Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility Toni Soler, Author at Anthesis España

Webinar. ¿Cómo activar la cultura de la sostenibilidad en tu organización?

30 enero, 2023 | Webinar,


WEBINAR

Jueves, 16 de febrero| 3 pm ESP (8 am COL-MEX) 

Duración: 1h

En este webinar descubriremos aspectos clave para integrar la sostenibilidad en nuestras organizaciones poniendo a las personas en el centro del proceso de cambio. Analizaremos el contexto y retos actuales, expondremos estrategias y claves para una transformación efectiva, y analizaremos diferentes ejemplos y casos de éxito en el ámbito de la formación corporativa y el engagement de grupos de interés.

Ponente

Alba Bonàs, Directora de Formación Corporativa de Anthesis Lavola

FAQ de la Guía para el Establecimiento de SBTi para la Silvicultura, Tierra y Agricultura (FLAG)

8 noviembre, 2022 | Reflexiones,

La Guía para el Establecimiento de Objetivos Basados en la Ciencia para la Silvicultura, la Tierra y la Agricultura (FLAG) de la Iniciativa de Objetivos Basados en la Ciencia (SBTi) ha creado la necesidad de que las organizaciones establezcan objetivos FLAG por separado. El FLAG ha provocado implicaciones fundamentales en la forma en que las organizaciones completan sus inventarios.

El SBTi para los sectores de uso intensivo de tierra 

El 20 de octubre, Anthesis organizó un webinar sobre las recientes directrices del SBTi FLAG, que permitió a los asistentes comprender mejor lo que significa este nuevo cambio y cuáles serán las repercusiones previstas. 

Explora las preguntas más frecuentes a continuación: 

 

 

Alcance y objetivos 

¿Es necesario que las organizaciones establezcan un objetivo FLAG y otro no FLAG? 

Los objetivos del FLAG son independientes de otros objetivos fósiles/industriales u objetivos no FLAG. Los objetivos SBT del sector FLAG solo se aplican a las emisiones de GEI de una organización procedentes de las emisiones AFOLU (agricultura, silvicultura y otros usos del suelo). Por lo tanto, las organizaciones pertinentes tendrán objetivos FLAG y no FLAG por separado. 

¿Las directrices del FLAG exigen un objetivo a corto y a largo plazo? 

Al igual que los objetivos de energía e industriales, los objetivos del FLAG pueden incluir tanto un objetivo a corto plazo que cubra un periodo de 5 a 10 años como un objetivo a largo plazo. Los plazos para establecer los objetivos del FLAG dependen del estado actual de los objetivos de la organización y de actividades como el establecimiento de un objetivo de Net Zero. 

¿El FLAG dificulta la fijación de un SBTi? 

Es demasiado pronto para tener una respuesta clara, ya que la mayoría de las organizaciones todavía están revisando las directrices y descubriendo las implicaciones que tienen en su actividad actual o prevista de SBTi. Anthesis considera que se trata de un paso positivo por parte de SBTi, porque permite a las organizaciones con emisiones de FLAG en su cadena de valor abordar directamente sus emisiones procedentes de los usos de la tierra, pero también contabilizar sus absorciones, algo que antes no era posible. Sin embargo, algunas organizaciones han comentado la necesidad de ampliar la cobertura en su objetivo de energía/industria para alcanzar la cobertura del 67% en el Alcance 3. 

 

¿A qué tipo de organizaciones/sectores afecta el FLAG? 

El GHG Protocol Land Sector and Removals Guidance proporciona métodos de contabilidad y notificación de las absorciones. Sin embargo, una organización no puede utilizar la absorción de carbono del FLAG para objetivos que no sean FLAG. La contabilización de las absorciones es totalmente opcional a la hora de establecer un objetivo FLAG. Anthesis es consciente de que las absorciones del FLAG plantean una serie de problemas a la hora de contabilizarlas en la práctica. 

Si no estás obligado a establecer un objetivo FLAG, puedes contabilizar las absorciones dentro de la cadena de valor de tu organización para fines internos. Se aconseja que se contabilicen y calculen de acuerdo con la GHG Protocol Land Sector and Removals Guidance.  

Hay determinados sectores en los que se exigen emisiones FLAG, por ejemplo, la producción, transformación o venta al por menor de alimentos, los productos forestales y el tabaco. Por lo demás, se exigen a cualquier otro sector designado por el SBTi que tenga emisiones FLAG que representen más del 20% de las emisiones totales en todos los alcances. 

