Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility Biodiversidad Archives - Anthesis España

La importancia de conservar los mares y los océanos

31 enero, 2023 | Somos Naturaleza,

La protección de la biodiversidad es una necesidad imperiosa para la supervivencia de la especie humana. La alimentación, la sanidad y la economía dependen de las especies que nos rodean.

En la última Conferencia de las Naciones Unidas para la Biodiversidad (COP15), celebrada a finales de 2022 en Montreal, se acordó la protección de un 30% de la superficie del planeta. Y se trata de un acuerdo histórico, inspirado en la propuesta del gran Edward O. Wilson (1929-2021) y el proyecto que inició años atrás: Half-Earth project, con el objetivo de conservar la mitad del planeta.

 

La protección de la tierra respecto a la protección del mar

Dentro de este acuerdo, celebrado desde todos los sectores, es cierto que la protección de la superficie terrestre es más factible y cercana que la protección de los mares y océanos. Y esto es así porque gran parte de la masa de agua que cubre la Tierra no se encuentra bajo la jurisdicción de ningún estado, dificultando el cumplimiento de cualquier normativa y restricción que se quiera imponer.

Además, hay que tener en cuenta que la vida marina y los ecosistemas existentes en estas zonas son bastante desconocidos para una gran parte de la población. La famosa expresión “se conoce más la superficie de la Luna o de Marte que el fondo marino” tiene parte de razón. Y esto es un problema para la conservación de estas áreas.

 

Enric Sala, un paladín de los mares

Un defensor de la vida marina como es Enric Sala, biólogo gerundense y explorador residente de National Geographic, reconoce que el acuerdo logrado es muy importante, al nivel del Acuerdo de París para el cambio climático.

Como explorador National Geographic, Enric Sala lidera el proyecto Pristine Seas con el objetivo de proteger y conservar las áreas marinas del planeta. Desde 2008, el proyecto ha realizado expediciones en 36 localizaciones, consiguiendo que 26 hayan sido protegidas, cubriendo una superficie total de 6 millones y medio de quilómetros cuadrados (cas trece veces el tamaño del estado español).

Gracias a los trabajos científicos que ha realizado, al conocimiento adquirido, a la colaboración con gobiernos y entidades y a la divulgación de la biodiversidad de las zonas exploradas, Pristine Seas se ha convertido en un proyecto referente para la conservación de la vida marina. Se han realizado numerosos documentales sobre las expediciones del proyecto, que se pueden ver en los canales de National Geographic y en la plataforma Disney+.

 

Conocer mejor el mar para protegerlo

La conservación de la vida marina, igual que la de la vida terrestre, debe ser una prioridad para muchos gobiernos, pero también para las empresas, fundaciones, ONGs y ciudadanía en general. Muchas comunidades costeras e indígenas dependen del buen estado de los mares y los océanos, de la pesca y de los recursos que extraen de este entorno. El clima depende de la capacidad que tiene el mar de absorber carbono para mitigar los efectos del cambio climático.

No nos podemos permitir seguir contaminando, seguir extrayendo recursos sin control, seguir acidificando el agua y seguir extinguiendo especies. La importancia del mar ha llegado incluso a la gran pantalla este final de 2022 con la segunda parte de Avatar, Avatar: El sentido del agua, que, con una factura visual más que espectacular, transmite un mensaje que cala profundamente.

Conocer mejor las especies y los ecosistemas que hay bajo la superficie del agua es vital para fomentar la conservación de estos entornos. Proyectos como Pristine Seas ayudan en este sentido, igual que proyectos catalanes como Submon o Edmaktub, entre otros.

La concienciación de la ciudadanía favorecerá que el acuerdo logrado en Montreal y la protección del 30% de la superficie del planeta sean una realidad. La supervivencia de muchas especies, incluida la nuestra, está en juego, y es necesario actuar cuanto antes para asegurar un futuro con la máxima biodiversidad posible.

 

Fotografía de Enric Sala hecha por World Economic Forum / Boris Baldinger bajo licencia Creative Commons CC BY-NC-SA 2.0

Noticias relacionadas

Contacta con nosotros

Estaremos encantados de ponernos a vuestra disposición

Además de nuestras oficinas en España, Colombia y Andorra, Anthesis Group tiene oficinas en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia, Irlanda, Italia, Alemania, Suecia, Finlandia, Países Bajos, Bélgica, Sudáfrica, Brasil, China, Filipinas y Oriente Medio.

Reflexiones sobre la COP 15

30 enero, 2023 | Noticias,

La pérdida de biodiversidad que se está produciendo en todo el mundo en estos momentos no tiene precedentes en la historia de la humanidad. Los investigadores calculan que el ritmo actual de pérdida de especies varía entre 100 y 10.000 veces la tasa de extinción de referencia (que es aproximadamente de una a cinco especies al año si se tiene en cuenta todo el registro fósil). La biodiversidad es un componente crítico del bienestar humano, animal y del planeta, y ha quedado históricamente fuera de la conversación sobre el clima. La COP15 contribuyó a cambiar esta situación.

La conferencia se celebró en Montreal del 7 al 19 de diciembre. Hacía varios años que no se celebraba una reunión a gran escala sobre naturaleza debido a la pandemia, por lo que la COP15 era una oportunidad especialmente importante para reunir a lo mejor de lo mejor con el fin de asegurar el futuro de nuestro sistema de soporte vital planetario. Esta era mi primera COP. Me entusiasmaba entrar en un espacio en el que los principales líderes mundiales decidirían, con un poco de suerte, un plan de acción adecuado para hacer frente a la pérdida de biodiversidad. Al final de la conferencia, mis esperanzas se cumplieron en parte; salí de Montreal, sintiéndome simultáneamente informada, motivada, impresionada, impaciente y algo irritada.

Informada y motivada

En un evento de este tipo se respira una gran expectación. Es emocionante ver cómo las empresas están liderando la biodiversidad: instituciones financieras, empresas farmacéuticas, de bienes de consumo, de materiales de construcción, de alimentación y bebidas… la lista es interminable. Las empresas están fijando voluntariamente objetivos de biodiversidad, colaborando con el Grupo de Trabajo sobre Divulgación de Información Financiera Relacionada con la Naturaleza (TNFD) y la Science Based Targets Network (SBTN), y pilotando el avión mientras aún está en construcción. Reconocen la urgencia de la situación, que la proactividad es clave, y que hacer algo solo para cumplir con la normativa no es de lo que trata la verdadera sostenibilidad. Aprendí mucho de muchas de estas empresas, organizaciones de la sociedad civil y ONG sobre el trabajo que están haciendo actualmente, y también pude ver cómo muchos pueblos indígenas y comunidades locales participan en importantes procesos de toma de decisiones que respetan no solo sus derechos sobre las tierras, territorios y recursos, sino también, lo que es igual de importante, sus profundos conocimientos, basados en generaciones, sobre cómo trabajar con la Naturaleza de forma compasiva.

