para la reducción de sus emisiones.

Un futuro neutro de emisiones

Ametller Origen es consciente de que ante el escenario actual es necesaria la implicación de todos los actores para mitigar el impacto del cambio climático. La compañía ha anunciado que durante el año que viene pondrá en marcha un plan de acción con sus proveedores para reducir la huella de carbono a lo largo de toda la cadena de suministro de acuerdo con la iniciativa internacional Science Based Targets (SBTi), que establece los criterios bajo los cuales las empresas deben establecer sus objetivos de reducción de emisiones basados en la ciencia que sustenta el Acuerdo de París con el cual se quiere evitar que el aumento de la temperatura media del planeta supere los 1,5oC respecto a los niveles preindustriales y conseguir que las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero alcancen su punto máximo alrededor del 2030. “Queremos conseguir el compromiso de neutralidad de todos nuestros proveedores y progresivamente trasladar este hito al resto de las sociedades del Grupo”, explica Ametller.

En este sentido, Anthesis Lavola también asesora a Ametller Origen en la definición de su estrategia Net Zero y para el establecimiento de unos objetivos de reducción basados ​​en ciencia.

En el marco de su estrategia sostenible, Ametller Origen impulsará Agroparc Penedès, un nuevo modelo de producción agroalimentaria 100% sostenible y circular con el que quiere promover el primer distrito de energía positiva y CO₂ negativo. “Trabajamos para hacer realidad un futuro totalmente descarbonizado y neutro en emisiones”. La tecnificación de agricultura, así como otras soluciones innovadoras como el potencial de agricultura regenerativa, que permita la conservación de los ecosistemas y la potenciación de la biodiversidad, será clave para conseguirlo.