Hay una serie de excepciones en las que las organizaciones no están obligadas a establecer un objetivo FLAG: 

  • Si una empresa pertenece a un sector designado por el FLAG, pero no tiene emisiones de GEI del FLAG o estas son limitadas. 
  • Si está clasificada como pequeña y mediana empresa (PYME), debe seguir utilizando el enfoque de fijación de objetivos para PYME. 
  • Los objetivos del FLAG no son necesarios para los alimentos de origen marino capturados en estado salvaje 

 

¿Cómo se establece un objetivo del FLAG si se opera en varias categorías del FLAG? 

Las empresas que pertenecen a los sectores del FLAG que se encuentran dentro de los sectores designados por SBTi deben por defecto utilizar la herramienta sectorial del FLAG para fijar sus objetivos. Las organizaciones con emisiones asociadas a uno de los nueve itinerarios de productos agrícolas disponibles, que representan el 10% o más de las emisiones totales del FLAG, pueden utilizar el itinerario de productos para ese producto. 

Las organizaciones pueden utilizar tanto el enfoque del sector FLAG como del commodity FLAG en el desarrollo de su objetivo del FLAG. En estos casos, se recomienda a las organizaciones consolidar los objetivos en un único objetivo FLAG combinado (absoluto) utilizando la herramienta de agregación. 

¿Cómo fijan un objetivo las organizaciones que tienen tanto acuicultura como pesca de captura salvaje en su cadena de suministro? 

Las organizaciones que participan en la acuicultura y la pesca de captura salvaje encajarían en la clasificación del sector «Producción de alimentos – Fuente animal». Sin embargo, como se ha señalado, el pescado capturado en estado salvaje está exento de la obligación de establecer un objetivo del FLAG. La organización tendría que separar las emisiones de la acuicultura y de la pesca salvaje en su inventario de GEI. Si las emisiones procedentes de la acuicultura son superiores al 5% (en todos los ámbitos), deberán establecer un objetivo FLAG para este ámbito de su cadena de suministro. 

¿Se incluyen las emisiones evitadas? 

La orientación del FLAG del SBTi sigue las directrices de contabilidad del GHG Protocol, que utiliza un enfoque de inventario en lugar de un enfoque de contabilidad de proyectos. Cuando las emisiones evitadas se refieren a la deforestación, esta puede incluirse en el FLAG tanto como emisiones como absorciones, si se cumplen los criterios adecuados. Las emisiones evitadas basadas en el uso o la sustitución de productos o materiales no se incluyen en la contabilidad de inventarios. 

 

Compromiso de deforestación 

¿Ha dado el SBTi alguna orientación sobre el alcance de los compromisos de deforestación cero? 

Las organizaciones que establecen objetivos FLAG deben presentar públicamente un compromiso de «no deforestación», con el objetivo de tener cadenas de suministro libres de deforestación para 2025. Esto abarca todos los alcances 1, 2 y 3 de las emisiones y no se limita al mismo umbral del 67% aplicable a las emisiones de alcance 3.

Se recomienda encarecidamente a las organizaciones que alineen sus compromisos con las orientaciones de la Accountability Framework Initiative (AFi), incluyendo una fecha límite de 2020, y se recomienda además que establezcan compromisos de no conversión y de no quema de turba. 

 

Contabilización de las emisiones 

¿Cómo podemos hacer seguimiento y verificar las emisiones relacionadas con la producción de materias primas en una compleja cadena de suministro de varios niveles, en la que no hay trazabilidad? 

Puede ser un reto, obtener datos de producción de cadenas de suministro globales y compleja. El éxito de la recopilación y el seguimiento de los datos depende de una estrategia de compromiso con los proveedores. Anthesis ha desarrollado varios programas para importantes minoristas de alimentación cuyas cadenas de suministro son amplias y variadas, comunicando con éxito los requisitos informativos de los proveedores y recogiendo a cambio datos primarios. 

A falta de datos primarios, existen otros métodos, como los basados en la actividad y en la modelización. 

 

Absorción 

¿Qué debe tener en cuenta mi organización a la hora de contabilizar las absorciones (en tierra) en el marco FLAG? 