Impresionada

Estoy impresionada por la pasión de la gente que he conocido, especialmente del contingente juvenil de la COP15, con varios de los cuales charlé largo y tendido en la cena Eat4Change. Me sentí privilegiada por haber participado en esta velada: un menú cuidadosamente elaborado, con ingredientes de temporada y de origen local, preparado por maravillosos chefs, que comenzó con la bendición de un anciano de la tribu. Fue un final apropiado para el Día oficial de la Alimentación de la COP15, celebrado el 14 de diciembre, que nos recordó a todos el valor y la importancia de los buenos sistemas alimentarios. Los jóvenes serán nuestros líderes en un futuro no muy lejano. Necesitamos su energía y su actitud positiva para impulsar el cambio ahora. Gracias a WBCSD, WWF, WEF y demás por organizarlo.

 

Impaciente

La pérdida de biodiversidad es una crisis que está ocurriendo en tiempo real. Estas pérdidas no se solucionarán simplemente, ni se invertirán, si cumplimos la promesa del Acuerdo de París de 2016. La pérdida de biodiversidad tiene sus propias causas y necesita sus propias soluciones. Dicho esto, debemos conectar los puntos entre el cambio climático y la pérdida de biodiversidad y el doble impacto que tienen en la salud y el bienestar humanos, así como en las plantas y los animales. El tiempo se acaba; si no actuamos ahora, el 8% de los mamíferos perderá la mitad de su hábitat con un calentamiento de +2C.

Irritada

La mayor fuente de mi irritación: necesitamos que los políticos den prioridad al planeta, y pongan el interés propio en una caja, en un estante superior, y lo dejen ahí. El Acuerdo de París de 2016 fue un buen comienzo, pero en última instancia fracasó en sus objetivos; un informe de Cambio Climático de la ONU afirma que las promesas climáticas de 193 partes bajo el Acuerdo de París podrían aumentar el calentamiento en 1,5C para finales de siglo, no limitarlo a 1,5C como se pretendía originalmente. La COP15 fue una oportunidad para que los responsables políticos, los gobiernos y los expertos en la materia se reunieran para defender por fin la biodiversidad como un tema pertinente del cambio climático. Tras dos semanas de debates, la conferencia concluyó con la firma por casi 200 países del ambicioso Marco Mundial para la Biodiversidad de Kunming-Montreal. Este marco histórico incluye el objetivo 30×30 -que exige proteger el 30% de la tierra y los océanos para 2030- junto con otros objetivos para financiar la conservación de la biodiversidad, trabajar en la restauración y reducir el uso de pesticidas.

A pesar de esta importante victoria para la biodiversidad, Estados Unidos destaca por su ausencia entre los signatarios, ya que es uno de los dos países (el segundo es el Vaticano) que no ha firmado el Marco Mundial para la Biodiversidad de Kunming-Montreal. Aunque el Presidente Biden comprometió a EE.UU. con el objetivo 30×30 en 2021, falta el compromiso pleno que conlleva ser signatario. Necesitamos que Estados Unidos siente un precedente para otros países y muestre su compromiso para detener, y en última instancia revertir, la pérdida de biodiversidad y relacionarla con el cambio climático.

Mi impresión general de la COP15 es de gratitud. Gracias a todos los que han discutido, presionado y luchado para llegar a un acuerdo sobre cómo compartir recursos e información y cómo utilizar los sistemas financieros para garantizar la protección y mejora efectivas de la naturaleza. Ahora, ¡a cumplir esos objetivos!

Consulta nuestros servicios en Biodiversidad

Noticias relacionadas

Contacta con nosotros

Estaremos encantados de ponernos a vuestra disposición

Además de nuestras oficinas en España, Colombia y Andorra, Anthesis Group tiene oficinas en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia, Irlanda, Italia, Alemania, Suecia, Finlandia, Países Bajos, Bélgica, Sudáfrica, Brasil, China, Filipinas y Oriente Medio.

FAQ de la Guía para el Establecimiento de SBTi para la Silvicultura, Tierra y Agricultura (FLAG)

8 noviembre, 2022 | Reflexiones,

La Guía para el Establecimiento de Objetivos Basados en la Ciencia para la Silvicultura, la Tierra y la Agricultura (FLAG) de la Iniciativa de Objetivos Basados en la Ciencia (SBTi) ha creado la necesidad de que las organizaciones establezcan objetivos FLAG por separado. El FLAG ha provocado implicaciones fundamentales en la forma en que las organizaciones completan sus inventarios.

El SBTi para los sectores de uso intensivo de tierra 

El 20 de octubre, Anthesis organizó un webinar sobre las recientes directrices del SBTi FLAG, que permitió a los asistentes comprender mejor lo que significa este nuevo cambio y cuáles serán las repercusiones previstas. 

Explora las preguntas más frecuentes a continuación: 

 

 

Alcance y objetivos 

¿Es necesario que las organizaciones establezcan un objetivo FLAG y otro no FLAG? 

Los objetivos del FLAG son independientes de otros objetivos fósiles/industriales u objetivos no FLAG. Los objetivos SBT del sector FLAG solo se aplican a las emisiones de GEI de una organización procedentes de las emisiones AFOLU (agricultura, silvicultura y otros usos del suelo). Por lo tanto, las organizaciones pertinentes tendrán objetivos FLAG y no FLAG por separado. 

¿Las directrices del FLAG exigen un objetivo a corto y a largo plazo? 

Al igual que los objetivos de energía e industriales, los objetivos del FLAG pueden incluir tanto un objetivo a corto plazo que cubra un periodo de 5 a 10 años como un objetivo a largo plazo. Los plazos para establecer los objetivos del FLAG dependen del estado actual de los objetivos de la organización y de actividades como el establecimiento de un objetivo de Net Zero. 

¿El FLAG dificulta la fijación de un SBTi? 

Es demasiado pronto para tener una respuesta clara, ya que la mayoría de las organizaciones todavía están revisando las directrices y descubriendo las implicaciones que tienen en su actividad actual o prevista de SBTi. Anthesis considera que se trata de un paso positivo por parte de SBTi, porque permite a las organizaciones con emisiones de FLAG en su cadena de valor abordar directamente sus emisiones procedentes de los usos de la tierra, pero también contabilizar sus absorciones, algo que antes no era posible. Sin embargo, algunas organizaciones han comentado la necesidad de ampliar la cobertura en su objetivo de energía/industria para alcanzar la cobertura del 67% en el Alcance 3. 

 

¿A qué tipo de organizaciones/sectores afecta el FLAG? 

El GHG Protocol Land Sector and Removals Guidance proporciona métodos de contabilidad y notificación de las absorciones. Sin embargo, una organización no puede utilizar la absorción de carbono del FLAG para objetivos que no sean FLAG. La contabilización de las absorciones es totalmente opcional a la hora de establecer un objetivo FLAG. Anthesis es consciente de que las absorciones del FLAG plantean una serie de problemas a la hora de contabilizarlas en la práctica. 

Si no estás obligado a establecer un objetivo FLAG, puedes contabilizar las absorciones dentro de la cadena de valor de tu organización para fines internos. Se aconseja que se contabilicen y calculen de acuerdo con la GHG Protocol Land Sector and Removals Guidance.  

