Maria Serra

Gerard Romero

Impactos sociales en la economía informal

21 febrero, 2022 | Reflexiones,

Más del 60% de la población activa mundial, es decir, 2000 millones de mujeres, hombres y jóvenes, se ganan la vida de la economía informal.

La economía informal o gris se refiere a todas las actividades económicas realizadas por los trabajadores que -en la ley o en la práctica- no están enmarcadas/amparadas por acuerdos formales o lo están de forma insuficiente. Es una parte no regulada de la economía que no está sujeta a impuestos ni a la supervisión de los gobiernos. El sector de la economía informal puede incluir jornaleros, trabajadores y trabajadoras domésticos, no declarados y a tiempo parcial o temporales.

Naciones Unidas afirma que es necesario hacer la transición hacia una economía más formal para reducir la pobreza y las desigualdades, promover condiciones laborales más justas y aumentar la productividad y sostenibilidad de las empresas. Según la guía de la Organización Internacional del Trabajo sobre la Transición de la Economía Informal a la Formal, es crucial comprender los factores individuales y los retos de la economía informal a nivel nacional e implementar estrategias coherentes e integradas que aborden las múltiples dimensiones de la informalidad laboral.

Varios Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son importantes para lograr que haya justicia social, incluida la lucha contra los problemas asociados con la actividad económica informal, como la eliminación de la pobreza (ODS 1), la igualdad de género (ODS 5), la reducción de las desigualdades (ODS 10), la paz, la justicia e instituciones sólidas (ODS 16) y las alianzas para lograr los objetivos (ODS 17). Esto pone de manifiesto las áreas relevantes y más comúnmente impactadas por la economía informal y pone de manifiesto la importancia de progresar en este ámbito.

¿Cuáles son las repercusiones sociales de la informalidad?

  • El trabajo autónomo puede dar lugar a condiciones laborales peligrosas sin prestaciones, y largas jornadas laborales con ingresos irregulares.
  • La falta de formación y de tecnología puede provocar un nivel bajo de competencias, falta de acceso a la información y productividad.
  • Sin contratos de trabajo formales, los trabajadores no están protegidos por la legislación laboral y no tienen protección social
  • Muchos países y regiones con niveles altos de trabajo informal también tienen niveles altos de pobreza
  • La falta de acceso a una representación de los trabajadores o sindicatos que estén amparados por los principios fundamentales de acuerdo con el artículo 2 del código básico de la Iniciativa de Comercio Ético (ITE).

¿Qué razones hay detrás de la economía informal?

La economía informal ofrece oportunidades de empleo, especialmente en los países en desarrollo, a las personas que no gozan de seguridad laboral y social. Es una economía de fácil acceso y ofrece la oportunidad de adquirir habilidades y conocimiento que luego puede servir para transicionar a una economía formal. Los principales factores de la informalidad son:

  • Contexto económico y marcos legales, normativos y políticos: La informalidad se puede presentar de forma diferente dependiendo del contexto económico del país. La economía informal abarca profesiones tan diversas como desde conductores de minibuses en economías en desarrollo hasta trabajadores de la construcción en economías avanzadas.
  • Factores económicos y sectoriales: Los trabajadores informales es más probable que ganen salarios más bajos que sus compañeros en la economía formal porque carecen de protección social y acceso a crédito.
  • Falta de educación: Las empresas informales suelen permanecer pequeñas, con baja productividad y acceso limitado a financiación.
  • Discriminación: Globalmente, 58% de las mujeres empleadas en la economía informal tienen más probabilidades de estar en las categorías más precarias y mal pagadas del empleo informal.
  • Cambio climático: los asentamientos precarios que se han construido alrededor del sistema “formal” elevan el riesgo de la mayoría de ser impactados por alguna de las consecuencias del cambio climático, como el aumento de las temperaturas o la subida del nivel del mar. Gran parte de la población en asentamientos precarios trabaja dentro de la economía informal, ya que estos trabajadores son normalmente excluidos de servicios como la obtención de un domicilio legal.