Las absorciones solo podrán incluirse en los objetivos FLAG cuando se cumplan los requisitos correspondientes: 

Almacenamiento y seguimiento continuos: 

  • Trazabilidad 
  • Datos primarios 
  • Incertidumbre 
  • Contabilidad de reversiones 

En la página 22 del borrador de orientaciones del GHGP sobre el sector de la tierra y remociones (Land Sector and Removals guidance draft) se pueden encontrar orientaciones más específicas. 

¿Es posible contabilizar las absorciones del FLAG incluso si nuestra organización no está obligada a establecer un objetivo del FLAG? 

El GHG Protocol Land Sector and Removals Guidance proporciona métodos de contabilidad y notificación de las absorciones. Sin embargo, una organización no puede utilizar las absorciones de carbono del FLAG para objetivos basados en la ciencia No-FLAG. La contabilización de las absorciones es totalmente opcional cuando se establece un objetivo FLAG. Anthesis es consciente de que las absorciones del FLAG plantean varios problemas a la hora de contabilizarlas en la práctica. 

Si una organización no está obligada a establecer un objetivo FLAG, puede contabilizar las absorciones dentro de la cadena de valor de la organización únicamente a efectos internos. Se aconseja que se contabilicen y calculen de acuerdo con la GHG Protocol Land Sector and Removals Guidance.  

 

¿El cambio de uso de la tierra equivale siempre a las emisiones en el marco del FLAG? 

El cambio de uso del suelo podría calcularse como una absorción de carbono si se cumplen las condiciones adecuadas. Por ejemplo, la reforestación y la restauración de la vegetación forestal que se produce en las tierras de labor (por ejemplo, silvopasturas, plantaciones/corredores ribereños, corredores de biodiversidad) se incluyen en el objetivo del sector FLAG. Sin embargo, las remociones solo pueden incluirse en los objetivos del FLAG cuando se cumplan los requisitos adecuados. Estos incluyen el almacenamiento y el seguimiento continuos, la trazabilidad, los datos primarios, la incertidumbre y la contabilidad de las reversiones. 

La reforestación y la restauración de los bosques que se producen fuera de las tierras de trabajo se excluyen de los objetivos porque estos esfuerzos están fuera de las cadenas de suministro de la organización y, por tanto, fuera de su influencia inmediata. 

¿Se incluyen los créditos de carbono en el FLAG? 

Las organizaciones no pueden comprar compensaciones para cumplir los objetivos a corto plazo del FLAG o de la energía/industria. Solo la absorción de emisiones en terrenos que son propiedad de una organización o que son explotados por ella, o dentro de su cadena de suministro, pueden incluirse en los itinerarios del FLAG y contar para alcanzar un objetivo del FLAG. Cualquier venta o compra de créditos de carbono debe gestionarse en un inventario de la empresa siguiendo las directrices del protocolo de GEI para evitar la doble contabilidad. 

¿Pueden utilizarse las absorciones de emisiones internas para cumplir los objetivos del FLAG? 

La reducción de las emisiones y la absorción del carbono en las tierras que son propiedad de una organización o que son explotadas por ella, o dentro de su cadena de suministro, pueden incluirse en la contabilidad del inventario de una organización y contar para alcanzar un objetivo del FLAG. 

DESCUBRE MÁS SOBRE FLAG AQUÍ 

Notícies relacionades

Contacta con nosotros

Estaremos encantados de ponernos a vuestra disposición

Además de nuestras oficinas en España, Colombia y Andorra, Anthesis Group tiene oficinas en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia, Irlanda, Italia, Alemania, Suecia, Finlandia, Países Bajos, Bélgica, Sudáfrica, Brasil, China, Filipinas y Oriente Medio.

Webinar “Mercado de créditos de carbono: Una visión y solución global»

29 julio, 2022 | Webinar,

WEBINAR

Cómo avanzar hacia una economía baja en carbono: Net Zero

Webinar que se enfocó en la compensación de las emisiones mediante los distintos tipos de proyectos de carbono.

Análisis de riesgos y oportunidades frente al cambio climático bajo el marco TCFD

21 marzo, 2022 | Evento, Webinar,

Para ver el webinar, inscríbete aquí:



WEBINAR

Martes, 19 de abril | 9:00-10:20 am  (GMT-5, hora Colombia)

La metodología Task Force on Climate-related Financial Disclosures (TCFD), busca que las organizaciones proporcionen información relativa de cómo les afecta el cambio climático y facilitar que sus grupos de interés puedan entender los riesgos materiales a los que se enfrentan.

