Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility Sostenibilidad Archives - Anthesis España

Ayudamos a incorporar la sostenibilidad ambiental en institutos de la Comunidad de Madrid

17 marzo, 2022 | Noticias,

 

Damos apoyo a diez institutos de formación profesional que han recibido la subvención de la Comunidad de Madrid para reducir su huella ambiental.

La Comunidad de Madrid quiere que los centros educativos sean más sostenibles y tengan un menor impacto en el medio ambiente. Con este objetivo en mente, ha presentado una actuación (que cuenta con fondos europeos) que persigue que los institutos públicos que imparten ciclos formativos de grado superior integren la sostenibilidad ambiental en su gestión.

Para ello, estos centros educativos han recibido una aportación económica para contratar equipos especialistas que les ayuden a conocer su huella ambiental y definir un plan de acción para reducirla. Desde Anthesis Lavola hemos ofrecido nuestros servicios consiguiendo que 10 centros nos hayan elegido para acompañarlos en este proceso.

Ayudamos a los institutos a conocer su impacto ambiental y a implementar las actuaciones definidas en el plan de acción desarrollado por el equipo de Net Zero.

 

Los proyectos que estamos realizando con los centros les permitirá conocer el impacto ambiental que tienen e implementar las actuaciones definidas en el plan de acción que desarrollaremos conjuntamente. El equipo de Net Zero es el encargado de realizar las diferentes tareas.

En concreto, se propone una metodología dividida en cinco fases que constan de una auditoría ambiental, el plan de acción, la coordinación de las actuaciones, el informe para conocer el grado de ejecución y el informe global de las actuaciones.

Este proceso lo estamos replicando en cada uno de los centros educativos. La primera fase de trabajo, la más intensa, se terminará en todos los institutos en abril de 2022, y prevemos que las tareas en conjunto duren hasta el segundo semestre de 2023.

La sostenibilidad empresarial no es posible sin colaboración

1 diciembre, 2021 | Reflexiones,

En el B2B Sustainability Forum de EcoVadis los expertos coincidieron en que, para desarrollar unas prácticas empresariales más sostenibles, es necesaria la implicación y el trabajo conjunto de todas las empresas que intervienen en la cadena de suministro.

Hace unas semanas participé en el B2B Sustainability Forum, un encuentro virtual con empresas y proveedores organizado por EcoVadis con el objetivo de dialogar sobre la sostenibilidad y las amenazas que suponen la era post-COVID y la inminente crisis climática. Así, en las diferentes sesiones de la jornada se plantearon algunas prácticas que deben adoptar las empresas -y también la sociedad en conjunto- para enfrentarse a los principales retos actuales en materia de sostenibilidad.

Por ejemplo, en la mesa redonda “Gestión y retos de la sostenibilidad en la cadena de suministro”, se planteó la pregunta de por qué es necesario hacer sostenible la cadena de suministro. En el debate intervinieron Jordi Santamaría, responsable de compras de material envasado en Damm, y Carles Cabot, director de HSEQ en Intermas Group. Esto permitió a los asistentes conocer la doble vertiente de la cadena de valor: por un lado, desde la visión de una empresa que evalúa a sus proveedores, y por otro lado, desde la perspectiva de la empresa que es evaluada.

Las conclusiones principales que se pusieron de manifiesto fueron que las empresas todavía tienen un largo camino que recorrer para acelerar su transición hacia unas prácticas empresariales más sostenibles, y que este viaje solo se podrá lograr con trabajo conjunto y colaborativo entre todas las empresas, poniendo énfasis en la utilización de herramientas y plataformas como la que ofrece EcoVadis.

El objetivo de la metodología utilizada por EcoVadis es medir la calidad del sistema de gestión de la sostenibilidad de una empresa analizando sus políticas, las acciones desarrolladas y los resultados obtenidos. Los criterios de evaluación, basados en los estándares internacionales, se centran en cuatro ámbitos: medio ambiente, practicas laborales y DD. HH., ética y compras sostenibles.

Anthesis Lavola, como socio oficial de EcoVadis en España y en América Latina, ofrece a las empresas y a los proveedores soluciones que los permitirán mejorar los resultados en la calificación de la sostenibilidad que hace EcoVadis.

Accede al vídeo de la mesa redonda clicando aquí.