Hay determinados sectores en los que se exigen emisiones FLAG, por ejemplo, la producción, transformación o venta al por menor de alimentos, los productos forestales y el tabaco. Por lo demás, se exigen a cualquier otro sector designado por el SBTi que tenga emisiones FLAG que representen más del 20% de las emisiones totales en todos los alcances. 

Hay una serie de excepciones en las que las organizaciones no están obligadas a establecer un objetivo FLAG: 

  • Si una empresa pertenece a un sector designado por el FLAG, pero no tiene emisiones de GEI del FLAG o estas son limitadas. 
  • Si está clasificada como pequeña y mediana empresa (PYME), debe seguir utilizando el enfoque de fijación de objetivos para PYME. 
  • Los objetivos del FLAG no son necesarios para los alimentos de origen marino capturados en estado salvaje 

 

¿Cómo se establece un objetivo del FLAG si se opera en varias categorías del FLAG? 

Las empresas que pertenecen a los sectores del FLAG que se encuentran dentro de los sectores designados por SBTi deben por defecto utilizar la herramienta sectorial del FLAG para fijar sus objetivos. Las organizaciones con emisiones asociadas a uno de los nueve itinerarios de productos agrícolas disponibles, que representan el 10% o más de las emisiones totales del FLAG, pueden utilizar el itinerario de productos para ese producto. 

Las organizaciones pueden utilizar tanto el enfoque del sector FLAG como del commodity FLAG en el desarrollo de su objetivo del FLAG. En estos casos, se recomienda a las organizaciones consolidar los objetivos en un único objetivo FLAG combinado (absoluto) utilizando la herramienta de agregación. 

¿Cómo fijan un objetivo las organizaciones que tienen tanto acuicultura como pesca de captura salvaje en su cadena de suministro? 

Las organizaciones que participan en la acuicultura y la pesca de captura salvaje encajarían en la clasificación del sector «Producción de alimentos – Fuente animal». Sin embargo, como se ha señalado, el pescado capturado en estado salvaje está exento de la obligación de establecer un objetivo del FLAG. La organización tendría que separar las emisiones de la acuicultura y de la pesca salvaje en su inventario de GEI. Si las emisiones procedentes de la acuicultura son superiores al 5% (en todos los ámbitos), deberán establecer un objetivo FLAG para este ámbito de su cadena de suministro. 

¿Se incluyen las emisiones evitadas? 

La orientación del FLAG del SBTi sigue las directrices de contabilidad del GHG Protocol, que utiliza un enfoque de inventario en lugar de un enfoque de contabilidad de proyectos. Cuando las emisiones evitadas se refieren a la deforestación, esta puede incluirse en el FLAG tanto como emisiones como absorciones, si se cumplen los criterios adecuados. Las emisiones evitadas basadas en el uso o la sustitución de productos o materiales no se incluyen en la contabilidad de inventarios. 

 

Compromiso de deforestación 

¿Ha dado el SBTi alguna orientación sobre el alcance de los compromisos de deforestación cero? 

Las organizaciones que establecen objetivos FLAG deben presentar públicamente un compromiso de «no deforestación», con el objetivo de tener cadenas de suministro libres de deforestación para 2025. Esto abarca todos los alcances 1, 2 y 3 de las emisiones y no se limita al mismo umbral del 67% aplicable a las emisiones de alcance 3.

Se recomienda encarecidamente a las organizaciones que alineen sus compromisos con las orientaciones de la Accountability Framework Initiative (AFi), incluyendo una fecha límite de 2020, y se recomienda además que establezcan compromisos de no conversión y de no quema de turba. 

 

Contabilización de las emisiones 

¿Cómo podemos hacer seguimiento y verificar las emisiones relacionadas con la producción de materias primas en una compleja cadena de suministro de varios niveles, en la que no hay trazabilidad? 

Puede ser un reto, obtener datos de producción de cadenas de suministro globales y compleja. El éxito de la recopilación y el seguimiento de los datos depende de una estrategia de compromiso con los proveedores. Anthesis ha desarrollado varios programas para importantes minoristas de alimentación cuyas cadenas de suministro son amplias y variadas, comunicando con éxito los requisitos informativos de los proveedores y recogiendo a cambio datos primarios. 

A falta de datos primarios, existen otros métodos, como los basados en la actividad y en la modelización. 

 

Absorción 

¿Qué debe tener en cuenta mi organización a la hora de contabilizar las absorciones (en tierra) en el marco FLAG? 

Las absorciones solo podrán incluirse en los objetivos FLAG cuando se cumplan los requisitos correspondientes: 

Almacenamiento y seguimiento continuos: 

  • Trazabilidad 
  • Datos primarios 
  • Incertidumbre 
  • Contabilidad de reversiones 

En la página 22 del borrador de orientaciones del GHGP sobre el sector de la tierra y remociones (Land Sector and Removals guidance draft) se pueden encontrar orientaciones más específicas. 

¿Es posible contabilizar las absorciones del FLAG incluso si nuestra organización no está obligada a establecer un objetivo del FLAG? 

El GHG Protocol Land Sector and Removals Guidance proporciona métodos de contabilidad y notificación de las absorciones. Sin embargo, una organización no puede utilizar las absorciones de carbono del FLAG para objetivos basados en la ciencia No-FLAG. La contabilización de las absorciones es totalmente opcional cuando se establece un objetivo FLAG. Anthesis es consciente de que las absorciones del FLAG plantean varios problemas a la hora de contabilizarlas en la práctica. 

Si una organización no está obligada a establecer un objetivo FLAG, puede contabilizar las absorciones dentro de la cadena de valor de la organización únicamente a efectos internos. Se aconseja que se contabilicen y calculen de acuerdo con la GHG Protocol Land Sector and Removals Guidance.  

 

¿El cambio de uso de la tierra equivale siempre a las emisiones en el marco del FLAG? 

El cambio de uso del suelo podría calcularse como una absorción de carbono si se cumplen las condiciones adecuadas. Por ejemplo, la reforestación y la restauración de la vegetación forestal que se produce en las tierras de labor (por ejemplo, silvopasturas, plantaciones/corredores ribereños, corredores de biodiversidad) se incluyen en el objetivo del sector FLAG. Sin embargo, las remociones solo pueden incluirse en los objetivos del FLAG cuando se cumplan los requisitos adecuados. Estos incluyen el almacenamiento y el seguimiento continuos, la trazabilidad, los datos primarios, la incertidumbre y la contabilidad de las reversiones. 

La reforestación y la restauración de los bosques que se producen fuera de las tierras de trabajo se excluyen de los objetivos porque estos esfuerzos están fuera de las cadenas de suministro de la organización y, por tanto, fuera de su influencia inmediata. 

¿Se incluyen los créditos de carbono en el FLAG? 

Las organizaciones no pueden comprar compensaciones para cumplir los objetivos a corto plazo del FLAG o de la energía/industria. Solo la absorción de emisiones en terrenos que son propiedad de una organización o que son explotados por ella, o dentro de su cadena de suministro, pueden incluirse en los itinerarios del FLAG y contar para alcanzar un objetivo del FLAG. Cualquier venta o compra de créditos de carbono debe gestionarse en un inventario de la empresa siguiendo las directrices del protocolo de GEI para evitar la doble contabilidad. 