En este webinar veremos cómo TCFD se ha venido imponiendo como la metodología mejor valorada por inversores y por los índices de sostenibilidad como el CDP o DJSI. Entraremos a ver sus diferentes fases metodológicas, así como sus salidas y resultados. Y tendremos la oportunidad de escuchar un caso de implementación exitoso en uno de los bancos más importantes del país.

Ponentes

     
Mariana Escobar, Jefe de finanzas sostenibles en Superintendencia financiera de Colombia Gregorio Gil, Director de Reporting financiero y de Relación con Supervisores de mercados
de valores del Grupo BBVA
Andrés García, Director de Clientes Globales y Sostenibilidad BBVA Colombia
     

 

 
Yolanda Fadul, Directora Metrix Finanzas Camilo Álvarez, Responsable sucursal Anthesis Lavola Colombia

 

Organizado en colaboración con:

 

Con la participación de:

 

El sector audiovisual avanza hacia la sostenibilidad con la nueva guía para filmaciones

28 octubre, 2021 | Noticias,

La guía recoge iniciativas sostenibles para la aplicación de los rodajes audiovisuales.

La guía, impulsada por el ICEC mediante la Catalunya Film Commission, es resultado de la transformación que está viviendo el sector cultural.

Durante el Festival de Sitges 2021, el Institut Català de les Empreses Cultural (ICEC), mediante la Catalunya Film Commission, ha presentado la Guía de Sostenibilidad y filmaciones para avanzar en el desarrollo sostenible del sector audiovisual.

Esta guía es resultado de la transformación que está viviendo el sector cultural hacia un entorno más sostenible con el objetivo de reducir el consumo energético, usar materiales sostenibles y reducir el impacto ambiental de su actividad. Para su elaboración se han tenido en cuenta trabajos anteriores, como el que impulsaron la Barcelona Film Commission y la certificación Green Film.

El equipo de Sostenibilidad Corporativa ha sido el encargado de elaborar los contenidos de esta guía, mientras que desde Comunicación y Diseño se ha diseñado y maquetado el documento.

Esta herramienta recoge algunas de las iniciativas para la sostenibilidad que ya se ponen en práctica en los rodajes audiovisuales, ampliando la información y ofreciendo recursos para implementarlos. Las medidas propuestas se aplican en la fase de rodaje de las producciones y quedan excluidas todas las actividades que tienen que ver con el funcionamiento de la empresa en su sede o en otros ámbitos no relacionados con el proceso de filmación de los proyectos.

La cara humana del cambio climático

26 octubre, 2021 | Reflexiones,

Tenemos que trabajar conjuntamente para que las personas más vulnerables de aquí y de todo el mundo puedan sobrevivir y adaptarse al cambio climático

Este 25 de septiembre se cumplieron seis años desde que la ONU adoptaba la Agenda 2030, posiblemente el plan de acción más ambicioso para poner el desarrollo sostenible en el centro de nuestras decisiones, como gobiernos, organizaciones y ciudadanía.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y sus metas se han convertido en un elemento tangible para hacer de este compromiso común y universal una realidad, una oportunidad en forma de objetivos para las personas y el planeta. Así, en el contexto de las organizaciones, los ODS se han transformado en un marco de referencia, siendo un 43% de las compañías que ha decidido integrarlos dentro de la cultura corporativa, según el informe Contribución de las empresas españolas a la estrategia de Desarrollo Sostenible 2030.

Las consecuencias son evidentes. El compromiso empresarial con el desarrollo sostenible ayuda a impulsar el liderazgo y la transparencia, permite identificar riesgos y oportunidades empresariales, aumentar la confianza entre todas las partes interesadas, además de mostrar al mundo la interrelación existente entre la empresa, la sociedad y el planeta.

Otro punto de importancia en la actualidad es que el 44% de las organizaciones afirma que la implementación de la Agenda 2030 ayuda a ser más resilientes ante futuras crisis. Y la crisis de la Covid-19 es una muestra de cuán necesaria es una cultura corporativa alineada a las necesidades de su entorno: para las personas que la forman, para la sociedad a la que sirve, para los recursos naturales con que opera y para la economía a la que aporta.

