El Ayuntamiento de Tarragona inicia la redacción del nuevo POUM

1 junio, 2022 | Noticias,

Se propondrán acciones innovadoras ligadas a la salud pública, la transición energética, la adaptación al cambio climático, la infraestructura verde o la economía circular aplicada al territorio.

 

El Plan de Ordenación Urbanística Municipal (POUM) es el documento que debe guiar el desarrollo urbanístico del municipio en los próximos años.

El Ayuntamiento de Tarragona ha iniciado la redacción del nuevo Plan de Ordenación Urbanística Municipal (POUM) de la ciudad. Este documento debe establecer los criterios de planificación y desarrollo urbanístico para la ciudad a lo largo de los próximos años.

El equipo técnico del ayuntamiento es el encargado de redactar el POUM, pero desde Anthesis Lavola elaboraremos los documentos de evaluación ambiental estratégica, tarea iniciada el pasado mes de mayo. El trabajo del equipo pluridisciplinar de Ciudad y Territorio integrará todos aquellos elementos imprescindibles para cubrir las necesidades locales de la ciudad de Tarragona y su ciudadanía, a la vez que dará respuesta a los retos globales de emergencia climática o pérdida de la biodiversidad.

 

Se propondrán acciones innovadoras ligadas a elementos que cada vez son más relevantes como la salud pública, la transición energética, la adaptación al cambio climático, la infraestructura verde o la economía circular aplicada al territorio. Este proceso se llevará a cabo de forma conjunta con el equipo de redactor del POUM y con todos aquellos agentes de la ciudad implicados en su planificación y gestión para conseguir un documento adaptado a las necesidades y la realidad de la ciudad de Tarragona.

Además, también prestaremos asesoramiento ambiental con tal de poder integrar aquellas medidas y estrategias en las propuestas del plan que permitan a la ciudad de Tarragona hacer frente a los retos ambientales y climáticos. Así mismo, el documento se ajustará a los retos globales que se incluyen en los Objetivos de Desarrollo Sostenible y estará alineado con los trabajos que se están realizando para la redacción de la Agenda Urbana de Cataluña.

El documento se ajustará a los retos globales que se incluyen en los Objetivos de Desarrollo Sostenible y estará alineado con los trabajos que se están realizando para la redacción de la Agenda Urbana de Cataluña.

 

El proceso de elaboración del POUM de Tarragona

La elaboración del nuevo POUM se inicia con la redacción del documento de avance y se acompaña del Documento Inicial Estratégico. En este documento se realiza una primera diagnosis de la realidad ambiental del municipio, se analizan las diferentes alternativas y se fijan los objetivos y estrategias ambientales que se propone incluir en el documento del POUM. Con este documento, el órgano ambiental efectúa las consultas pertinentes y emite el correspondiente Documento de Alcance en el que se fijan los criterios a integrar en las siguientes fases.

Posteriormente, se procede a la redacción del documento para la aprobación inicial del POUM, acompañado del Estudio Ambiental Estratégico. Este estudio incluye la valoración ambiental de la propuesta del POUM y aquellos criterios para dar respuesta a los elementos ambientales identificados en las fases de diagnosis. El documento para la aprobación inicial se somete al procedimiento de exposición pública y, con la integración de las posibles aportaciones de la ciudadanía o los organismos públicos, queda sujeto a la aprobación provisional y a la definitiva.

El equipo de Ciudad y Territorio de Anthesis Lavola cuenta con una amplia experiencia en la redacción de documentos de evaluación ambiental estratégica de planeamiento. Gracias a este conocimiento, disponemos de las herramientas para trabajar de forma conjunta en la elaboración de un plan urbanístico innovador para Tarragona que dé respuesta a las necesidades de la ciudad y, a su vez, a los retos ambientales a los que nos enfrentamos.

Una Sola Tierra, nuestro hogar

31 mayo, 2022 | Somos Naturaleza,

 

El universo es infinito y contiene millones de galaxias, cada una de las cuales está formada por millones de planetas. La física, incluso, dice que puede haber varios universos, quién sabe si con sus millones de galaxias y planetas correspondientes. El cinema, las series y los libros nos han presentado otros universos en numerosas ocasiones y nos han hecho pensar en cómo sería la gente que viviría allí o si habría otros planetas Tierra.

Sea como sea, pero, habitamos nuestro universos y nuestra galaxia, la Vía Láctea. Y en este contexto, solo hay un planeta Tierra. Es único. Irrepetible. Es nuestro hogar. El lugar donde vivimos junto con 7 mil millones y medio de personas más.

Una Sola Tierra. Only One Earth, en inglés.

Precisamente este es el lema que las Naciones Unidas han definido para el próximo Día Mundial del Medio Ambiente. Una efeméride que se celebra el día 5 de junio, pero que este año tiene un significado especial. Y es que hace cincuenta años que se empezó a conmemorar esta fecha.

Una Sola Tierra

La fuerza de este eslogan tiene que impulsar la cooperación y el trabajo de la comunidad internacional. Desde la ciudadanía hasta la administración, pasando por las entidades no gubernamentales y las empresas privadas.