¿Pueden utilizarse las absorciones de emisiones internas para cumplir los objetivos del FLAG? 

La reducción de las emisiones y la absorción del carbono en las tierras que son propiedad de una organización o que son explotadas por ella, o dentro de su cadena de suministro, pueden incluirse en la contabilidad del inventario de una organización y contar para alcanzar un objetivo del FLAG. 

DESCUBRE MÁS SOBRE FLAG AQUÍ 

Notícies relacionades

Contacta con nosotros

Estaremos encantados de ponernos a vuestra disposición

Además de nuestras oficinas en España, Colombia y Andorra, Anthesis Group tiene oficinas en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia, Irlanda, Italia, Alemania, Suecia, Finlandia, Países Bajos, Bélgica, Sudáfrica, Brasil, China, Filipinas y Oriente Medio.

¿Nos acostumbraremos a ver Doñana sin agua?

26 septiembre, 2022 | Somos Naturaleza,

 

Principios de septiembre de 2022. Se detecta un fenómeno que solo había sucedido dos veces anteriormente desde que se tiene registros: en 1983 y 1995. Registros que se guardan desde que Doñana es Parque Nacional, en 1969. Este fenómeno es la desecación completa de la laguna de Santa Olalla, la laguna permanente más gran del parque nacional. Un hecho que casi es sinónimo de completa desecación de todo Doñana.

El Parque Nacional de Doñana también ha sufrido este 2022 la gran sequía que ha afectado a todo el estado español. Las olas de calor han sido casi sucesivas durante junio, julio y agosto, con pocos días de tregua y escasísimas lluvias. Precipitaciones que tampoco habían llegado en abundancia durante la primavera.

Doñana hace años que vive bajo la presión de la manca de agua, puesto que hace una década en que llueve por debajo de la media. Y esto tiene un impacto grave para todas las especies que dependen de este gran espacio húmedo, declarado Reserva de la Biosfera y Patrimonio de la Humanidad. Especies, principalmente aves, que encuentran refugio y alimento para criar y descansar durante las largas migraciones que llevan a cabo anualmente.

Pero, ¿realmente qué significa la desecación completa de Doñana? ¿Hay algo más detrás de este hecho?

La desecación de la laguna de Santa Olalla solo se ha producido tres veces desde que Doñana se declaró Parque Nacional.

 

El papel desfasado de los embalses

La respuesta a la pregunta anterior es afirmativa y lo que hay detrás es una mala gestión del agua en España. El caso de Doñana es paradigmático, pero es extensivo a todo el estado: los acuíferos se están sobreexplotando y los embalses ya no están bien dimensionados. Pero vayamos por partes.

España es uno de los países con mayor número de embalses. Todos construidos siguiendo la estrategia de almacenar agua en invierno y usarla en verano para las poblaciones, la agricultura y la industria. El problema es que la demanda ha crecido mucho, pero no el volumen de agua almacenado.

Es posible que haya gente que diga que la solución es construir nuevos embalses, pero no lo es, porque la disminución del caudal circulante en los ríos tiene un impacto negativo en la biodiversidad fluvial. Además, cortar el curso de un río en nuevos puntos implicar perder aún más el transporte de sedimentos a los deltas y las playas. En el Delta del Ebro saben muy bien lo que provoca la manca de sedimentos.

La creación de embalses tiene impactos negativos para la biodiversidad, así como impide el transporte de sedimentos a los deltas y las playas.

 

La mala gestión del agua de los acuíferos

En Doñana, la laguna de Santa Olalla se abastece de un gran acuífero que también da servicio al municipio de Matalascañas, un pueblo que durante gran parte del año cuenta con unos 2.500 habitantes, pero que en verano llega hasta cerca de los 100.000 habitantes. Además, a lo largo del perímetro del todo el parque nacional se han erigido un número ingente de cultivos ilegales que extraen agua de forma fraudulenta de todos los acuíferos de la zona.

De esta manera es normal que estén sobreexplotados y que, junto con la sequía, no llegue agua a las lagunas de Doñana. Hace tiempo que se dice que el parque nacional está en peligro y este es el futuro que le espera si no se cambia el modelo de uso de agua. Algo que es extrapolable a todo el estado.

La mala gestión del agua para la agricultura y las zonas urbanas está provocando que muchos acuíferos terminen sobreexplotados.

 

Y sin agua, todo el mundo sale perdiendo: la biodiversidad, las personas, la economía y el territorio. No podemos mantener una extracción sin sentido y sin previsión de futuro. La solución pasa por hacer un uso más racional del agua, ajustando la demanda a la cantidad existente y adaptando los procesos para reducir la huella hídrica.

Ver Doñana seca y sin fauna, y darse cuenta de que los embalses no tienen agua para abastecernos no son más que señales de alerta que tenemos que tomarnos seriamente. La crisis climática está aquí, afecta y afectará a nuestro consumo de agua, y tenemos que actuar de forma responsable y sostenible para asegurar un futuro esperanzador para todo el mundo.

Noticias relacionadas

Contacta con nosotros

Estaremos encantados de ponernos a vuestra disposición

Además de nuestras oficinas en España, Colombia y Andorra, Anthesis Group tiene oficinas en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia, Irlanda, Italia, Alemania, Suecia, Finlandia, Países Bajos, Bélgica, Sudáfrica, Brasil, China, Filipinas y Oriente Medio.

Task Force For Nature-Related Financial Disclosures (TNFD)

18 julio, 2022 | Reflexiones,

Las recomendaciones del TNFD ayudarán a las empresas a gestionar mejor los riesgos y oportunidades relacionados con la naturaleza y a satisfacer las expectativas de los clientes y los inversores.

El nuevo marco TNFD para la gestión y divulgación de riesgos relacionados con la naturaleza

Más de la mitad de la producción económica mundial depende en gran medida o moderadamente de la naturaleza. Sin embargo, la mayoría de las empresas, inversores y prestamistas de hoy en día no tienen en cuenta los riesgos y oportunidades relacionados con la naturaleza en sus decisiones. El Grupo de trabajo sobre divulgaciones financieras relacionadas con la naturaleza (Taskforce on Nature-related Financial Disclosures TNFD) se estableció en respuesta a la creciente apreciación de la necesidad de tener en cuenta la naturaleza en las decisiones financieras y comerciales.

El TNFD es una iniciativa global dirigida por el mercado con la misión de desarrollar y entregar un marco de divulgación y gestión de riesgos para que las organizaciones informen y actúen sobre los riesgos relacionados con la naturaleza en evolución. El objetivo final es el de apoyar un cambio en los flujos financieros globales lejos de resultados negativos de la naturaleza y hacia resultados positivos de la naturaleza. El marco TNFD está diseñado para ser utilizado globalmente por empresas e instituciones financieras de todos los tamaños. 

Si no se toman medidas para gestionar estos problemas, se pueden generar riesgos relacionados, por ejemplo, con la devaluación de los activos, la resiliencia de la cadena de suministro, la reputación y las demandas cambiantes.  