Problemas de justicia social en la economía informal

  • Due dilligence: las empresas realizan evaluaciones de riesgo que miden el desempeño social y medioambiental de una compañía, sin embargo, la visibilidad es mínima debido a los trabajadores no contabilizados en la economía sumergida y fracasa a la hora de visibilizar los niveles más bajos de la cadena de suministro, incluyendo el trabajo subcontratado y externalizado.
  • Visibilidad de las cadenas de suministro: en algunos casos, los trabajadores que se encuentran en la parte más baja de las cadenas de suministros son los más vulnerables y pueden no estar visibilizados debido a la subcontratación o a la falta de contratos escritos.
  • Prácticas de adquisición: las malas prácticas de compra, como los cambios de última hora, hacen que se reduzcan los plazos de entrega de los proveedores. Esta presión sobre los proveedores se traduce en intensificación del trabajo que a su vez provoca una falta de visibilidad y subcontratación desautorizada en el sector informal. Esto puede dar lugar a horas extras obligatorias y sin remuneración.
  • Migración climática: la migración en respuesta a los impactos climáticos puede conducir a un incremento de la movilidad y del desplazamiento forzoso ante los riesgos que amenazan sus vidas. Este fenómeno puede ocurrir dentro o fuera de las fronteras internacionales. Sin estrategias claras para dar apoyo a estas personas, a menudo dependen del trabajo informal para obtener algunos ingresos.
  • COVID-19: la pandemia ha agravado la situación de un alto porcentaje de la mano de obra en las cadenas de suministro globales, como se destaca en la reciente evaluación ILO COVID-19 y la economía informal. Se han impactado muchos roles dentro del sector informal a raíz de la COVID-19, y la falta de una protección formal ha dejado a personas sin ingresos. Mujeres, niños y trabajadores migrantes se ven particularmente afectados mientras luchan por sus derechos humanos, incluyendo el acceso a las vacunas.

¿Cómo pueden los negocios mejorar los estándares de la economía informal?

  • Compromisos públicos: Asume compromisos para mejorar las condiciones laborales, que deberían incluirse en las declaraciones sobre esclavitud moderna y trata de seres humanos.
  • Gobernanza: En la gobernanza corporativa y políticas, acciones y programas específicos es necesario diseñar un plan para revelar y abordar lo que realmente está ocurriendo en complejas cadenas de suministro, especialmente en los niveles más bajos, donde la visibilidad es baja y los trabajadores son más vulnerables.
  • Transparencia: traza un mapa de las cadenas de suministro, comprende los niveles y el impacto humano de trabajar en cada uno de ellos. De esta forma, podrás entender características como la división de género, los tipos de empleos y la disposición de la legislación del empleo justo.
  • Legislación: Comprende cómo la legislación impacta el empleo formal en diferentes países. Por ejemplo, en el Reino Unido, después de 12 semanas de empleo, un trabajador contratado por agencia tiene el derecho de ser permanente y gozar de los mismos derechos que un empleado directo. Esto incluye recibir el mismo salario que un compañero de trabajo permanente que hace el mismo trabajo, afiliación automática a pensión y vacaciones anuales pagadas.
  • Evaluaciones de riesgo de la cadena de suministro: Lleva a cabo evaluaciones de riesgo a través del concepto de due diligence en lo que respecta a los derechos humanos, para entender cómo el sector informal afecta a la empresa y a las cadenas de suministro, incluyendo los residuos y el reciclaje.
  • Adquisición responsable: Incorpora los derechos humanos a las prácticas de adquisición y producción, incluyendo la igualdad de género, la libertad de asociación e indicadores de negociación colectiva para la selección de proveedores.
  • Adaptación a los mercados resistentes al clima: los gobiernos y las empresas deben adaptarse a los mercados laborales resistentes al clima, incluyendo la provisión de una buena asistencia sanitaria, educación y servicios públicos. Las empresas deben invertir capital humano que pueda incrementar la capacidad de las comunidades, incluidas las poblaciones indígenas, para hacer frente a los impactos del cambio climático, en particular, mediante el empoderamiento de las mujeres y los jóvenes, que suelen ser los primeros en enfrentarse a las altas tasas de desempleo.

La Nueva Guía Net Zero de SBTi

29 diciembre, 2021 | Noticias, Reflexiones,

Entre la Climate Week 2021 (en inglés) y la COP26 (en inglés) han aumentado el nivel de concienciación y los compromisos empresariales y nacionales por la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), así como también las soluciones inspiradas en la naturaleza y la tecnología para minimizar el impacto del cambio climático. Lo que antes era un tema de expertos que solo se debatía entre la élite científica, ahora se ha convertido en un tema recurrente de conversación entre toda la población y un tema político clave a nivel mundial.