 

50 años de la primera conferencia mundial sobre el medio ambiente

Hace cincuenta años, en 1972, tuvo lugar la primera Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano. La primera donde el medio ambiente tuvo un papel importante. La conferencia se llevó a cabo en Estocolmo, Suecia, entre el 5 y el 16 de junio. Además, fue el catalizador para la constitución del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Por este motivo, el 5 de junio es el Día Mundial del Medio Ambiente. Y, con tal de celebrar el 50º aniversario de esta conferencia, este año se ha decidido recuperar el eslogan que se usó en 1972: Only One Earth, Una Sola Tierra. Un lema más vigente que nunca ahora que nos encontramos ante los primeros efectos de una crisis climática que, si no se enfrenta pronto, será desastrosa para mucha gente.

Este lema quiere promover un cambio ambiental a escala global e impulsar la acción climática, la acción para la naturaleza y la acción contra la contaminación. Para luchar contra la crisis climática y plantar cara a las emergencia derivadas. Para proteger a las especies y los ecosistemas y recuperar los servicios y los bienes que nos aportan. Para minimizar los efectos negativos de los contaminantes y los productos químicos en la salud humana y el medioambiente.

Una Sola Tierra. La fuerza de este eslogan tiene que impulsar la cooperación y el trabajo de la comunidad internacional. Desde la ciudadanía hasta la administración, pasando por las entidades no gubernamentales y las empresas privadas.

Los límites del crecimiento” casi se puede considerar un trabajo profético, porque ha pasado la mitad del tiempo que definieron y las alarmas de la emergencia climática ya están sonando. Muchas de las predicciones del informe se ningunearon en su momento y ahora se están cumpliendo, casi a rajatabla.

 

Y 50 años del informe “Los límites del crecimiento”

Pero no solo se celebran cincuenta años de la conferencia. En 1972 también se publicó el informe “Los límites del crecimiento”. Un informe que ya avisaba de los daños ambientales que se causarían en la Tierra si se mantenía el crecimiento de la población mundial, la industrialización, la contaminación, la producción de alimentos y la explotación de los recursos naturales. El documento preveía un colapso en un siglo.

“Los límites del crecimiento” fue un estudio elaborado por diecisiete personas expertas del MIT a petición del Club de Roma. Liderado por la doctora Donella Meadows, casi se puede considerar un trabajo profético, porque ha pasado la mitad del tiempo que definieron y las alarmas de la emergencia climática ya están sonando. Muchas de las predicciones del informe se ningunearon en su momento y ahora se están cumpliendo, casi a rajatabla.

Pasado medio siglo de su publicación y con medio más por delante, es un buen momento para revisar las soluciones que el estudio proponía y llevar a cabo todas las que sean posibles y viables. Muchas de estas coinciden con las acciones que se promueven en la actualidad desde los sectores más vinculados con la sostenibilidad. Actuaciones que tienen un mayor eco durante la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente.

 

Una tarea de cada día para evitar los peores augurios

Conseguir dar la vuelta a la situación para hacer frente a la emergencia climática y seguir las recomendaciones de “Los límites del crecimiento” no es una tarea fácil, pero es una tarea que se tiene que hacer de forma constante. Y que no solo se tiene que visibilizar y destacar en el Día Mundial del Medio Ambiente, sino cada día, con nuestros hábitos diarios. Es un trabajo en el que todo el mundo puede aportar su grano de arena, en la medida de lo que sea posible y en el ámbito que considere: consumo, transporte, energía, voluntariado.

Que todas las personas puedan ayudar de la forma que consideren debe servir de antídoto a los mensajes derrotistas o a las iniciativas que consideran que es mejor irse y buscar nuevos planetas. Aunque esta última se encuentra más en la mente de gente excéntrica, no deja de ser una mentalidad negativa que acepta que no hay solución a la situación actual.

Una afirmación falsa y a la que tenemos que oponernos. Porque, como dice el lema del Día Mundial del Medio Ambiente, tenemos Una Sola Tierra. Y debemos luchar para que el planeta siga siendo nuestro hogar y un lugar habitable para todo el mundo, viva ahora o en el futuro. Muchas personas han trabajado en los últimos cincuenta años para conseguir un mundo mejor y debemos continuar su faena sin desfallecer. Solo así conseguiremos un planeta sostenible y justo.

Ayudamos a incorporar la sostenibilidad ambiental en institutos de la Comunidad de Madrid

17 marzo, 2022 | Noticias,

 

Damos apoyo a diez institutos de formación profesional que han recibido la subvención de la Comunidad de Madrid para reducir su huella ambiental.

La Comunidad de Madrid quiere que los centros educativos sean más sostenibles y tengan un menor impacto en el medio ambiente. Con este objetivo en mente, ha presentado una actuación (que cuenta con fondos europeos) que persigue que los institutos públicos que imparten ciclos formativos de grado superior integren la sostenibilidad ambiental en su gestión.

Para ello, estos centros educativos han recibido una aportación económica para contratar equipos especialistas que les ayuden a conocer su huella ambiental y definir un plan de acción para reducirla. Desde Anthesis Lavola hemos ofrecido nuestros servicios consiguiendo que 10 centros nos hayan elegido para acompañarlos en este proceso.