El sector audiovisual avanza hacia la sostenibilidad con la nueva guía para filmaciones

28 octubre, 2021 | Noticias,

La guía recoge iniciativas sostenibles para la aplicación de los rodajes audiovisuales.

La guía, impulsada por el ICEC mediante la Catalunya Film Commission, es resultado de la transformación que está viviendo el sector cultural.

Durante el Festival de Sitges 2021, el Institut Català de les Empreses Cultural (ICEC), mediante la Catalunya Film Commission, ha presentado la Guía de Sostenibilidad y filmaciones para avanzar en el desarrollo sostenible del sector audiovisual.

Esta guía es resultado de la transformación que está viviendo el sector cultural hacia un entorno más sostenible con el objetivo de reducir el consumo energético, usar materiales sostenibles y reducir el impacto ambiental de su actividad. Para su elaboración se han tenido en cuenta trabajos anteriores, como el que impulsaron la Barcelona Film Commission y la certificación Green Film.

El equipo de Sostenibilidad Corporativa ha sido el encargado de elaborar los contenidos de esta guía, mientras que desde Comunicación y Diseño se ha diseñado y maquetado el documento.

Esta herramienta recoge algunas de las iniciativas para la sostenibilidad que ya se ponen en práctica en los rodajes audiovisuales, ampliando la información y ofreciendo recursos para implementarlos. Las medidas propuestas se aplican en la fase de rodaje de las producciones y quedan excluidas todas las actividades que tienen que ver con el funcionamiento de la empresa en su sede o en otros ámbitos no relacionados con el proceso de filmación de los proyectos.

Creación de una calculadora para medir el impacto medioambiental y social de los fondos de inversión

4 octubre, 2021 | Noticias,

Caja de Ingenieros Gestión ha desarrollado CIMS (calculadora de impacto medioambiental y social), una herramienta para ayudar a sus clientes a conocer el impacto que generan las inversiones de los fondos de Inversión Socialmente Responsables.

La sostenibilidad y el cambio climático son uno de los principales ejes estratégicos del Grupo Caja de Ingenieros. Por este motivo, Caja de Ingenieros Gestión, la gestora de fondos de inversión del grupo, ha dado un paso más allá para promover el impacto positivo de las inversiones en medio ambiente y la sociedad: ha desarrollado CIMS, una calculadora de impacto medioambiental y social.

CIMS ofrece una perspectiva diferente a los socios y socias de Caja de Ingenieros a la hora de tomar decisiones sobre inversión sostenible, desde los ámbitos ambiental, social y de gobernanza corporativa (ESG). La calculadora parte de una metodología de análisis propia basada en seis indicadores que recogen información precisa para que los socios y socias de Caja de Ingenieros puedan evaluar el impacto de sus inversiones a través de los fondos de inversión socialmente responsables (ISR).

Los socios y socias pueden calcular el impacto de sus inversiones, introduciendo el importe de la inversión en un determinado fondo ISR, y así ver el impacto de su aportación al fondo mediante los diferentes indicadores asociados a la inversión: las emisiones evitadas gracias al consumo de energía de fuentes renovables, la energía consumida proveniente de fuentes renovables, el agua ahorrada, las horas de formación a personas empleadas o el porcentaje de mujeres en los Consejos de Administración… Estos resultados, además, se acompañan de equivalencias generalistas en cada ámbito para facilitar la comprensión del impacto.

El equipo de Sostenibilidad Corporativa ha desarrollado y programado la calculadora de manera que los socios y socias de Caja de Ingenieros conozcan el valor del impacto ESG de las inversiones realizadas. El proceso ha constado de diferentes etapas: iniciándose con la definición y la obtención de los datos para calcular cada indicador de cada fondo, posteriormente con la elaboración de las equivalencias, y finalmente, con la programación del aplicativo general y el diseño gráfico (incluyendo la maquetación, la adaptación del diseño a cualquier dispositivo y las animaciones de los iconos de resultados, así como las equivalencias).

Grup Vall Companys aspira a reducir un 35% su huella de carbono

29 septiembre, 2021 | Noticias,

Colaboramos con el Grupo agroalimentario Vall Companys a establecer su estrategia de sostenibilidad para el horizonte 2030 y que ha acabado materializando el Programa Penta. Para desarrollarlo, se han revisado todos y cada uno de los procesos de su cadena de valor, identificando hasta ocho objetivos básicos y medibles en materia de sostenibilidad hacia los que deberá encaminar su actividad durante esta década.