 

El TNFD define los riesgos relacionados con la naturaleza como las amenazas potenciales que se le presentan a una organización vinculadas a su dependencia de la naturaleza y a sus impactos. Estos pueden derivar de riesgos físicos, de transición y sistémicos. Además de los riesgos financieros a más corto plazo (considerados materiales hoy en día), la definición de riesgos relacionados con la naturaleza de TNFD incluye riesgos a más largo plazo presentados por las dependencias relacionadas con la naturaleza y los impactos de la naturaleza.

Esta interacción compleja de dependencias e impactos a lo largo de múltiples períodos de tiempo puede generar una vulnerabilidad en las ganancias y el flujo de efectivo que se transmite a una gama más amplia de riesgos financieros, incluidos los riesgos de mercado, crédito y liquidez. Si no se toman medidas para gestionar estos problemas, se pueden generar riesgos relacionados, por ejemplo, con la devaluación de los activos, la resiliencia de la cadena de suministro, la reputación y las demandas cambiantes.  

 

«Es apropiado pasar a estándares obligatorios en última instancia para los riesgos relacionados con la naturaleza. El Grupo de Trabajo sobre Divulgaciones Financieras Relacionadas con la Naturaleza, que es un proceso voluntario, idealmente podría proporcionar alguna base para ello.»

Mark Carney

UN Special Envoy for Climate Action and Finance

La versión beta v0.1 publicada en marzo era el punto de partida para la consulta y las pruebas piloto del TNFD y en junio se ha publicado la versión beta v0.2. El marco ha sido diseñado por personas pertenecientes a instituciones financieras, empresas y proveedores de servicios del mercado con operaciones en más de 180 países. Los socios de conocimiento principales del TNFD, entre los que figuran los principales organismos científicos, de normalización y de datos, también han realizado detallados aportes a la primera versión beta del marco para garantizar su solidez científica y que se basa en las normas y los datos existentes. 

Esta segunda versión beta del marco del TNFD consta de:  

  • Orientaciones básicas, que incluyen conceptos y definiciones clave con base científica, para ayudar a una amplia gama de participantes del mercado a entender la naturaleza y los riesgos y oportunidades relacionados con ella. 
  • Recomendaciones de divulgación en línea con el enfoque y el lenguaje de las pautas relacionadas con el clima elaboradas por el Grupo de Trabajo sobre Divulgaciones Financieras Relacionadas con el Clima (TCFD). 
  • Orientación práctica sobre el análisis de riesgos y oportunidades relacionados con la naturaleza para que las empresas y las instituciones financieras consideren su incorporación en sus procesos de gestión de riesgos de las empresas y las carteras. 
  • Una arquitectura integrada y global para indicadores, métricas y objetivos relacionados con la naturaleza, incluidas las categorías de métricas intersectoriales. 
  • Borrador de orientación y un conjunto ilustrativo de indicadores y métricas para la evaluación de las dependencias e impactos relacionados con la naturaleza para apoyar las pruebas piloto. 
  • Consideraciones iniciales para el establecimiento de objetivos. 

Está previsto presentar otras dos iteraciones de las versiones beta en octubre de 2022 (v0.3) y febrero de 2023 (v0.4). El proceso culminará con la presentación final de las recomendaciones del TNFD (v1.0), prevista para septiembre de 2023. 

Mientras el marco TNFD está en desarrollo, cualquier organización puede anticipar su identificación de impactos y dependencias sobre la naturaleza y avanzar en la transformación de su relación con la biodiversidad. En Anthesis Lavola estamos listos para ayudar a iniciar este camino y contamos con un equipo de expertos con experiencia para dar apoyo y asesorar tanto en gestión de la biodiversidad como en capital natural.

Conoce como apoyamos a las organizaciones a comprender y mitigar sus riesgos frente al cambio climático

Noticias relacionadas

Contacta con nosotros

Estaremos encantados de ponernos a vuestra disposición

Además de nuestras oficinas en España, Colombia y Andorra, Anthesis Group tiene oficinas en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia, Irlanda, Italia, Alemania, Suecia, Finlandia, Países Bajos, Bélgica, Sudáfrica, Brasil, China, Filipinas y Oriente Medio.

Biodiversidad, el reto que viene

6 julio, 2022 | Reflexiones,

La biodiversidad está disminuyendo a un ritmo sin precedentes en la historia de la humanidad. El ritmo actual de extinción de especies es como mínimo entre decenas y cientos de veces superior a la media de los últimos diez millones de años y se está acelerando. Según el Intergovernmental Science-Policy Platform on Biodiversity and Ecosystem Services, actualmente el 25% de las especies de grupos de animales y plantas estudiados están en riesgo de extinción, los ecosistemas naturales se han deteriorado un 47% como media en relación con sus estados iniciales estimados, la abundancia de especies presentes de forma natural en las comunidades ecológicas terrestres ha disminuido un 23% y la biomasa de mamíferos silvestres a nivel mundial se ha reducido un 82%. Los impulsores directos de esta pérdida de biodiversidad global van mucho más allá del cambio climático. El cambio de uso de los ecosistemas, la explotación directa, la contaminación y las especies exóticas invasoras son también causantes directos de esta situación. 

La naturaleza cimienta nuestra calidad de vida y nuestra economía al prestar un apoyo vital básico para la humanidad como regulador del clima, la polinización o la distribución del agua dulce, entre muchos otros servicios ecosistémicos. Muchas de las contribuciones de la biodiversidad y los sistemas naturales son esenciales para la humanidad y su declive plantea amenazas serias para nuestras sociedades.  

 

El World Economic Forum señala en el Informe de Riesgos Globales 2022 la pérdida de biodiversidad como el tercer riesgo más severo a nivel global. 

 

También brinda a la sociedad bienes como alimentos o materiales y recursos básicos para el desarrollo económico. Más de la mitad de la producción económica mundial depende en gran medida o moderadamente de la naturaleza. La mayoría de estas contribuciones no son del todo substituibles y algunas incluso son irremplazables. El 77% las categorías de contribuciones de la naturaleza analizadas por el Intergovernmental Science-Policy Platform on Biodiversity and Ecosystem Services han disminuido desde 1970 y los escenarios futuros mantienen esta tendencia. Ante esta situación el World Economic Forum señala en el Informe de Riesgos Globales 2022 la pérdida de biodiversidad como el 3r riesgo más severo a nivel global, justo después del fallo de la lucha contra el cambio climático y los eventos meteorológicos extremos. 

Tenemos el poder de cambiar esto. La humanidad necesita urgentemente repensar su relación con la naturaleza, para detener y revertir la alarmante degradación del mundo natural. Los gobernantes tienen en el punto de mira la pérdida de biodiversidad como el reto que viene. El Convenio de Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica (CDB) trabaja para tomar acciones concretas que brinden soluciones para la conservación de la biodiversidad, su uso sostenible y la distribución justa y equitativa de los beneficios de los recursos genéticos. Las negociaciones sobre el Marco de Biodiversidad Post-2020 están definiendo los nuevos objetivos globales de biodiversidad para 2030. A nivel europeo, la Estrategia en Biodiversidad 2030, fija objetivos concretos como alcanzar como mínimo un 30% de tierras y mares correctamente gestionados y protegidos o restaurar por lo menos 25.000 km de río. 