Ayudamos a los institutos a conocer su impacto ambiental y a implementar las actuaciones definidas en el plan de acción desarrollado por el equipo de Net Zero.

 

Los proyectos que estamos realizando con los centros les permitirá conocer el impacto ambiental que tienen e implementar las actuaciones definidas en el plan de acción que desarrollaremos conjuntamente. El equipo de Net Zero es el encargado de realizar las diferentes tareas.

En concreto, se propone una metodología dividida en cinco fases que constan de una auditoría ambiental, el plan de acción, la coordinación de las actuaciones, el informe para conocer el grado de ejecución y el informe global de las actuaciones.

Este proceso lo estamos replicando en cada uno de los centros educativos. La primera fase de trabajo, la más intensa, se terminará en todos los institutos en abril de 2022, y prevemos que las tareas en conjunto duren hasta el segundo semestre de 2023.

Formamos al personal de los puntos limpios de la Diputación de Barcelona

14 marzo, 2022 | Noticias,

La formación se enmarca dentro del Servicio de Asesoramiento y Apoyo a los Puntos Limpios (ASDE por sus siglas en catalán), consta de cuatro sesiones e incluye visitas a plantas de tratamiento.

 

El Servicio de Asesoramiento y Apoyo a los Puntos Limpios (ASDE por las siglas en catalán de Servei d’Assessorament i Suport a les Deixalleries) es el programa de la Diputación de Barcelona que ofrece información y asistencia a los profesionales vinculados en la gestión de estas instalaciones. Iniciado en septiembre de 2021, cuenta con recursos sobre varias temáticas vinculadas a la gestión de los puntos limpios y su difusión.

El ASDE también organiza sesiones de intercambio de experiencias y cursos de formación para el personal especializado. Desde Anthesis Lavola impartimos una de estas sesiones de formación dirigidas al personal encargado de los puntos limpios municipales, puntos limpios móviles y mini puntos limpios, incluyendo operarios, supervisores y perfiles técnicos, entre otros.

 

Iniciada el 14 de febrero, la formación consiste en cuatro módulos de cuatro horas que tienen lugar en nuestra oficina de Manlleu. El equipo de Residuos es el encargado de impartir las sesiones combinando contenidos teóricos con contenidos prácticos.

La parte práctica de cada jornada incluye la visita a diferentes plantas de tratamiento que trabajan en varios procesos de la gestión de residuos. Las instalaciones que visitar son la planta de compostaje Els Sots, la planta de gestión de RAEES (residuos eléctricos y electrónicos) Electrorecycling, el punto limpio de Manlleu y la planta de tratamiento de la fracción resto CTR.

La formación tiene como objetivo mejorar y actualizar el conocimiento de los puntos limpios. Entre los contenidos que se tratan hay la gestión de residuos, las normativas existentes, los permisos necesarios para llevar a cabo la actividad, la gestión para la preparación para la reutilización y la forma de almacenar los residuos.

Zonas de Bajas Emisiones: la herramienta para mejorar la salud y la calidad del aire en las ciudades

11 marzo, 2022 | Reflexiones,

Ideas destacadas:

  • Actualmente hay más de 250 Zonas de Bajas Emisiones implementadas en Europa.
  • La Ley 7/2021, supondrá la creación de ZBE en como mínimo 149 ciudades (con una población de 25 millones de habitantes).

 

Las ciudades concentran buena parte de las actividades económicas, sociales y cotidianas, hecho que a menudo comporta una intensa movilidad tanto de personas como de mercancías. El modelo de movilidad actual (muy basado en el uso del coche o motocicleta) genera una gran cantidad de emisiones de contaminantes en la atmósfera (material particulado, dióxido de nitrógeno…), las cuales tienen un impacto muy negativo sobre la salud de las personas.

Para resolver esta problemática, las administraciones públicas están implementando actuaciones para mejorar la calidad del aire y la vida de la ciudadanía en los núcleos urbanos más vulnerables, entre las que hay la implementación de Zonas de Bajas Emisiones (o ZBE).

Una ZBE es:

  • Una zona físicamente delimitada, con unos límites claros y comprensibles para las personas usuarias.
  • Que incorpora los viales más congestionados así como buena parte de la población y los equipamientos más sensibles.
  • Donde se aplican restricciones de acceso de vehículos según sus emisiones contaminantes (generalmente vinculadas al distintivo emitido por la DGT).
  • Dispone de mecanismos para facilitar el cumplimiento de la ZBE (cámaras y mecanismo de control y aplicar un régimen sancionador).

 

Con la aprobación de la Ley 7/2021, de 20 de mayo, de Cambio Climático y Transición Energética, todos los municipios del Estados Español con más de 50.000 habitantes (y también los municipios de más de 20.000 habitantes que superen los valores límite de calidad del aire) deben establecer una ZBE no más allá del año 2023.

La aplicación de ZBE se tiene que traducir en beneficios para la ciudadanía vinculados a:

  • Una disminución de la congestión (menos tráfico rodado).
  • Moderar las emisiones de contaminantes a la atmósfera.
  • Reducir las emisiones de gases con efecto invernadero.
  • Minimizar la contaminación acústica.