Y ya entrados en la Década para la acción, los resultados muestran cómo de persistentes pueden ser los retos si no se toman acciones firmes y concretas, tal como nos ha demostrado la crisis climática. El mismo informe expone que el ODS 13, Acción por el clima, que busca adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos, es uno de los objetivos más importantes para las compañías. Sin embargo, la brecha entre el compromiso y la implementación de medidas sigue sin ser evidente. El último informe del IPCC señala que, sin reducciones drásticas en los gases de efecto invernadero, será imposible limitar el calentamiento global a 1,5ºC, tal como pedía el Acuerdo de París.

La acelerada crisis climática vivida en tiempos de pandemia ha sacado la cara más humana de los actuales y potenciales riesgos del planeta. Sólo durante el 2020, 30,7 millones de personas migraron por las consecuencias climáticas, el 94% de la población española se vio expuesta a la contaminación del aire con unos límites superiores a los recomendados por la OMS.

Y es que, el cambio climático es algo que debemos abordar conjuntamente. Aunque todas y todos estamos expuestos a la crisis climática, ésta tiene efectos devastadores sobre las personas y países más pobres, tal y como explica Oxfam Intermón en su última campaña Plántate, en la que ponen de manifiesto que quienes menos contribuyen al cambio climático son quienes más sufren sus efectos en forma de inundaciones, sequías prolongadas o huracanes.

Debemos trabajar conjuntamente para que las personas más vulnerables de aquí y de todo el mundo puedan sobrevivir y adaptarse al cambio climático, al mismo tiempo que debemos exigir una reducción significativa de emisiones de carbono, así como una economía transformadora en forma de políticas públicas que permitan poner en el centro a las personas y al planeta.

La protección del planeta no es el deber de unos pocos, es una demanda colectiva. Hablar de salud del planeta es hablar de la salud de quienes lo habitamos.

Artículo conjunto con:

Artículo de

¿Cómo funciona la CALCUTECA?

25 octubre, 2021 | Lavola Educa, Noticias,

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha desarrollado una calculadora alimentaria que puntúa los platos cocinados considerando el impacto ambiental de los alimentos utilizados.

 

La CALCUTECA es una herramienta innovadora que permite conocer el grado de sostenibilidad de una receta culinaria; se calcula midiendo la huella de cada ingrediente, desde su producción, al transporte, el envasado y la propia temporalidad del alimento.

Con la perspectiva del ciclo de vida, el usuario puede calcular el impacto de una receta y conocer la magnitud de su huella –la de carbono, la huella hídrica, uso del suelo y cantidad de residuos generados- para cada comensal de la receta. La herramienta contiene más de 70 ingredientes básicos y se tienen en cuenta criterios de proximidad, temporada, envases desechables o la compra a granel. La cantidad de cada alimento también se tiene en cuenta para el resultado final.

 

Para fomentar el uso de la CALCUTECA, se ha lanzado un reto en redes sociales con el hashtag #JoNoDevoroElPlaneta. El AMB anima a la ciudadanía a compartir recetas de bajo impacto ambiental y que formarán parte de un libro con las propuestas gastronómicas más sostenibles.

La creación de esta calculadora alimentaria ha contado con la participación del equipo de economía circular, que ya tiene experiencia en diseñar herramientas de cálculo de huellas ambientales. Además, el equipo de educación es quien diseña, dinamiza y coordina las actividades del “Compartim un futur”, el programa educativo del AMB donde se enmarca esta CALCUTECA.

El desafío de implementar la sostenibilidad en la cadena de suministros

El auge de la sostenibilidad empresarial y a lo largo de la cadena de suministros ha hecho que se desarrollen regulaciones e iniciativas sostenibles.

Descubra nuestros servicios de sostenibilidad de la cadena de suministro

Cadenas de suministro sostenibles

La gestión de la cadena de suministros, en sus inicios, se basaba fundamentalmente en la reducción de costes en materias primas y logística. Más adelante se introdujo el concepto de calidad, donde se tenía en cuenta la cadena de valor y, por ende, la respuesta del cliente o consumidor ante un determinado proceso de aprovisionamiento y operaciones. Pero es sin embargo hasta hace unas décadas que la gestión de la cadena de suministros ha empezado a introducir conceptos ESG (ambientales, social y de gobierno), también denominados TBL por sus siglas en inglés (triple bottom line).