Uno de esos objetivos es conseguir para el 2030 una reducción del 35% en las emisiones de carbono de alcance 1 y 2. Las primeras, generadas con su propia actividad, las minimizará con medidas como la inversión en equipamientos más eficientes, la optimización del parque de vehículos y la digitalización de los procesos; para reducir las emisiones de alcance 2, derivadas de la energía consumida, apostará por las fuentes de energía renovables, tanto para el autoconsumo como en los acuerdos con sus principales proveedores.

El Programa Penta recoge su estrategia de sostenibilidad 2030, con la que asentará una producción de alimentos saludables de forma eficiente y sostenible

El Programa PENTA se compone de 5 ejes estratégicos que cubren todas las vertientes de la sostenibilidad empresarial:

  1. Clima y circularidad: reducir el impacto ambiental.
  2. Asegurar el bienestar animal y fomentar la sostenibilidad en las granjas.
  3. Personas: Garantizar lugares de trabajo atractivos, respetuosos, igualitarios, saludables y seguros.
  4. Fomentar la calidad y seguridad alimentaria desarrollando productos que den respuesta a las necesidades de los consumidores.
  5. Gestión ética y responsable para la sustentabilidad en el tiempo y el entorno

 

Objetivos para el 2030

En el desarrollo de esta estrategia, Anthesis Lavola ha definido un total de 130 KPIs o indicadores de sostenibilidad que el Grupo agroalimentario Vall Companys deberá conseguir impulsando acciones concretas en cada uno de los cinco ejes del Programa Penta.

De entre todos esos indicadores, la organización ha identificado ocho como objetivos básicos en su estrategia y necesarios para asegurar el cumplimiento de los Objetivos del Desarrollo Sostenible:

  • Reducir un 35% las emisiones de GEI de alcance 1 y 2 (eje 1)
  • Reducir un 30% las emisiones de GEI de alcance 3 (eje 1)
  • Reducir la huella hídrica un 10% (eje 1)
  • Lograr el 100% de granjas auditadas en bienestar animal (eje 2)
  • Reducir el uso de antibióticos un 60% respecto a 2015
  • Reinvertir en proyectos de I+D+i el 0,6% de su cifra de ventas
  • Consumo 100% responsable de soja: sostenible y procedente de zonas no deforestadas
  • Homologación de sus proveedores bajo criterios de sostenibilidad, acreditando que su cadena de valor también es responsable y sostenible

Siguiendo las directrices estratégicas marcadas en el Programa Penta, la organización estará en disposición de cumplir con metas incluidas en 15 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible impulsados por la ONU.

Grupo Vall Companys ejerce su actividad en 43 empresas integradas a lo largo de la cadena de valor agroalimentario, desde la producción de alimentos compuestos y harinas, la crianza animal y la elaboración de productos cárnicos. Actualmente, cuenta con más de 2.300 granjeros asociados al Grupo. Su cadena de producción involucra, ya sea de manera directa o indirecta, a unos 12.000 profesionales de toda España, especialmente de áreas rurales.

LABORAL Kutxa define una estrategia de finanzas sostenibles

14 septiembre, 2021 | Noticias,

Es una acción prioritaria en el desarrollo de su Plan Estratégico 2020-2022.

Para LABORAL Kutxa, primera cooperativa de crédito vasca, la sostenibilidad es un compromiso fundacional inherente a su modelo de desarrollo. Año tras año, buscan integrar los principios de sostenibilidad en todos los ámbitos de su actividad, incluyendo las finanzas; para lograrlo, les hemos ayudado a hacer una reflexión estratégica en finanzas sostenibles.

Desde las áreas de Sostenibilidad Corporativa y Finanzas Sostenibles hemos trabajado con la entidad en un proyecto para desarrollar una estrategia que sirviera de hoja de ruta en su camino hacia una mayor sostenibilidad. Se trata de una de sus acciones básicas en responsabilidad social empresarial (RSE) planteadas dentro del Plan Estratégico 2020-2022.

Atendiendo a la cultura cooperativa de LABORAL Kutxa, el ejercicio de reflexión se ha realizado de manera participativa con las personas que forman parte de la organización.