Colaboramos en el despliegue de la estrategia ESNATURA

10 marzo, 2022 | Noticias,

La Estrategia del patrimonio natural y la biodiversidad de Cataluña 2030 fue aprobada en 2018 para frenar la pérdida de biodiversidad y la degradación del patrimonio natural, y para garantizar el uso sostenible y los servicios que ofrecen los ecosistemas.

 

En 2018, la Generalitat de Cataluña aprobó la Estrategia del patrimonio natural y la biodiversidad de Cataluña 2030, conocida como Estrategia ESNATURA. Esta estrategia pretende ser una herramienta a nivel de país para frenar la degradación del patrimonio natural y la pérdida de biodiversidad, garantizar el uso sostenible y asegurar la provisión de los servicios de los ecosistemas de los que dependemos.

El documento define 16 objetivos estratégicos a cumplir de cara a 2030, 30 objetivos operativos y 85 líneas de actuación que se articulan en seis principios rectores: el conocimiento y la gestión de la información sobre el patrimonio natural; la conservación de los hábitats, las especies y los procesos ecológicos; la reorientación del modelo territorial; la integración de las políticas sectoriales; la estructura administrativa y el marco legal; y la implicación social.

Con el objetivo de analizar el grado de ejecución del primer Plan de acción 2019-2022 de la Estrategia y articular las próximas fases de despliegue, el Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural de la Generalitat de Cataluña ha decidido contar con Anthesis Lavola.

 

El equipo de Ciudad y Territorio es el encargado de liderar las tareas de apoyo al despliegue del ESNATURA, pero contará con la ayuda de las personas de los equipos de Comunicación, Participación y TIC para poder realizar todas las acciones del proyecto.

El primer trabajo que realizar, aprovechando la finalización del primer Plan de acción de la Estrategia (2019-2022), es el informe final de evaluación donde se recopila toda la información generada y se valoran los avances en conservación de la naturaleza, las tendencias de la biodiversidad y el grado de consecución de los objetivos. Este documento será maquetado y se complementará con un documento infográfico de resumen diseñado por el equipo de Diseño.

También daremos apoyo en la revisión y actualización de la Estrategia según el nuevo marco que establece la Estrategia de la UE sobre biodiversidad para el año 2030 y la Estrategia catalana de adaptación al cambio climático 2030 (ESCACC30) que también se está elaborando desde el Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural.

Las tareas de apoyo a la Estrategia son lideradas desde Ciudad y Territorio, con la colaboración de Comunicación, Participación y TIC.

 

A partir de esta puesta al día, nos encargaremos de trabajar con diferentes agentes para articular la nueva propuesta cuadrienal de despliegue (2023-2026), proponiendo y seleccionando las acciones para cada una de las líneas de actuación.

La última tarea será la participación en la Comisión de Seguimiento de la Estrategia, el órgano que debe centralizar los trabajos de seguimiento, aún pendiente de constituirse.

Finalmente, y de forma transversal a las tareas anteriores, trabajaremos para motivar y movilizar a los diferentes agentes implicados, manteniendo un contacto estrecho y continuo, para ayudar a la implementación de las acciones definidas y a la creación de nuevas actuaciones. Todo para impulsar el despliegue de la Estrategia en toda su potencia.

Los estereotipos de género y la educación científica

10 febrero, 2022 | Lavola Educa, Reflexiones,

Des de Anthesis Lavola, a través de los servicios educativos de museos o equipamientos científicos y tecnológicos, trabajamos para que la educación en los ámbitos STEM pueda ser fuente de inspiración para las carreras profesionales de las alumnas que participan en las actividades.

 

En 2015, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 11 de febrero el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. En estos siete años la fecha se ha convertido en una oportunidad para que des de instituciones científicas y culturales se organicen actividades o programas para dar visibilidad a la presencia de la mujer en la ciencia y fomentar vocaciones científicas entre las niñas. Pero, ¿se ha logrado ir más allá para convertir esta necesidad en algo más que una celebración anual?

Arantxa Arnaiz, responsable de servicios educativos de Anthesis Lavola, recientemente ha realizado un estudio -en el marco del trabajo de final de máster de Innovación en la Intervención Social y Educativa de la Universidad Rovira i Virgili- acerca de cómo el género ha podido condicionar la vida de mujeres profesionales del campo científico o tecnológico. Y es que vivimos en una sociedad heteropatriarcal, la cual tiene intrínsecas multitudes de dinámicas y comportamientos que se consideran “normales” mientras que, en realidad, suponen una discriminación hacia las mujeres y niñas. Y el ámbito científico no es una excepción.

El hecho de haber conocido de primera mano las vivencias de mujeres profesionales de la ciencia, reafirma la vocación del equipo de educación de Anthesis Lavola de capacitar a alumnado y adultos en disciplinas STEM, aportando referentes femeninos y despertando vocaciones entre las niñas y las adolescentes.