El sexto informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) (en inglés) señala que estamos frente de un “código rojo para la humanidad” (en inglés). Esto significa que el mundo debería de pasar rápidamente a una economía con cero emisiones de carbono. El calentamiento global ya ha provocado cambios irreversibles en los sistemas de la Tierra y si no limitamos el aumento global de la temperatura a 1,5ºC por encima de los niveles preindustriales, nuestro planeta está destinado a la catástrofe.

Incendios forestales, sequías, tornados, huracanes, inundaciones y olas de calor se han vuelto demasiado familiares. Como consecuencia, el aumento de las temperaturas globales acelerará los impactos ecológicos y económicos: como la destrucción de recursos naturales, el destrozo de los activos físicos y las infraestructuras, la interrupción de las cadenas de suministro, la devastación de los ecosistemas, la pérdida de biodiversidad y el deterioro de los sistemas alimentarios. Esta inmediatez viene motivada, además, por el hecho de que ya estamos cerca de este umbral de 1,5ºC y que es muy posible que lo superemos de aquí poco. Ya no tenemos el privilegio de intentar convencer, de enfrentarnos a las empresas, y de autoengañarnos: ahora mismo nos encontramos en el punto de la acción decisiva (en inglés).

Un modelo actual de la National Academy of Sciences (en inglés) indica que, además de las actividades de reducción, será necesario eliminar 10 gigatoneladas (es decir, 10.000 millones de toneladas métricas) de dióxido de carbono a nivel mundial cada año hasta 2050 para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París y que habrá que eliminar 20 gigatoneladas anuales más de 2050 a 2100.

Grandes cifras que sin duda generarán grandes consecuencias, pero ¿cómo podemos abordar este problema de manera práctica?

La Nueva Guía

Durante los últimos seis años, la Science Based Targets Initiative (SBTi) se ha convertido en la organización de facto para guiar esta acción decisiva, proporcionando una orientación clara para permitir a las empresas establecer objetivos ambiciosos de reducción de GEI, alineados con la ciencia más reciente.

Durante este período, más de 2.000 organizaciones se han comprometido a establecer objetivos basado en la ciencia (SBT), y casi la mitad ya los han determinado y los han hecho públicos. A medida que la ciencia climatológica evoluciona, la SBTi continúa perfeccionando anualmente su metodología básica y ampliando su oferta de orientación sectorial específica. Siguiendo el liderazgo del IPCC, la SBTi ofrece ahora la siguiente fase de orientación, que permite a las organizaciones establecer SBT a largo plazo con el objetivo de conseguir emisiones netas cero de GEI en 2050 o antes (lo que se conoce también como Net Zero).

La SBTi ya ha lanzado oficialmente cuatro documentos y una herramienta que ofrece un enfoque real y factible, pero ambicioso, de las SBT a largo plazo y las “reglas” comunes sobre lo que significa para una organización alcanzar un escenario Net Zero o de emisiones netas cero y una guía para el establecimiento de objetivos (todos los documentos están en inglés):

  • SBTi Corporate Net Zero Standard: proporciona orientación, criterios y recomendaciones para dar apoyo a las empresas en el establecimiento de objetivos Net Zero mediante los SBT.
  • Criterios estándar de Net Zero: los criterios que deben de cumplir las empresas para ser aprobadas como Net Zero, basados en la ciencia por la SBTi.
  • Guía de inicio de Net Zero: un diagrama rápido, sencillo y paso a paso que permite a las empresas entender cómo establecer objetivos Net Zero en su situación específica.
  • Preguntas frecuentes más allá de la mitigación de la cadena de valor: la SBTi continúa trabajando en su papel de incentivo más allá de la mitigación de la cadena de valor después del lanzamiento de la V1 del estándar. Estas preguntas más frecuentes se utilizarán para proporcionar información y actualizaciones durante este proceso.
  • Herramienta Net Zero: herramienta de establecimiento de objetivos para calcular SBT a largo plazo de acuerdo con el estándar Net Zero. En una actualización futura se combinará la herramienta Net Zero con la herramienta actual de establecimiento de objetivos SBTi para SBT a corto plazo.