 

¿Qué se puede hacer desde el mundo empresarial?

Los líderes empresariales también tienen un papel crucial que desempeñar, colocando la naturaleza en el centro de sus procesos y toma de decisiones e identificando, evaluando, mitigando y divulgando sistemáticamente los riesgos relacionados con la naturaleza para evitar consecuencias graves. Las empresas pueden ser parte del movimiento global para proteger y restaurar la naturaleza y ya se están preparando para hacer frente al reto. La definición de nuevos mecanismos para transformar la relación del sector privado con la naturaleza como el nuevo marco Taskforce on Nature-related Financial Disclosures (TNFD) para la gestión y divulgación de riesgos relacionados con la naturaleza es una señal clara de esta tendencia.  

Informar a los grupos de interés de manera transparente sobre las dependencias e impactos de la empresa sobre la naturaleza, así como sobre la gestión y divulgación de los riesgos y oportunidades que generan a través de los mecanismos de reporte adecuados, se convertirá en un requisito indispensable. En este sentido, no solo el nuevo TNFD, sino que otros mecanismos ya establecidos se están poniendo al día al respecto. Un ejemplo es la actualización de los requisitos de GRI 304 Sustainability Reporting Standards sobre el tema de la biodiversidad o el módulo de biodiversidad del cuestionario de cambio climático de CDP. 

Además, incrementar el conocimiento sobre los impactos generados para tener una visión más completa y real de la contribución de la organización a la pérdida de biodiversidad global, será necesario para poder llevar a cabo acciones de mitigación del impacto de forma más eficiente y coherente con la actividad empresarial desarrollada. Resolver cuestiones como en qué fase de la cadena de valor se genera el impacto o qué tipo de impacto se está ocasionando sobre la biodiversidad son indispensables para definir objetivos concretos de trabajo. 

De forma paralela, las empresas pueden tomar medidas para transformar la sociedad y para contribuir de manera eficiente a cambiar el sistema global y reducir los principales impulsores de la pérdida de la naturaleza, contribuyendo activamente al desarrollo de herramientas y métodos para mejorar la conservación de la biodiversidad, brindando apoyo a sus proveedores clave o apoyando estudios de investigación sobre biodiversidad.

¿Cómo te puede ayudar Anthesis Lavola?

Anthesis Lavola cuenta con 30 años de experiencia trabajando en la conservación de la biodiversidad, con más de 300 proyectos de análisis territorial y protección de la biodiversidad a sus espaldas. 

Nuestro equipo de expertos puede dar apoyo en el cálculo de la huella corporativa de biodiversidad, identificación de dependencias e impactos sobre la biodiversidad, estudios de línea base de biodiversidad o estudios de acciones para minimizar y compensar los impactos sobre la naturaleza. 

Conoce más sobre como apoyamos el desarrollo de un sector agroalimentario sostenible y regenerativo.

Noticias relacionadas

Contacta con nosotros

Estaremos encantados de ponernos a vuestra disposición

Además de nuestras oficinas en España, Colombia y Andorra, Anthesis Group tiene oficinas en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia, Irlanda, Italia, Alemania, Suecia, Finlandia, Países Bajos, Bélgica, Sudáfrica, Brasil, China, Filipinas y Oriente Medio.

Colaboramos en el despliegue de la estrategia ESNATURA

10 marzo, 2022 | Noticias,

La Estrategia del patrimonio natural y la biodiversidad de Cataluña 2030 fue aprobada en 2018 para frenar la pérdida de biodiversidad y la degradación del patrimonio natural, y para garantizar el uso sostenible y los servicios que ofrecen los ecosistemas.

 

En 2018, la Generalitat de Cataluña aprobó la Estrategia del patrimonio natural y la biodiversidad de Cataluña 2030, conocida como Estrategia ESNATURA. Esta estrategia pretende ser una herramienta a nivel de país para frenar la degradación del patrimonio natural y la pérdida de biodiversidad, garantizar el uso sostenible y asegurar la provisión de los servicios de los ecosistemas de los que dependemos.

El documento define 16 objetivos estratégicos a cumplir de cara a 2030, 30 objetivos operativos y 85 líneas de actuación que se articulan en seis principios rectores: el conocimiento y la gestión de la información sobre el patrimonio natural; la conservación de los hábitats, las especies y los procesos ecológicos; la reorientación del modelo territorial; la integración de las políticas sectoriales; la estructura administrativa y el marco legal; y la implicación social.

Con el objetivo de analizar el grado de ejecución del primer Plan de acción 2019-2022 de la Estrategia y articular las próximas fases de despliegue, el Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural de la Generalitat de Cataluña ha decidido contar con Anthesis Lavola.

 

El equipo de Ciudad y Territorio es el encargado de liderar las tareas de apoyo al despliegue del ESNATURA, pero contará con la ayuda de las personas de los equipos de Comunicación, Participación y TIC para poder realizar todas las acciones del proyecto.

El primer trabajo que realizar, aprovechando la finalización del primer Plan de acción de la Estrategia (2019-2022), es el informe final de evaluación donde se recopila toda la información generada y se valoran los avances en conservación de la naturaleza, las tendencias de la biodiversidad y el grado de consecución de los objetivos. Este documento será maquetado y se complementará con un documento infográfico de resumen diseñado por el equipo de Diseño.

También daremos apoyo en la revisión y actualización de la Estrategia según el nuevo marco que establece la Estrategia de la UE sobre biodiversidad para el año 2030 y la Estrategia catalana de adaptación al cambio climático 2030 (ESCACC30) que también se está elaborando desde el Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural.

Las tareas de apoyo a la Estrategia son lideradas desde Ciudad y Territorio, con la colaboración de Comunicación, Participación y TIC.

 

A partir de esta puesta al día, nos encargaremos de trabajar con diferentes agentes para articular la nueva propuesta cuadrienal de despliegue (2023-2026), proponiendo y seleccionando las acciones para cada una de las líneas de actuación.

La última tarea será la participación en la Comisión de Seguimiento de la Estrategia, el órgano que debe centralizar los trabajos de seguimiento, aún pendiente de constituirse.

Finalmente, y de forma transversal a las tareas anteriores, trabajaremos para motivar y movilizar a los diferentes agentes implicados, manteniendo un contacto estrecho y continuo, para ayudar a la implementación de las acciones definidas y a la creación de nuevas actuaciones. Todo para impulsar el despliegue de la Estrategia en toda su potencia.

El legado de dos gigantes de la naturaleza: Edward O. Wilson y Thomas Lovejoy

3 febrero, 2022 | Somos Naturaleza,

E. O. Wilson es considerado el padre de la sociobiología y Thomas Lovejoy fue la persona que describió por primera vez el concepto de diversidad biológica o biodiversidad

 

Dos gigantes de la ecología, la biología y la conservación de la biodiversidad nos dejaron el pasado diciembre. Dos sabios que se habían convertido en referentes para muchas personas que trabajan para proteger la naturaleza. Estamos hablando de Edward O. Wilson y Thomas Lovejoy.