Potenciando la capacitación científica y aportando referentes femeninos en el campo, se abre el horizonte de niñas que, al proyectar su futuro, puedan ver con naturalidad el poder dedicarse profesionalmente al ámbito científico o tecnológico.

Entrevista con doce científicas

El estudio ha consistido en la realización de entrevistas semiestructuradas a doce científicas de la ciudad de Barcelona, a las cuales se les ha preguntado qué dificultades y discriminaciones han tenido o están teniendo a lo largo de su carrera profesional. Las personas escogidas tenían distintas edades, con el objetivo de buscar diferencias generacionales. La mayoría de las científicas mayores de 45 años han respondido con un ‘no’ cuando se les ha preguntado si han vivido situaciones de discriminación. Las más jóvenes, por el contrario, han contestado de forma afirmativa y clara, seguramente porqué en los últimos años las mujeres están más sensibilizadas y atentas a cuestiones como la discriminación por género.

Al analizar las situaciones de cada una de ellas, en todos los casos excepto uno, se ha detectado alguna situación de discriminación, por ejemplo: diferencia de trato por ser mujer, empoderamiento masculino, paternalismo por parte de los jefes y, el aspecto más significativo, discriminación por ser madre. Este último viene dado por una supuesta baja productividad científica durante este periodo, lo cual conlleva la relegación de las madres científicas a roles de gestión en la sombra, con diferenciación de tareas por sexo. Así se derivan situaciones de techo de cristal, en las que las mujeres no promocionan a puestos superiores (igual que los hombres), y situaciones de estructuras informales, en las que los hombres escogen a sus colegas, también hombres. Dicha discriminación conlleva, por lo tanto, la imposibilidad de ocupar cargos superiores y, en consecuencia, las mujeres no acceden a sueldos superiores.

Este estudio pone en relieve la importancia de seguir trabajando para mejorar y revertir la situación, y del potencial de la educación para que el alumnado, especialmente las niñas y adolescentes, puedan normalizar sus ambiciones profesionales en el ámbito científico.

¿Cuál es el papel de la educación en disciplinas científicas?

Un aspecto significativo en relación con las vocaciones científicas de las entrevistadas que se ha constatado es que la mayoría de ellas se han dedicado a las ciencias por influencia del profesorado de primaria o secundaria. Des de Anthesis Lavola, a través de los servicios educativos de museos o equipamientos científicos y tecnológicos, trabajamos para que la educación en los ámbitos STEM pueda ser fuente de inspiración para las carreras profesionales de las alumnas que participan en las actividades, considerando que las etapas de ciclo medio y superior de primaria son clave para fomentar las vocaciones científicas y tecnológicas y romper con los estereotipos de género relacionados con estas disciplinas. Potenciando la capacitación científica y aportando referentes femeninos en el campo, se abre el horizonte de niñas que, al proyectar su futuro, puedan ver con naturalidad el poder dedicarse profesionalmente al ámbito científico o tecnológico.

En resumen, a través de este estudio de casos se pone en relieve la importancia de seguir trabajando para mejorar y revertir la situación, y del potencial de la educación para que el alumnado, especialmente las niñas y adolescentes, puedan normalizar sus ambiciones profesionales en el ámbito científico. Queda camino por recorrer, ya que se siguen identificando situaciones de discriminación en el ámbito laboral científico, con situaciones de machismo paternalista, falta de empoderamiento femenino, discriminación por la élite científica masculina, discriminación por el aspecto físico femenino en un entorno masculinizado y complementos de sueldos poco transparentes.

¿Qué proponemos para minimizar situaciones de discriminación?

Las mujeres científicas entrevistadas han aportado algunas propuestas que presentamos en este decálogo:

1. Replantear los varemos que solicita el sistema catalán (Generalitat) al dar becas de investigación, en relación con aquellas científicas que son madres, favoreciendo un sistema paritario.

2. Trabajar para que los incentivos de sueldo, también llamados complementos, se otorguen con transparencia y bajo unos criterios públicos.

3. Incorporar lenguaje inclusivo para que tanto hombres como mujeres se sientan identificados. Se pide a las universidades que elaboren o se adhieran a un manual de lenguaje inclusivo y que se comparta con toda la plantilla una vez al año, realizando también una revisión anual. Este manual debería reflejar tanto a nivel gráfico como en su contenido, la diversidad social (colectivo LGTBQ+, temas raciales, personas con diversidad funcional, etc.).

4. Procurar la alternancia en los cargos, es decir, si un cargo ha estado ocupado por un hombre, en la siguiente convocatoria, a igualdad de currículum, que sea ocupado por una mujer.

5. Seguir aplicando cuotas de discriminación positiva, contando que los candidatos que llegan a la última fase son todo personas candidatas al puesto.

6. Globalizar en todas las becas y contratos el hecho de añadir un año por cada baja de maternidad o paternidad solicitada y realizada.

7. Antes de aplicar cualquier medida, analizar si penaliza a la mujer. Concienciar a la sociedad y, especialmente, a las nuevas generaciones para evidenciar estas microdiscriminaciones, micromachismos, diferencias sutiles, etc.