En palabras de la SBTi (en inglés), es “la primera iniciativa mundial para el establecimiento de objetivos corporativos de emisiones cero de acuerdo con la ciencia del clima”.

Las actualizaciones clave

Al leer esta nueva guía, un cambio importante es la terminología: lo que SBTi ha llamado generalmente “SBT” ahora son SBT a corto plazo (near term SBTs) para distinguirlos de los SBT a largo plazo (long term SBTs).

La otra gran actualización es que hay cuatro componentes principales de este estándar Net Zero:

  1. SBT a corto plazo
  2. SBT a largo plazo
  3. Neutralización de emisiones residuales mediante compensación con remociones de carbono
  4. Compensación de emisiones fuera de la cadena de valor de la empresa
QUÉ POR QUÉ
A corto
plazo
(near term)
Anteriormente conocidos como “objetivos basados en la ciencia” u “objetivos basados en la ciencia provisionales”.

Son objetivos de reducción de emisiones de 5 a 10 años de acuerdo con el itinerario de 1,5ºC.

Para impulsar las acciones necesarias para conseguir la reducción de emisiones en 2030.

Las reducciones de emisiones a corto plazo son fundamentales para no superar el presupuesto global de carbono.

No son intercambiables con los objetivos a largo plazo.

A largo
plazo
(long term)
Mostrar a las empresas hasta qué punto deben reducir las emisiones de la cadena de valor para alinearse con el alcance de un escenario Net Zero mundial o sectorial en el camino de los 1,5ºC.

No se puede afirmar que se es Net Zero hasta que se consiga el SBT a largo plazo.

Para impulsar la alineación de toda la economía y la planificación empresarial a largo plazo para alcanzar el nivel de reducciones de emisiones globales necesarios y conseguir los objetivos climáticos basados en la ciencia.
Neutralización AConseguir un volumen de reducciones de emisiones de la cadena de valor coherente con la intensidad necesaria para alcanzar el Net Zero global en el camino de los 1,5ºC (es decir, conseguir el SBT a largo plazo).

Neutralizar el impacto de cualquier emisión residual eliminando permanentemente de la atmósfera un volumen equivalente de CO2.

La mayoría de las empresas tendrán que reducir las emisiones al menos un 90% a través de sus objetivos a largo plazo, pero aún pueden quedar algunas emisiones residuales.

Las emisiones residuales se tienen que neutralizar para conseguir las emisiones netas cero y un estado de no impacto en el clima por las emisiones de GEI.

Tanto los SBT a corto plazo como a largo plazo dependen en gran medida de la reducción (en inglés) de las emisiones de GEI de 1,5ºC. De hecho, la mayoría de las empresas que buscan la validación de SBTi de su objetivo Net Zero (o SBT a largo plazo) tendrán que conseguir una reducción de al menos un 90% de sus emisiones de GEI antes de usar la neutralización (en inglés) (es decir, utilizando la eliminación de carbono mediante soluciones naturales o tecnológicas) para retirar el 10% residual (en inglés) de sus emisiones. La SBTi también ha reducido aún más el período de tiempo de los SBT de corto plazo a 5-10 años (básicamente eliminando los 5 años adicionales que se permitían anteriormente).

Esto toca tres de las cuatro actividades principales para abordar las operaciones de una organización y las emisiones de GEI de su cadena de valor: mitigación de las emisiones de manera coherente con el itinerario de 1,5ºC, alcance de un escenario de emisiones residuales y neutralización de dichas emisiones residuales. El cuarto componente, como veremos a continuación, sería la compensación o neutralización de emisiones más allá de la cadena de valor.

Reconociendo que hay que actuar para dar apoyo al crecimiento y la proliferación del mercado de tecnologías emergentes de eliminación de carbono y para abordar las emisiones históricas o previas a la línea de base, la SBTi anima a las organizaciones a adquirir compensaciones y/o neutralizaciones de emisiones de carbono de alta calidad (por ejemplo, créditos REDD+ jurisdiccionales o captura directa de aire y almacenaje geológico) como mecanismos para la mitigación más allá de la cadena de valor. Aunque este cuarto componente de compensación (en inglés) es opcional, amplía la Responsabilidad Social Corporativa (y moral) para ayudar a ganar (o al menos avanzar) en nuestra carrera común hasta las cero emisiones netas (en inglés) y hacer el máximo posible para minimizar los peores efectos del cambio climático.