E. O. Wilson es conocido por su gran carrera científica en el mundo de la entomología, concretamente en el estudio de las hormigas, motivo por el cual recibió el sobrenombre de “Señor de las hormigas”. Además, es considerado el padre de la sociobiología, la ciencia encargada de investigar las bases biológicas del comportamiento de las especies.

Mientras que Thomas Lovejoy fue la persona que describió por primera vez el concepto de diversidad biológica o biodiversidad, es decir, el conjunto de especies que viven en el planeta, el entorno donde viven y la relación que hay entre ellas y el entorno. Además, fue el primero en hacer una estimación de las tasas de extinción a nivel mundial y a prever que muchas especies desaparecerían a principios de siglo XXI.

 

Naturalista por excelencia y heredero de Darwin

Edward O. Wilson se doctoró en entomología (el estudio de los insectos) en la Universidad de Harvard y dedicó su trayectoria científica a estos animales, a las hormigas para ser precisos. Las investigaciones que llevó a cabo en este campo le permitieron profundizar en el conocimiento del comportamiento de las hormigas y sus sociedades. También realizó grandes avances en el campo de la sociobiología, en el que pudo comparar las conductas sociales de muchos animales con las del ser humano, encontrando paralelismos.

También es coautor de la teoría de la biogeografía en islas, que dice que la riqueza de especies en una isla depende de la distancia entre la isla y el continente, el tamaño de la isla y la relación entre inmigración y extinción de especies. Esto significa que habrá pocas especies si la isla (o zona aislada) está lejos del continente (o gran zona con especies); si la isla es pequeña; y si llegan pocas especies y se extinguen muchas. Y tendrá muchas si está cerca, es grande y llegan allí especies y no se extinguen las que hay.

Además, aparte de hacer grandes aportaciones a la ciencia, también destacó en la transmisión de este conocimiento, llevando a cabo una tarea divulgativa muy importante con la que ganó dos veces el premio Pulitzer en la categoría de no ficción: en 1979, con “La naturaleza humana”, y en 1991, con “Las hormigas”.

Esta combinación de ciencia, fusión de disciplinas, curiosidad por el mundo natural y ganas de transmitir el conocimiento adquirido hicieron que Wilson fuera un naturalista como los que había en los siglos XVIII y XIX, siguiendo la estela de grandes personalidades como Alexander von Humboldt o Charles Darwin. De hecho, es considerado el heredero de Darwin en el s. XX.

 

El Amazonas y la pérdida de especies debido a la deforestación

Por otro lado, las contribuciones de Thomas Lovejoy han sido vitales para poder conocer cómo los daños a la naturaleza afectan a la biodiversidad y cómo cambia el número de especies a medida que se va degradando un ecosistema. Y todo gracias a las investigaciones que llevó a cabo durante los años que trabajó en el Amazonas.

Sus investigaciones permitieron analizar las especies presentes en zonas intactas, así como en zonas aisladas debido a la deforestación. Gracias a estos trabajos, pudo saber cuántas especies había en el hábitat inalterado y cuántas una vez este había cambiado. La diferencia permitió obtener la tasa de cambio de especies o, lo que es lo mismo, la tasa de extinción en función de la pérdida de espacios naturales.

Estos conocimientos son los que usó para estimar la tasa de extinción en todo el planeta y hacer la funesta predicción para el siglo XXI mencionada al principio. Una predicción que se está cumpliendo, porque actualmente la tasa de extinción de especies es mucho más alta que en los últimos diez millones de años y hay un millón de especies amenazadas. Es un fenómeno que ya se conoce como la sexta gran extinción masiva del planeta, la primera causada por una especie: la humana.

Wilson y Lovejoy lucharon por la conservación de la biodiversidad e influyeron a muchas personas a seguir sus pasos para preservar las especies y los ecosistemas.

 

 

Referentes e inspiración para nuevas generaciones

Los trabajos que han llevado a cabo Edward O. Wilson y Thomas Lovejoy han ayudado a mejorar la comprensión del mundo natural y a conocer los daños que estamos causando. Pero no se quedaron solo ahí, si no que lucharon por la conservación de la biodiversidad e influyeron a muchas personas a seguir sus pasos para preservar las especies y los ecosistemas.

Edward O. Wilson luchó durante años para que la sociedad y los gobiernos realizasen acciones para proteger la naturaleza y, en los últimos años, defendía la idea de que era necesario proteger la mitad del planeta, en el llamado “Half-Earth project”, a través de su propia fundación, la E.O. Wilson Biodiversity Foundation. Un proyecto que ha inspirado a las Naciones Unidas para conseguir la protección del 30% del planeta para 2030, y que tiene como nombre 30×30.

Aún con la magnitud de los problemas ambientales existentes, Thomas Lovejoy era optimista respecto al futuro y estaba seguro de que podríamos conseguir minimizar los daños. A lo largo de su vida ayudó e inspiró a muchas otras personas, como Enric Sala, biólogo y explorador residente de la National Geographic Society, creador del proyecto Pristine Seas para identificar, estudiar y proteger los últimos lugares salvajes del océano.

Queda mucho por hacer y será necesario trabajar duro para conseguir concienciar a la sociedad y que los gobiernos actúen. Pero confiamos en que la tarea de estos dos gigantes seguirá viva con las nuevas generaciones y que lucharán desde sus hombros para conseguir un mundo mejor para el futuro. Un futuro que será sostenible o no será.

Biodiversidad: los riesgos y oportunidades en la cadena de suministro

17 septiembre, 2020 | Reflexiones,

 

El programa «Extinction: The Facts«, de David Attenborough, puso recientemente de manifiesto la relación insostenible entre nuestro consumo y producción y la destrucción de la naturaleza. Del mismo modo, el informe del Foro Económico Mundial sobre «The future of Nature and Business”, publicado el 14 de julio de 2020, advertía de que los ecosistemas de la Tierra están «acercándose rápidamente a la cúspide de puntos de inflexión irreversibles con efectos de gran alcance en la economía, la sociedad y la vida tal y como la conocemos». El documento sostiene que nuestras empresas deben convertirse en «Nature Positive«. Esto significa incorporar la naturaleza al núcleo de la toma de decisiones de las empresas, para tener un impacto positivo general en la biodiversidad.

En las complejas cadenas de suministro actuales, que se extienden por todo el mundo, esto supone un reto importante para las empresas.

¿Qué es la biodiversidad?

La biodiversidad es un término que designa todos los tipos de vida que se dan en una zona determinada. Se refiere a la variedad de animales, plantas, hongos e incluso microorganismos como las bacterias que componen el mundo natural.

Cada una de estas especies y organismos trabajan juntos en sistemas interactivos, o ecosistemas. A su vez, los ecosistemas sustentan la vida y proporcionan una amplia gama de beneficios a las personas y a la sociedad, denominados servicios de los ecosistemas, como alimentos, agua limpia, medicamentos y refugio.

¿Por qué es importante la biodiversidad?

Cada vez más, los ecosistemas se consideran parte de nuestro capital natural. Se trata de un término económico que describe el conjunto de recursos naturales renovables y no renovables (por ejemplo, plantas, animales, aire, agua, suelos, minerales) que se combinan para proporcionar servicios ecosistémicos. Estos servicios son la base del funcionamiento de las economías y las sociedades. En un nivel más profundo, la biodiversidad es también un aspecto importante de la cultura, la identidad y la espiritualidad. 