8. Estipular que toda persona doctoranda tenga un mentor/a para poder proseguir su carrera profesional. Que este mentor promueva a su equipo alternando el género de las personas doctorandas.

9. Formación para el profesorado (tanto hombres como mujeres), especialmente el de más edad, para tratar cuestiones de género, asegurándose de que conozcan y apliquen los criterios actuales sobre igualdad.

10. Dar visibilidad a la diversidad de científicas que existen desde distintos ámbitos, a distintos aspectos físicos o distintas personalidades.

Bibliografía

  • Díaz Martínez, Capitolina (2020). Obstáculos para la igualdad de género en las universidades. Universidad de Valencia. Revista Nº 5.
  • European Commission. Directorate-General for Research and Innovation (2019). She Figures 2018: gender in research and innovation Publications Office of the European Union, 2019.
  • Observatorio Mujeres, Ciencia e Innovación (OMCI), adscrito al Ministerio de Ciencia e Innovación. (2021). Estudio sobre la situación de las jóvenes investigadoras en España 2021. Secretaria General Técnica del Ministerio de Ciencia e Innovación.
  • Subirats, Marina (2013). Las mujeres y la ciencia. la escasez de mujeres en la academia. Un caso de histéresis social. Nº 6 (2013). ISSN: 1989-7189.

¿Cómo afecta la taxonomía sobre finanzas sostenibles a las empresas?

9 febrero, 2022 | Reflexiones,

Cada vez más organizaciones evalúan sus actividades y su alineación con el Plan de Acción de finanzas sostenibles y la Taxonomía de la UE para armonizar aspectos medioambientales y sostenibles en el seno de la UE, así como un proceso imprescindible de lenguaje común.

 

La taxonomía publicada por la Comisión Europea sobre finanzas sostenibles debe ayudar a identificar las actividades y proyectos que contribuyen a los objetivos ambientales de mitigación y adaptación al cambio climático. Para conseguirlo será necesario que las empresas cumplan con las directivas de información no financiera, así como con los futuros requerimientos de información corporativa en materia de sostenibilidad. De esta manera, se pretende enlazar los aspectos sostenibles con los financieros y permitir comparar la materialidad entre empresas del mismo sector.

Como parte del ejercicio de consolidación y responsabilidad de las organizaciones, cambios regulatorios y principios y estándares de libre adhesión, cada vez más organizaciones evalúan sus actividades y su alineación con el Plan de Acción de finanzas sostenibles y la Taxonomía de la Unión Europea. El enfoque es una armonización de aspectos medioambientales y sostenibles en el seno de la Unión Europea y de un proceso imprescindible de lenguaje común, que igualmente se está desarrollando en multitud de países.

El reglamento delegado de la Comisión Europea define el listado de las actividades que contribuyen a la mitigación y adaptación al cambio climático. Los agentes económicos y financieros y las empresas se comprometen a identificar y clasificar sus actividades, productos y soluciones con una perspectiva científica, económico-financiera y sostenible, y su posicionamiento respecto a sus grupos de interés, competidores, sociedad y reguladores.

 

En diciembre de 2021, la Comisión Europea publicó el reglamento delegado en el que se define el listado de las actividades que contribuyen a la mitigación y adaptación al cambio climático. En este sentido, los agentes económicos y financieros y las empresas se comprometen a identificar y clasificar sus actividades, productos y soluciones con los objetivos ambientales de mitigación y adaptación al cambio climático, con una perspectiva científica, económico-financiera y sostenible, y su posicionamiento respecto a sus grupos de interés, competidores, sociedad y reguladores. En los próximos meses se publicarán, después de consultas previas, los actos delegados relativos a los cuatro objetivos ambientales restantes (recursos hídricos y marinos, economía circular, prevención de la contaminación y biodiversidad y ecosistemas). Entrarán en vigor, previsiblemente en 2023, mediante reglamentos delegados.

El entorno actual obliga a identificar nuevos requerimientos y retos, adaptarse de una forma dinámica y cumplir con la Directiva de Información no Financiera (en inglés, NFRD). En este último ejemplo, las grandes empresas que son entidades de interés público, así como los participantes en los mercados financieros (empresas cotizadas), deben analizar sus actividades. El propósito es determinar cuáles de ellas pueden ser clasificadas como mitigación y adaptación dentro de alguna de las actividades definidas por la Taxonomía para estos objetivos (elegibilidad).

Para aquellas actividades consideradas elegibles, las compañías deben informar sobre el volumen de ventas, OPEX y CAPEX asociado a las mismas durante el ejercicio con los datos del 2021. Esta información debe reportarse en el Estado de Información no Financiera del ejercicio 2021, que se publica en 2022. Con estas medidas y cálculos, se pretende vincular aspectos sostenibles con financieros y permitir comparar, en parte, la materialidad entre empresas del mismo sector.

Es imprescindible, para las empresas financieras y no financieras, requerir el asesoramiento, necesario y exacto, de empresas especializadas para una correcta puesta en escena de las circunstancias y regulaciones que nos afectan.