El trabajo se ha dividido en dos fases: un diagnóstico de la situación actual y una posterior definición del conjunto de líneas de trabajo y de oportunidades de mejora entendidas como estratégicas y prioritarias para la organización. Además, en la fase del diagnóstico, se ha incluido un benchmark para conocer las prácticas de otras compañías internacionales referentes del sector en sostenibilidad.

LABORAL Kutxa alberga un propósito social claro y coherente, con una cultura organizativa y unos valores arraigados como entidad cooperativa.

LABORAL Kutxa alberga un propósito social claro y coherente, con una cultura organizativa y unos valores arraigados como entidad cooperativa. Presenta una firme apuesta por el impulso de acciones en el marco de la sostenibilidad, siendo la ampliación de su oferta de productos sostenibles a la clientela el principal ámbito de mejora detectado.

Considerando los resultados de la reflexión en finanzas sostenibles, la entidad va a impulsar nuevas acciones, como la implantación de una nueva línea de productos de financiación verde, la definición de una gobernanza interna de la sostenibilidad o la priorización de la inversión socialmente responsable en los fondos indirectos.

El equipo de finanzas sostenibles de Anthesis Lavola ayuda a entidades privadas y públicas en el desarrollo de marcos de financiación -préstamos y bonos- con criterios ambientales, sociales o de sostenibilidad; emite informes de segunda opinión para confirmar la alineación del marco de financiación o de la financiación con los principios relevantes (SLLP, SBP, GLP y GBP, entre otros); y acompaña a las organizaciones e inversores en la identificación del grado de alineación de proyectos o actividades económicas con la taxonomía verde de la UE.

Contacta

Estaremos encantados de ponernos a vuestra disposición

Además de nuestras oficinas en España, Colombia y Andorra, Anthesis Group tiene oficinas en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia, Irlanda, Italia, Alemania, Suecia, Finlandia, Países Bajos, Bélgica, Sudáfrica, Brasil, China, Filipinas y Oriente Medio.

Acompañamos a cooperativas del Grupo Fagor en la elaboración de sus memorias de sostenibilidad

8 septiembre, 2021 | Noticias,

Working for a better future es el lema adoptado por Grupo Fagor, síntesis de los objetivos planteados en la estrategia de sostenibilidad Fagor 2030, con la que quiere mantenerse como un grupo competitivo, innovador y democrático, cuidando de sus personas y del planeta.

La estrategia 2030 les guiará en el desarrollo de las acciones, planes y políticas con las que cumplir con sus objetivos y retos en materia de sostenibilidad. Y nada mejor para conocer la situación de partida que evaluar, mediante las memorias de sostenibilidad, las estrategias adoptadas por sus cooperativas en este ámbito.

Para ello, desde Anthesis Lavola hemos trabajado en la elaboración y maquetación de las memorias de sostenibilidad 2020 de tres cooperativas: Fagor Arrasate, Fagor Ederlan y Onnera Group, además de la del propio Grupo Fagor. También se está realizando el análisis de materialidad 2021 para otra cooperativa del grupo, MONDRAGON Assembly.

Para desarrollar el proyecto, el equipo de Sostenibilidad Corporativa ha adoptado una metodología participativa con los integrantes de cada una de las organizaciones.

La elaboración de cada Memoria de Sostenibilidad 2020 ha seguido un proceso consensuado y homogeneizado, alineado  con el estándar Global Reporting Initiative (GRI) y la Ley 11/2018 sobre Información no financiera y diversidad, que obliga a sociedades de más de 500 empleados y a grupos consolidados a divulgar su información no financiera (EINF), lo que ayuda a medir, supervisar y gestionar el rendimiento de las empresas y su impacto en la sociedad.

El análisis se ha dividido en cuatro fases:

  • Análisis de materialidad o su revisión, si ya disponían de un estudio previo de materialidad
  • Recopilación y análisis de la información
  • Redacción y validación de los contenidos de la memoria
  • Acompañamiento en la verificación de la memoria por parte de auditores externos (opcional)

Cada cooperativa ha recibido una memoria de sostenibilidad que cumple con los requerimientos legales actuales en materia de sostenibilidad e incluye la Tabla GRI y la Tabla de equivalencia GRI-EINF.

La última fase del proyecto, desempeñada por el área de Comunicación de Anthesis Lavola, ha consistido en la maquetación de la memoria, incluyendo un resumen infográfico muy visual de las cifras clave. El documento se ha ofrecido en  tres idiomas: castellano, euskera e inglés.