Relación de las empresas con la naturaleza

Aunque las empresas dependen a menudo de forma crítica de la naturaleza y de los servicios que esta les proporciona, también pueden impulsar directa o inadvertidamente la destrucción de la naturaleza a nivel mundial a través de sus cadenas de suministro. Por ejemplo, una cadena de restaurantes depende de la naturaleza en su cadena de suministro para la polinización de los cultivos y el agua limpia para la agricultura. Sin embargo, la aplicación de pesticidas nocivos en la producción de estos cultivos puede dañar a los polinizadores y reducir la calidad del agua.

Identificar los impactos empresariales y las dependencias de la biodiversidad ofrece importantes oportunidades comerciales, así como la posibilidad de ayudar a frenar e invertir la pérdida de naturaleza. Al destacar los beneficios comerciales de un enfoque «Nature Positive«, la importante influencia de las empresas puede reorientarse para beneficiar a la naturaleza en lugar de impulsar su destrucción.

Algunos ejemplos de las oportunidades disponibles para las empresas son:

  • La continuidad de la cadena de suministro, la previsibilidad, la resiliencia y los beneficios asociados, incluida la mejora del rendimiento operativo y la reducción de costes a corto y medio plazo.
  • La viabilidad a largo plazo de los modelos empresariales que dependen de los servicios de los ecosistemas, por ejemplo, mediante la continuidad de la cadena de suministro
  • Un mejor acceso al capital procedente del dinero y la deuda públicos y privados, así como una mejor relación con las aseguradoras
  • Acceso a nuevos mercados, productos y servicios que dependen de un enfoque positivo para la biodiversidad
  • Aumento de la cuota de mercado gracias a la mejora del rendimiento y la reputación

Hay algunas primeras medidas claras que las empresas pueden tomar para mejorar su impacto en la biodiversidad, como abastecerse localmente y de forma orgánica cuando sea posible, minimizar el uso del agua e incluso considerar qué proveedores de servicios financieros utilizan. Esto es importante y ayudará a las empresas, pero se necesita una estrategia de biodiversidad más profunda que se adapte a la complejidad de las cadenas de suministro contemporáneas, especialmente para las organizaciones más grandes.

Nuestro enfoque de la biodiversidad en las cadenas de suministro

Nuestro enfoque para abordar la biodiversidad en las cadenas de suministro se centra en tres elementos fundamentales.

Desarrollar una estrategia de biodiversidad

El impacto de las empresas y su dependencia de la naturaleza son amplios, complejos y deben gestionarse a largo plazo. Por esta razón, el desarrollo de una estrategia de biodiversidad es esencial para crear un enfoque “Nature Positive”. A la hora de desarrollar una estrategia de biodiversidad, el Protocolo sobre el Capital Natural y su próximo suplemento sobre biodiversidad son marcos clave a los que referirse. Esto podría hacerse como parte de una estrategia más amplia de capital natural o de abastecimiento sostenible y debería abarcar:

  • Acuerdos de gobernanza y supervisión
  • Un objetivo o visión estratégica (por ejemplo, deforestación Net Zero o impacto Net Positive en la biodiversidad)
  • Una evaluación de los impactos y dependencias de la biodiversidad
  • Una evaluación de los riesgos y oportunidades empresariales derivados de esos impactos y dependencias
  • Métricas y objetivos clave que se utilizarán para supervisar el progreso de tus objetivos
  • Detalles de las opciones de implementación que se utilizarán/está utilizando para alcanzar tus objetivos

La mayoría de las empresas optan por centrarse inicialmente en la comprensión de sus impactos en la biodiversidad, y hay una serie de herramientas disponibles para ayudar a entender y modelar los riesgos e impactos de alto nivel en las cadenas de suministro. Entre ellas se encuentran Bioscope y Global Biodiversity Score, que pueden utilizarse para comprender el impacto de diversas situaciones de abastecimiento.

Gestión de datos sobre biodiversidad

El siguiente paso es averiguar qué ocurre en la cadena de suministro. Los datos son fundamentales para aplicar con éxito la estrategia de biodiversidad, y esto es especialmente cierto en el caso de las cadenas de suministro, donde las actividades suelen estar interrelacionadas, pero no son necesariamente transparentes. Diversos sistemas informáticos pueden ayudar a mejorar la visibilidad de los proveedores y su comportamiento en materia de biodiversidad y medio ambiente en general.

Varios de ellos también ofrecen una plataforma para que los proveedores participen a través de medios como fórums, tableros de discusión y encuestas con cuestionarios para responder a preguntas clave como: ¿Quiénes forman parte de mi cadena de suministro y qué hacen en materia de biodiversidad y sostenibilidad, incluidos los derechos humanos, el cambio climático y la gestión de residuos?

Cuando es posible rastrear las materias primas hasta una granja o un lugar de extracción concreto, existen oportunidades para recopilar datos medioambientales empíricos utilizando sistemas informáticos como la herramienta Cool Farm Tool y su módulo de datos sobre biodiversidad. Estos sistemas son utilizados por algunos de los mayores productores y consumidores del mundo en el sector de la alimentación y las bebidas para controlar, gestionar e informar sobre la actividad en sus cadenas de suministro. Su importancia es cada vez mayor en algunas partes del mundo, como la UE y el Reino Unido, donde los datos medioambientales pueden respaldar los pagos por servicios de los ecosistemas.

Poner en marcha la estrategia de biodiversidad

Para convertirse en «Nature Positive», las empresas deben entrar en acción. Para ello deben seguir la jerarquía de mitigación de impactos, que establece que las empresas deben tomar medidas para:

  1. Evitar los impactos sobre la biodiversidad desde el principio
  2. Minimizar los impactos que se produzcan
  3. Restaurar o rehabilitar los ecosistemas degradados
  4. Compensar su impacto sobre la biodiversidad cuando sea posible.

En la práctica, esto podría incluir la toma de decisiones para abastecerse o no de ciertos proveedores o regiones, trabajar con los proveedores para lograr la certificación de ciertas partes de la cadena de suministro, identificar dónde podrían entrar materiales no sostenibles en la cadena de suministro (incluyendo el uso de nuevas tecnologías como blockchain y marcadores de ADN), o proporcionar educación sobre el abastecimiento sostenible a sus proveedores. Es posible que también haya que explorar el potencial de intervenciones más profundas para restaurar y compensar los impactos en su cadena de suministro.

Para saber más sobre cómo podríamos ayudarte a abordar la biodiversidad en tus operaciones y cadena de suministro, pónte en contacto con nosotros a través del siguiente formulario.

Noticias relacionadas

Contacta con nosotros

Estaremos encantados de ponernos a vuestra disposición

Además de nuestras oficinas en España, Colombia y Andorra, Anthesis Group tiene oficinas en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia, Irlanda, Italia, Alemania, Suecia, Finlandia, Países Bajos, Bélgica, Sudáfrica, Brasil, China, Filipinas y Oriente Medio.