Temas relevantes y de talla mundial como el cambio climático o el esclavismo moderno, por poner unos ejemplos, han dado lugar a situaciones que han impulsado a la sociedad empresarial a interesarse en la sostenibilidad. No solo en sus operaciones sino a través de sus proveedores hasta “tier-n”, garantizando de esa manera que su producto o servicio final sea de calidad y cumpla desde su estado más inicial con principios y requerimientos mínimos a nivel ambiental, social y de gobierno.

Esta transición ha ido evolucionando a lo largo de los años, gracias a casos de éxito recientes que demuestran que la implementación de la sostenibilidad en cadena de suministros viene acompañada de reducción de costes y riesgos a mediano y largo plazo e, incluso, reducción de costes en poco tiempo, en temas específicos como energía, agua y determinadas materias primas. Sin contar con el impacto en la huella de carbono, pues al implementar aspectos de sostenibilidad en la cadena de suministros se garantiza que exista un impacto inmediato y positivo frente a problemáticas internacionales tales como el cambio climático.

El auge de la sostenibilidad empresarial y a lo largo de la cadena de suministros se ha debido igualmente a presiones sociales y ambientales, ante el inminente conflicto creado cuando la reducción de costes prevalece, y ha hecho que gobiernos y organizaciones internacionales desarrollen regulaciones e iniciativas en materia de sostenibilidad empresarial. Esto ha estimulado la inclusión de la sostenibilidad como eje transversal en la gestión de la cadena de suministros, tanto en empresas como en los requerimientos de inversores y otros grupos de interés.

Para que la gestión de la cadena de suministro esté alineada con los compromisos nacionales y globales, como los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible), es imperante la implementación de objetivos organizacionales claros que aporten a las metas. Es así como las empresas pueden contribuir a los ODS, especialmente a los objetivos 8 (trabajo decente y crecimiento económico) y 12 (producción y consumo responsable). Pero también existen varias acciones que se pueden aplicar para los objetivos 5 (igualdad de género), 10 (reducción de las desigualdades) y 11 (ciudades y comunidades sostenibles). Con un planteamiento adecuado de los objetivos y la propuesta de acciones conjuntas con la sociedad se pueden lograr estas metas.

Dentro de las exigencias reglamentarias se encuentran la ley de esclavitud moderna de Reino Unido, la ley de due diligence de Francia, la reciente ley de due diligence en trabajo infantil en Alemania, el reglamento marco para facilitar las inversiones sostenibles, estándares como la ISO 20400:2017 en compras sostenibles, y otras innumerables iniciativas. Una de estas son los mencionados ODS.

Sin embargo, las empresas aún se enfrentan al desconocimiento o bien a complicaciones en el momento de implementar la sostenibilidad en la cadena de suministros. Dentro de los temas que han causado más complicaciones a nivel empresarial, según Syed Abdul and all [1], se encuentran el compromiso de los proveedores, la participación de la alta dirección y los sistemas de medición, así como la planificación estratégica [2] y [3]. Por este motivo, Anthesis Lavola ve la necesidad de apoyar a las empresas para mejorar la sostenibilidad de la cadena de suministro, apoyando las diferentes industrias en su diagnóstico e identificación de las mejores prácticas.

Anthesis Lavola ve la necesidad de apoyar a las empresas para mejorar la sostenibilidad de la cadena de suministro.

Ampliando sus servicios, Anthesis Lavola presenta unas fases para la implementación de la sostenibilidad en la cadena de suministros. Se parte de un análisis o diagnóstico de la situación actual de la cadena de suministros, el cual depende de las características de la empresa y sus proveedores, además del tamaño, la industria y sobre todo el nivel de riesgo de ESG.  El riesgo ESG puede proceder del país de origen, de la industria o de la situación particular de la empresa proveedora. Se realiza un diagnostico a través de benchmarking y un macro análisis de riesgos, con el objeto de segmentar la cadena de suministro, basados en metodologías Agile.

En la implementación de la sostenibilidad en la cadena de suministros, después del diagnóstico, las empresas deben tener un mecanismo de gobernanza capaz de responder al impacto y permitir las acciones y reacciones ágiles. Es así como la fase inicial y la creación de políticas, el código ético de los proveedores y el plan estratégico en compras son parte fundamental de la gobernanza empresarial.