Todas las cooperativas analizadas forman parte de la Corporación MONDRAGON. En los últimos años hemos desarrollado varios proyectos para sus integrantes, como el análisis de la huella de carbono para el Grupo Fagor, una propuesta formativa en sostenibilidad y gobernanza ambiental (ESG) o la capacitación a cooperativas para realizar sus informes EINF.

Mancoeduca acerca la sensibilización ambiental a más de 17.000 escolares

29 julio, 2021 | Lavola Educa, Noticias,

El programa ha consolidado su propuesta educativa a distancia, con visitas, talleres y recursos digitales.

Durante el curso 2020-2021, 17.655 escolares de 90 centros educativos han participado en el programa de sensibilización ambiental Mancoeduca. Impulsado por la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, y gestionado por Anthesis Lavola desde el año 2019, es un proyecto que fomenta los hábitos sostenibles y el respeto por el medioambiente entre los más pequeños mediante talleres, visitas guiadas y otros recursos educativos vinculados con la gestión hídrica, de residuos, del transporte y el parque fluvial de la comarca.

Este año, debido a la pandemia de la COVID-19, se ha hecho un gran esfuerzo por continuar con la oferta del programa manteniendo la seguridad tanto del equipo como de la comunidad educativa. Para lograrlo, se han adaptado las actividades presenciales a un formato digital en el que se ha mantenido la figura del personal del equipo educativo, pero desarrollando la actividad a distancia. De esta forma, y desde el pasado mes de septiembre, Mancoeduca ha podido organizar varias visitas y talleres digitales.

La oferta digital también ha incluido veinte unidades digitales, adaptadas a los diferentes niveles educativos, para facilitar al profesorado el acceso a las actividades interactivas y a los contenidos del programa. Además, se han creado unos “mancosites” que recopilan otros recursos didácticos y divulgativos complementarios al programa de actividades de Mancoeduca.

La propuesta digital se inició a finales del curso anterior, cuando hubo que adaptar el material didáctico y los talleres al soporte digital para continuar apoyando al profesorado en un contexto educativo marcado por el confinamiento domiciliario y el cierre de los centros escolares.

Como el curso 2020-2021 arrancó con el amago de posibles confinamientos según fuese evolucionando la pandemia, el equipo de Mancoeduca planteó un programa de actividades exclusivamente telemático. Sin embargo, a partir de marzo pudieron comenzar a organizarse también otras actividades en formato presencial.

Las actividades presenciales en las aulas volvieron con cinco talleres educativos, impartidos por el equipo educativo del programa de forma segura y cumpliendo con todas las medidas sanitarias frente a la COVID-19. Además, a partir del mes de abril se realizaron seis visitas guiadas a instalaciones de la comarca, como el Parque Fluvial o el Manantial de Arteta.

Este vídeo resume las actividades de Mancoeduca en el curso 2020-2021

El próximo curso se espera volver a una presencialidad al 100%, pero sin abandonar la oferta digital.

El equipo educativo de Mancoeduca afrontó con mucha energía y entusiasmo esta vuelta a la presencialidad. Por su parte, el profesorado ha valorado muy positivamente el trabajo realizado, felicitando al programa por “estar ahí contra viento y marea”.

Para el próximo curso, la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona espera volver a una presencialidad al 100%, pero sin abandonar la oferta digital del programa, pues responde a las nuevas necesidades comunicativas y, sin duda, también a los posibles retos a futuro.

Mancoeduca se puso en marcha hace más de 35 años para acercar la sostenibilidad a centros escolares, colectivos y particulares de la comarca de Pamplona; a lo largo de su trayectoria se han ampliado y renovando los contenidos, extendido la oferta a todos los niveles educativos y adaptándola a las nuevas tecnologías y plataformas digitales. El programa sirve de apoyo para la comunidad educativa, el profesorado y las familias, ofreciéndoles actividades y recursos con los que inculcar unos valores, actitudes y hábitos proambientales y más sostenibles.

La Mancomunidad de la Comarca de Pamplona es la responsable de Mancoeduca y Anthesis Lavola se encarga de gestionar el programa y dinamizar sus actividades educativas.