 

A partir de 2023 se deberá profundizar este análisis con el alineamiento, con datos del ejercicio 2022. El objetivo es distinguir aquellas actividades elegibles que cumplen con los criterios técnicos de selección (CTS), no causan daños significativos al resto de objetivos ambientales y respetan las garantías sociales mínimas (Derechos Humanos y Derechos Laborales). En el aspecto Social, se están definiendo también las bases para una taxonomía específica.

Las modificaciones futuras de las exigencias de información corporativa en materia de sostenibilidad, con la entrada en vigor el próximo año de la CSRD (en inglés, Corporate Sustainability Reporting Directive), derivará hacia el hecho de que la regulación sostenible abarque a un mayor número de empresas europeas y de menor tamaño que actualmente, y que se avance, en parte, en la Unión Europea de Mercados de Capitales.

Ante nuevos requerimientos es necesario anticiparse y crear la metodología adecuada para que los cambios sean más fluidos y menos costosos (económico-sostenible) que si no se actúa conforme a los continuos cambios del ecosistema de la Sostenibilidad y la economía. Es imprescindible, para las empresas financieras y no financieras, requerir el asesoramiento necesario y exacto de empresas especializadas para una correcta puesta en escena de las circunstancias y regulaciones que nos afectan.

Una vez identificados, en términos de taxonomía, el qué, cómo y cuándo, es el momento de “Activarse” para que los flujos financieros y sostenibles se alineen para cerrar la brecha de sostenibilidad y alcanzar los compromisos y los ODS. Es nuestra responsabilidad.

El equipo de Finanzas Sostenibles de Anthesis Lavola está asesorando y acompañando a empresas financieras y de otros sectores en este proceso desafiante e indispensable.

Realizamos diez auditorías energéticas en los aeropuertos de AENA

7 febrero, 2022 | Noticias,

 

Recientemente hemos finalizado el contrato adjudicado en la licitación de AENA “Asistencia técnica para Realización de Auditorías Energéticas en 20 aeropuertos de Aena”.

Para la ejecución del proyecto hemos formalizado una UTE con Grupo Viarium. Desde Anthesis Lavola hemos realizado un total de 10 auditorías en los aeropuertos de El Prat, Sevilla, Alicante, Málaga, Girona, Vigo, Jerez, Santiago de Compostela, Bilbao y Reus.

A partir del trabajo realizado, consistente en la recopilación y validación de datos, análisis de la información disponible, realización de la visita técnica en las instalaciones y elaboración del informe de auditoría, se ha conseguido cumplir los dos principales objetivos perseguidos:

A partir de las auditorías energéticas realizadas en los 10 aeropuertos de AENA, se han detectado potenciales de ahorro anuales de 44.000.000 kWh y 26.322 TCO2.

 

  • Por un lado, dar cumplimiento legal a la normativa que obliga a las grandes empresas a realizar auditorías energéticas que cubran, al menos, el 85% del consumo total de energía final del conjunto de sus instalaciones según el Real Decreto 56/2016.
  • Y por otra, definir las propuestas de acción concretas y específicas para cada aeropuerto, con las que AENA podrá invertir en los próximos años para mejorar la eficiencia energética de las instalaciones, reduciendo su consumo energético, su coste energético y las emisiones de CO2.

 

Resultados de las auditorías

  • El conjunto de los 10 aeropuertos conforma un total de superficie auditada de 1.000.000 m2.
  • Con las propuestas de mejora identificadas, se obtendrá un ahorro anual de 44.000 MWh/año, lo que equivale a un ahorro anual del 11% respecto al consumo total.
  • Adicionalmente, se han valorado propuestas de generación de energía a partir de fuentes renovables que permitirían la generación de 261.000 MWh/año de energía de origen renovable (el equivalente al 66,48% del actual consumo).
  • Respecto al retorno de las inversiones:
    • Un 26,8% de las propuestas tienen un período de retorno a corto plazo, inferior a los 3 años.
    • Un 42% de las propuestas tienen un período de retorno a medio plazo, entre 3 y 6 años.
    • Un 31,2% de las propuestas tienen un período de retorno a largo plazo, superior a los 6 años.

Los análisis de ahorro económico, energético y de emisiones, junto con los análisis financieros de las inversiones de las propuestas planteadas, permitirán organizar y estructurar las acciones a realizar para definir planes de inversión y priorizar las acciones a implantar.

El legado de dos gigantes de la naturaleza: Edward O. Wilson y Thomas Lovejoy

3 febrero, 2022 | Somos Naturaleza,

E. O. Wilson es considerado el padre de la sociobiología y Thomas Lovejoy fue la persona que describió por primera vez el concepto de diversidad biológica o biodiversidad

 

Dos gigantes de la ecología, la biología y la conservación de la biodiversidad nos dejaron el pasado diciembre. Dos sabios que se habían convertido en referentes para muchas personas que trabajan para proteger la naturaleza. Estamos hablando de Edward O. Wilson y Thomas Lovejoy.

E. O. Wilson es conocido por su gran carrera científica en el mundo de la entomología, concretamente en el estudio de las hormigas, motivo por el cual recibió el sobrenombre de “Señor de las hormigas”. Además, es considerado el padre de la sociobiología, la ciencia encargada de investigar las bases biológicas del comportamiento de las especies.