Las actividades de compensación pueden comportar grandes beneficios a nivel global (por ejemplo, acelerar el cambio de combustible, la eficiencia energética o los desarrollos renovables) y, cuando se vinculan con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS de las Naciones Unidas), tienen el potencial de crear un bien común importante. También atribuyen más responsabilidad a las empresas en pedirles que sean prudentes y equitativas en este apoyo, teniendo en cuenta también el impacto global de la sostenibilidad en las comunidades locales, en el contexto de la justicia climática (en inglés).

Ahora que hemos hablado de estos cambios, ¿qué significa esto para una empresa y cuáles son los siguientes pasos que seguir? ¿Cómo se tiene que responder?

La contribución de Anthesis al Net Zero y cómo podemos ayudaros

5 mensajes clave para las empresas

Salid de vuestra zona de confort

  • Dejemos las cosas claras: este tema es incómodo. El pronóstico del cambio climático ahora mismo es desesperante. Los riesgos climáticos para las operaciones empresariales y las cadenas de valor se están acelerando (en inglés) a un ritmo rápido. Es hora de hacerles frente y sabemos que no será fácil. Los SBT a corto y largo plazo son solo una parte de la solución a un problema de escala global y el tiempo juega en nuestra contra. De acuerdo con la ciencia del clima más reciente, el estándar y los criterios Net Zero de SBTi son ambiciosos, pero se tienen que ver como los mínimos para vuestro negocio.

No es demasiado tarde… pero no esperéis más

  • Los cambios para reducir, evitar o sustituir las fuentes de mayores emisiones de GEI son la prioridad número 1. SBTi requiere que se consiga una reducción del 90% para la mayoría de las empresas antes de confiar en tecnologías de eliminación para abordar las emisiones restantes. Dentro de las estrategias de reducción, las empresas pueden utilizar créditos de energía renovable (REC) para gestionar sus emisiones, pero otras podrían requerir una inversión de capital importante. La gestión de las emisiones de la cadena de valor es aún más difícil, pero no imposible. Aunque la magnitud necesaria para que las empresas reduzcan sus emisiones es enorme, los costes futuros de la eliminación de carbono pueden tener un precio mucho mayor. El riesgo financiero y reputacional es importante: ¡actuad ahora!
  • Es necesario señalar claramente que el uso de compensaciones para evitar o reducir emisiones (fuera de vuestra cadena de valor) no permite conseguir los objetivos de corto o largo plazo.

Meteos hasta el fondo

  • Asumid los compromisos más ambiciosos que vuestro negocio os permita. Desafiad a los grupos de interés internos y al liderazgo de “ir más allá” de su nivel de comodidad no solo con compromisos atrevidos, sino también para buscar activamente los recortes a las emisiones operativas y de la cadena de valor más profundos posibles.

Sois ciudadanos del mundo, así que sed buenos vecinos y atribuíos algo de mérito

  • Intentad dar apoyo a la expansión de soluciones, tecnologías y modelos de negocio que surgen de la eliminación de carbono (adyacentes o directamente relevantes para vuestra empresa) invirtiendo en estos para ayudar a descarbonizar ampliamente fuera de vuestra cadena de valor. Este espacio ofrece una oportunidad increíble de innovación e inversión.
  • Los efectos del cambio climático son desproporcionados: algunos sufrirán más que otros. Sed rigurosos en vuestra investigación y prudentes en vuestras inversiones usando el marco de la equidad y la justicia como objetivo.
  • Paralelamente a un compromiso Net Zero, vuestro negocio puede aprovechar actividades de compensación, vinculándolo a un objetivo neutro en carbono para abordar las emisiones históricas o aquellas que no están cubiertas por SBT a corto o largo plazo.

Prestad atención porque todo cambia, ¡y mucho!

  • La ciencia del clima y nuestra comprensión siguen evolucionando. No hay ningún manual de referencia, así que estamos aprendiendo constantemente y tenemos que ser ágiles en nuestra respuesta.