La implementación y puesta en marcha incluye la selección, homologación y evaluación de proveedores basados en el principio que la sostenibilidad en la cadena de suministros es sinónimo de la transparencia de la información a través de la cadena de valor. En esta fase se aboga por la estandarización de procesos, la priorización del desarrollo de proveedores y la selección de proveedores responsables.

Como último paso en el acompañamiento empresarial, Anthesis Lavola propone el apoyo, monitoreo y control. Para lograr un seguimiento adecuado y más profundo es necesario un análisis de datos e información más ágil, así como la toma de decisiones acordes con las fases anteriores, donde existan procesos y herramientas de identificación del riesgo y aprovechamiento de oportunidades de alianzas.

El camino aún es largo hasta poder garantizar la transparencia y trazabilidad de los productos desde su origen, pero los avances han sido significativos y muchas empresas han emprendido este camino, llegando cada vez más profundo en los eslabones de la cadena de suministros. Por esta razón seguiremos mejorando la oferta de consultoría empresarial, para apoyar a las empresas en su implementación.


[1] Syed Abdul Rehman Khan, Zhang Yu, Heris Golpira, Arshian Sharif, Abbas Mardani, A state-of-the-art review and meta-analysis on sustainable supply chain management: Future research directions, Journal of Cleaner Production, Volume 278, 2021, 123357, ISSN 0959-6526, https://doi.org/10.1016/j.jclepro.2020.123357. (https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0959652620334028)
[2] R. Dubey, A. Gunasekaran, S.J. Childe. The design of a responsive sustainable supply chain network under uncertainty Int. J. Adv. Manuf. Technol., 80 (1–4) (2015), pp. 427-445
[3] Close B. Keating, A. Quazi, A. Kriz, T. Coltman. In pursuit of a sustainable supply chain: insights from westpac banking corporation Supply Chain Manag.: Int. J., 13 (3) (2008), pp. 175-179. Cross Ref View Record in Scopus Google Scholar.

Ordino reúne investigadores y gestores para discutir maneras de reducir la presencia de residuos plásticos en los ecosistemas de montaña

18 octubre, 2021 | Noticias,

Castilla-La Mancha impulsa el modelo circular con su nuevo Plan de Residuos

4 octubre, 2021 | Noticias,

El equipo de Residuos forma parte del equipo de trabajo del PPGR, al que aporta sus conocimientos y amplia experiencia.

El documento adoptará las normativas europeas sobre la reducción de plásticos y envases, el control de residuos depositados en vertederos y el tratamiento de los RAEEs y pilas, entre otros

El Gobierno castellano-manchego quiere seguir avanzando en la implantación de su modelo de desarrollo sostenible. Por ello, con el nuevo Plan de Prevención y Gestión de Residuos (PPGR) 2023-2030, que está trabajando junto a Anthesis Lavola, aplicará los principios de la economía circular siguiendo los objetivos fijados por la normativa nacional y europea en materia de residuos.

Castilla – La Mancha ya aprobó la Ley 7/2019 de Economía Circular junto a un plan de acción para desarrollarla, incluyendo medidas para favorecer el crecimiento económico, la creación de empleo y la generación de oportunidades que permitan el desarrollo sostenible de la región.

Ahora, su propósito es redactar un Plan factible con la realidad local y que implique a los diferentes agentes involucrados en la gestión de los residuos para crear territorios circulares.

El PPGR 2023-2030 tendrá en cuenta las nuevas normativas europeas en materia de reducción de los plásticos y de los residuos de envases, la situación ambiental de los vertederos y el vertido de residuos, el tratamiento de residuos electrónicos y pilas, así como los objetivos de reciclaje y preparación para la reutilización a corto y medio plazo, entre otras.

El proceso de elaboración del Plan contará con la participación de los principales agentes del sector en la región, pues la intención del ejecutivo es desarrollar un enfoque práctico, innovador y aplicable a los diferentes agentes, y así continuar mejorando la gestión de los residuos en la comunidad.

En Anthesis Lavola contamos con una solución integral especializada en la planificación de la gestión de los residuos y el diseño, implantación y seguimiento de servicios de recogida y limpieza viaria. En el caso de los planes de residuos, nuestros expertos hacen un diagnóstico de la situación actual para establecer las estrategias que mejorarán su tratamiento y gestión, cumpliendo con la legislación vigente y tomando como ejemplo a seguir las mejores prácticas internacionales.