Mientras que Thomas Lovejoy fue la persona que describió por primera vez el concepto de diversidad biológica o biodiversidad, es decir, el conjunto de especies que viven en el planeta, el entorno donde viven y la relación que hay entre ellas y el entorno. Además, fue el primero en hacer una estimación de las tasas de extinción a nivel mundial y a prever que muchas especies desaparecerían a principios de siglo XXI.

 

Naturalista por excelencia y heredero de Darwin

Edward O. Wilson se doctoró en entomología (el estudio de los insectos) en la Universidad de Harvard y dedicó su trayectoria científica a estos animales, a las hormigas para ser precisos. Las investigaciones que llevó a cabo en este campo le permitieron profundizar en el conocimiento del comportamiento de las hormigas y sus sociedades. También realizó grandes avances en el campo de la sociobiología, en el que pudo comparar las conductas sociales de muchos animales con las del ser humano, encontrando paralelismos.

También es coautor de la teoría de la biogeografía en islas, que dice que la riqueza de especies en una isla depende de la distancia entre la isla y el continente, el tamaño de la isla y la relación entre inmigración y extinción de especies. Esto significa que habrá pocas especies si la isla (o zona aislada) está lejos del continente (o gran zona con especies); si la isla es pequeña; y si llegan pocas especies y se extinguen muchas. Y tendrá muchas si está cerca, es grande y llegan allí especies y no se extinguen las que hay.

Además, aparte de hacer grandes aportaciones a la ciencia, también destacó en la transmisión de este conocimiento, llevando a cabo una tarea divulgativa muy importante con la que ganó dos veces el premio Pulitzer en la categoría de no ficción: en 1979, con “La naturaleza humana”, y en 1991, con “Las hormigas”.

Esta combinación de ciencia, fusión de disciplinas, curiosidad por el mundo natural y ganas de transmitir el conocimiento adquirido hicieron que Wilson fuera un naturalista como los que había en los siglos XVIII y XIX, siguiendo la estela de grandes personalidades como Alexander von Humboldt o Charles Darwin. De hecho, es considerado el heredero de Darwin en el s. XX.

 

El Amazonas y la pérdida de especies debido a la deforestación

Por otro lado, las contribuciones de Thomas Lovejoy han sido vitales para poder conocer cómo los daños a la naturaleza afectan a la biodiversidad y cómo cambia el número de especies a medida que se va degradando un ecosistema. Y todo gracias a las investigaciones que llevó a cabo durante los años que trabajó en el Amazonas.

Sus investigaciones permitieron analizar las especies presentes en zonas intactas, así como en zonas aisladas debido a la deforestación. Gracias a estos trabajos, pudo saber cuántas especies había en el hábitat inalterado y cuántas una vez este había cambiado. La diferencia permitió obtener la tasa de cambio de especies o, lo que es lo mismo, la tasa de extinción en función de la pérdida de espacios naturales.

Estos conocimientos son los que usó para estimar la tasa de extinción en todo el planeta y hacer la funesta predicción para el siglo XXI mencionada al principio. Una predicción que se está cumpliendo, porque actualmente la tasa de extinción de especies es mucho más alta que en los últimos diez millones de años y hay un millón de especies amenazadas. Es un fenómeno que ya se conoce como la sexta gran extinción masiva del planeta, la primera causada por una especie: la humana.

Wilson y Lovejoy lucharon por la conservación de la biodiversidad e influyeron a muchas personas a seguir sus pasos para preservar las especies y los ecosistemas.

 

 

Referentes e inspiración para nuevas generaciones

Los trabajos que han llevado a cabo Edward O. Wilson y Thomas Lovejoy han ayudado a mejorar la comprensión del mundo natural y a conocer los daños que estamos causando. Pero no se quedaron solo ahí, si no que lucharon por la conservación de la biodiversidad e influyeron a muchas personas a seguir sus pasos para preservar las especies y los ecosistemas.

Edward O. Wilson luchó durante años para que la sociedad y los gobiernos realizasen acciones para proteger la naturaleza y, en los últimos años, defendía la idea de que era necesario proteger la mitad del planeta, en el llamado “Half-Earth project”, a través de su propia fundación, la E.O. Wilson Biodiversity Foundation. Un proyecto que ha inspirado a las Naciones Unidas para conseguir la protección del 30% del planeta para 2030, y que tiene como nombre 30×30.

Aún con la magnitud de los problemas ambientales existentes, Thomas Lovejoy era optimista respecto al futuro y estaba seguro de que podríamos conseguir minimizar los daños. A lo largo de su vida ayudó e inspiró a muchas otras personas, como Enric Sala, biólogo y explorador residente de la National Geographic Society, creador del proyecto Pristine Seas para identificar, estudiar y proteger los últimos lugares salvajes del océano.

Queda mucho por hacer y será necesario trabajar duro para conseguir concienciar a la sociedad y que los gobiernos actúen. Pero confiamos en que la tarea de estos dos gigantes seguirá viva con las nuevas generaciones y que lucharán desde sus hombros para conseguir un mundo mejor para el futuro. Un futuro que será sostenible o no será.