Seamos claros: el Net Zero no es el final de la historia ni tampoco una casilla de selección dentro de una estrategia climática o empresarial. Es simplemente el siguiente paso crítico que tenemos que llevar a cabo para ofrecer un rendimiento sostenible a las empresas y conseguir un planeta habitable. Por este motivo, la guía de la SBTi nos ayudará a hacerlo de acuerdo con la ciencia del clima actual. Aún queda mucha faena por hacer para llegar al Net Zero y aún más para minimizar el calentamiento global antes de finales de siglo. No nos tenemos que dejar engañar por los horizontes temporales aparentemente largos: nuestras decisiones y acciones a corto plazo podrían acelerar el cambio climático (en inglés) y reducir nuestro margen de oportunidades.

Contactad con nosotros

Estaremos encantados de ponernos a vuestra disposición

Además de nuestras oficinas en España, Colombia y Andorra, Anthesis Group tiene oficinas en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia, Irlanda, Italia, Alemania, Suecia, Finlandia, Países Bajos, Bélgica, Sudáfrica, Brasil, China, Filipinas y Oriente Medio.

Tatiana García

La sostenibilidad empresarial no es posible sin colaboración

1 diciembre, 2021 | Reflexiones,

En el B2B Sustainability Forum de EcoVadis los expertos coincidieron en que, para desarrollar unas prácticas empresariales más sostenibles, es necesaria la implicación y el trabajo conjunto de todas las empresas que intervienen en la cadena de suministro.

Hace unas semanas participé en el B2B Sustainability Forum, un encuentro virtual con empresas y proveedores organizado por EcoVadis con el objetivo de dialogar sobre la sostenibilidad y las amenazas que suponen la era post-COVID y la inminente crisis climática. Así, en las diferentes sesiones de la jornada se plantearon algunas prácticas que deben adoptar las empresas -y también la sociedad en conjunto- para enfrentarse a los principales retos actuales en materia de sostenibilidad.

Por ejemplo, en la mesa redonda “Gestión y retos de la sostenibilidad en la cadena de suministro”, se planteó la pregunta de por qué es necesario hacer sostenible la cadena de suministro. En el debate intervinieron Jordi Santamaría, responsable de compras de material envasado en Damm, y Carles Cabot, director de HSEQ en Intermas Group. Esto permitió a los asistentes conocer la doble vertiente de la cadena de valor: por un lado, desde la visión de una empresa que evalúa a sus proveedores, y por otro lado, desde la perspectiva de la empresa que es evaluada.

Las conclusiones principales que se pusieron de manifiesto fueron que las empresas todavía tienen un largo camino que recorrer para acelerar su transición hacia unas prácticas empresariales más sostenibles, y que este viaje solo se podrá lograr con trabajo conjunto y colaborativo entre todas las empresas, poniendo énfasis en la utilización de herramientas y plataformas como la que ofrece EcoVadis.

El objetivo de la metodología utilizada por EcoVadis es medir la calidad del sistema de gestión de la sostenibilidad de una empresa analizando sus políticas, las acciones desarrolladas y los resultados obtenidos. Los criterios de evaluación, basados en los estándares internacionales, se centran en cuatro ámbitos: medio ambiente, practicas laborales y DD. HH., ética y compras sostenibles.

Anthesis Lavola, como socio oficial de EcoVadis en España y en América Latina, ofrece a las empresas y a los proveedores soluciones que los permitirán mejorar los resultados en la calificación de la sostenibilidad que hace EcoVadis.

Accede al vídeo de la mesa redonda clicando aquí.

Anna Remolà

Grup Vall Companys aspira a reducir un 35% su huella de carbono

29 septiembre, 2021 | Noticias,

Colaboramos con el Grupo agroalimentario Vall Companys a establecer su estrategia de sostenibilidad para el horizonte 2030 y que ha acabado materializando el Programa Penta. Para desarrollarlo, se han revisado todos y cada uno de los procesos de su cadena de valor, identificando hasta ocho objetivos básicos y medibles en materia de sostenibilidad hacia los que deberá encaminar su actividad durante esta década.

Uno de esos objetivos es conseguir para el 2030 una reducción del 35% en las emisiones de carbono de alcance 1 y 2. Las primeras, generadas con su propia actividad, las minimizará con medidas como la inversión en equipamientos más eficientes, la optimización del parque de vehículos y la digitalización de los procesos; para reducir las emisiones de alcance 2, derivadas de la energía consumida, apostará por las fuentes de energía renovables, tanto para el autoconsumo como en los acuerdos con sus principales proveedores.

El Programa Penta recoge su estrategia de sostenibilidad 2030, con la que asentará una producción de alimentos saludables de forma eficiente y sostenible

El Programa PENTA se compone de 5 ejes estratégicos que cubren todas las vertientes de la sostenibilidad empresarial:

  1. Clima y circularidad: reducir el impacto ambiental.
  2. Asegurar el bienestar animal y fomentar la sostenibilidad en las granjas.
  3. Personas: Garantizar lugares de trabajo atractivos, respetuosos, igualitarios, saludables y seguros.
  4. Fomentar la calidad y seguridad alimentaria desarrollando productos que den respuesta a las necesidades de los consumidores.
  5. Gestión ética y responsable para la sustentabilidad en el tiempo y el entorno

 

Objetivos para el 2030

En el desarrollo de esta estrategia, Anthesis Lavola ha definido un total de 130 KPIs o indicadores de sostenibilidad que el Grupo agroalimentario Vall Companys deberá conseguir impulsando acciones concretas en cada uno de los cinco ejes del Programa Penta.

De entre todos esos indicadores, la organización ha identificado ocho como objetivos básicos en su estrategia y necesarios para asegurar el cumplimiento de los Objetivos del Desarrollo Sostenible:

  • Reducir un 35% las emisiones de GEI de alcance 1 y 2 (eje 1)
  • Reducir un 30% las emisiones de GEI de alcance 3 (eje 1)
  • Reducir la huella hídrica un 10% (eje 1)
  • Lograr el 100% de granjas auditadas en bienestar animal (eje 2)
  • Reducir el uso de antibióticos un 60% respecto a 2015
  • Reinvertir en proyectos de I+D+i el 0,6% de su cifra de ventas
  • Consumo 100% responsable de soja: sostenible y procedente de zonas no deforestadas
  • Homologación de sus proveedores bajo criterios de sostenibilidad, acreditando que su cadena de valor también es responsable y sostenible

Siguiendo las directrices estratégicas marcadas en el Programa Penta, la organización estará en disposición de cumplir con metas incluidas en 15 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible impulsados por la ONU.

Grupo Vall Companys ejerce su actividad en 43 empresas integradas a lo largo de la cadena de valor agroalimentario, desde la producción de alimentos compuestos y harinas, la crianza animal y la elaboración de productos cárnicos. Actualmente, cuenta con más de 2.300 granjeros asociados al Grupo. Su cadena de producción involucra, ya sea de manera directa o indirecta, a unos 12.000 profesionales de toda España, especialmente de áreas rurales.

LABORAL Kutxa define una estrategia de finanzas sostenibles

14 septiembre, 2021 | Noticias,

Es una acción prioritaria en el desarrollo de su Plan Estratégico 2020-2022.

Para LABORAL Kutxa, primera cooperativa de crédito vasca, la sostenibilidad es un compromiso fundacional inherente a su modelo de desarrollo. Año tras año, buscan integrar los principios de sostenibilidad en todos los ámbitos de su actividad, incluyendo las finanzas; para lograrlo, les hemos ayudado a hacer una reflexión estratégica en finanzas sostenibles.

Desde las áreas de Sostenibilidad Corporativa y Finanzas Sostenibles hemos trabajado con la entidad en un proyecto para desarrollar una estrategia que sirviera de hoja de ruta en su camino hacia una mayor sostenibilidad. Se trata de una de sus acciones básicas en responsabilidad social empresarial (RSE) planteadas dentro del Plan Estratégico 2020-2022.

Atendiendo a la cultura cooperativa de LABORAL Kutxa, el ejercicio de reflexión se ha realizado de manera participativa con las personas que forman parte de la organización.

El trabajo se ha dividido en dos fases: un diagnóstico de la situación actual y una posterior definición del conjunto de líneas de trabajo y de oportunidades de mejora entendidas como estratégicas y prioritarias para la organización. Además, en la fase del diagnóstico, se ha incluido un benchmark para conocer las prácticas de otras compañías internacionales referentes del sector en sostenibilidad.

LABORAL Kutxa alberga un propósito social claro y coherente, con una cultura organizativa y unos valores arraigados como entidad cooperativa.

LABORAL Kutxa alberga un propósito social claro y coherente, con una cultura organizativa y unos valores arraigados como entidad cooperativa. Presenta una firme apuesta por el impulso de acciones en el marco de la sostenibilidad, siendo la ampliación de su oferta de productos sostenibles a la clientela el principal ámbito de mejora detectado.

Considerando los resultados de la reflexión en finanzas sostenibles, la entidad va a impulsar nuevas acciones, como la implantación de una nueva línea de productos de financiación verde, la definición de una gobernanza interna de la sostenibilidad o la priorización de la inversión socialmente responsable en los fondos indirectos.

El equipo de finanzas sostenibles de Anthesis Lavola ayuda a entidades privadas y públicas en el desarrollo de marcos de financiación -préstamos y bonos- con criterios ambientales, sociales o de sostenibilidad; emite informes de segunda opinión para confirmar la alineación del marco de financiación o de la financiación con los principios relevantes (SLLP, SBP, GLP y GBP, entre otros); y acompaña a las organizaciones e inversores en la identificación del grado de alineación de proyectos o actividades económicas con la taxonomía verde de la UE.

Contacta

Estaremos encantados de ponernos a vuestra disposición

Además de nuestras oficinas en España, Colombia y Andorra, Anthesis Group tiene oficinas en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia, Irlanda, Italia, Alemania, Suecia, Finlandia, Países Bajos, Bélgica, Sudáfrica, Brasil, China, Filipinas y Oriente Medio.

Acompañamos a cooperativas del Grupo Fagor en la elaboración de sus memorias de sostenibilidad

8 septiembre, 2021 | Noticias,

Working for a better future es el lema adoptado por Grupo Fagor, síntesis de los objetivos planteados en la estrategia de sostenibilidad Fagor 2030, con la que quiere mantenerse como un grupo competitivo, innovador y democrático, cuidando de sus personas y del planeta.

La estrategia 2030 les guiará en el desarrollo de las acciones, planes y políticas con las que cumplir con sus objetivos y retos en materia de sostenibilidad. Y nada mejor para conocer la situación de partida que evaluar, mediante las memorias de sostenibilidad, las estrategias adoptadas por sus cooperativas en este ámbito.

Para ello, desde Anthesis Lavola hemos trabajado en la elaboración y maquetación de las memorias de sostenibilidad 2020 de tres cooperativas: Fagor Arrasate, Fagor Ederlan y Onnera Group, además de la del propio Grupo Fagor. También se está realizando el análisis de materialidad 2021 para otra cooperativa del grupo, MONDRAGON Assembly.

Para desarrollar el proyecto, el equipo de Sostenibilidad Corporativa ha adoptado una metodología participativa con los integrantes de cada una de las organizaciones.

La elaboración de cada Memoria de Sostenibilidad 2020 ha seguido un proceso consensuado y homogeneizado, alineado  con el estándar Global Reporting Initiative (GRI) y la Ley 11/2018 sobre Información no financiera y diversidad, que obliga a sociedades de más de 500 empleados y a grupos consolidados a divulgar su información no financiera (EINF), lo que ayuda a medir, supervisar y gestionar el rendimiento de las empresas y su impacto en la sociedad.

El análisis se ha dividido en cuatro fases:

  • Análisis de materialidad o su revisión, si ya disponían de un estudio previo de materialidad
  • Recopilación y análisis de la información
  • Redacción y validación de los contenidos de la memoria
  • Acompañamiento en la verificación de la memoria por parte de auditores externos (opcional)

Cada cooperativa ha recibido una memoria de sostenibilidad que cumple con los requerimientos legales actuales en materia de sostenibilidad e incluye la Tabla GRI y la Tabla de equivalencia GRI-EINF.

La última fase del proyecto, desempeñada por el área de Comunicación de Anthesis Lavola, ha consistido en la maquetación de la memoria, incluyendo un resumen infográfico muy visual de las cifras clave. El documento se ha ofrecido en  tres idiomas: castellano, euskera e inglés.

Todas las cooperativas analizadas forman parte de la Corporación MONDRAGON. En los últimos años hemos desarrollado varios proyectos para sus integrantes, como el análisis de la huella de carbono para el Grupo Fagor, una propuesta formativa en sostenibilidad y gobernanza ambiental (ESG) o la capacitación a cooperativas para realizar sus informes EINF.