Contacta con nosotros

Estaremos encantados de ponernos a vuestra disposición

Además de nuestras oficinas en España, Colombia y Andorra, Anthesis Group tiene oficinas en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia, Irlanda, Italia, Alemania, Suecia, Finlandia, Países Bajos, Bélgica, Sudáfrica, Brasil, China, Filipinas y Oriente Medio.

Los océanos como fuente de vida y de subsistencia

16 junio, 2021 | Somos Naturaleza,

El peligro de la contaminación en el medio acuático

Los océanos son fundamentales para la vida de muchas especies y el medio de subsistencia para numerosas poblaciones humanas. Cubriendo más del 70% del planeta, los océanos producen al menos el 50% del oxígeno y contienen una parte importantísima de la biodiversidad del planeta. 

Con tal de protegerlo, la ONU designó el 8 de junio como el Día Mundial de los Océanos. Durante este día, se organizan varias actividades con tal de concienciar sobre la necesidad de preservarlos. Además, su importancia es tan grande que los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la propia ONU tienen un objetivo concreto para este hábitat: el ODS 14 “Vida submarina”. 

Precisamente los mares y los océanos son unos de los ecosistemas más desconocidos e incomprendidos por la gran mayoría de las personas. El hecho de no ver a simple vista su estructura ni las especies que viven ahí hace que mucha gente no sepa qué hay bajo el agua y no pueda tener empatía con todos los impactos que estamos causando. 

La explotación de recursos marinos

La contaminación por plásticos es uno de los problemas más conocidos, ya que se trata de un fenómeno que sí que se puede ver habitualmente en las playas y cerca de la costa. Además, ha tenido una gran visibilidad a través de campañas, fotografías y vídeos de animales atrapados o con residuos en su interior. 

En nuestro blog tenemos una entrevista muy interesante donde se destaca el papel de las campañas de sensibilización como una herramienta muy útil para reducir la contaminación en las playas y zonas de costa. En un estudio hecho en varias playas mediterráneas, se ha visto que sensibilizar a turistas y ciudadanía ayuda a reducir la presencia de plásticos en un 50%, aproximadamente. 

Pero la contaminación que generamos en nuestro día a día (bastoncillos, colillas o anillas de refrescos) no es la única que afecta a los océanos, si no que también hay la causada por los vertidos de barcos o de plataformas de hidrocarburos. En la península Ibérica tenemos el gran desastre del Prestige, en las costas gallegas, mientras que a nivel global hay los caso del Exxon Valdez en Alaska o de Deepwater Horizon en el golfo de México. 

Y no se trata de un problema de hace años. El verano pasado, un petrolero causó un gran desastre en la isla de Mauricio, en el océano Índico. Y hace pocos días, un barco de hundió delante de la costa de Sri Lanka, liberando material plástico y residuos tóxicos en el mar. 

Todos estos contaminantes tienen consecuencias gravísimas para las especies y las economías de las zonas afectadas. Muchos animales y algas se ven afectados por estas sustancias, enfermando y muriendo. Esto, a su vez, impide que todas las personas que viven del mar puedan desarrollar sus actividades económicas de forma adecuada y ven como sus ingresos desaparecen. 

Las actividades económicas alrededor de los mares y océanos también son una fuente de impactos negativos cuando no se realizan de forma sostenible. La sobreexplotación de los stocks de peces y otras especies es un fenómeno que se repite en la gran mayoría de lugares del planeta, igual que el uso de artes de pesca muy nocivas para los ambientes submarinos, como el arrastre. 

El atún, el salmón, la merluza, la sardina o el bacalao son algunas de estas especies que han sufrido enormes declives poblacionales debido a una pesca intensiva que no tenía en cuenta su ecología. Afortunadamente, el establecimiento de cuotas y temporadas de veda han ayudado a recuperar algunas poblaciones hasta unos niveles en el que la supervivencia de estas especies parece que vuelve a ser viable. 

La pesca sostenible, realizada principalmente por pescadores locales en embarcaciones pequeñas y con técnicas más respetuosas, es una solución para asegurar un consumo adecuado de alimentos marinos compatible con la vida de las especies presentes en mares y océanos. 

A todos estos problemas también hay que añadir el cambio climático y los efectos negativos que genera: acidificación del agua por el aumento de carbono en la atmósfera, calentamiento de mares y océanos y cambio de corrientes, entre otros. Todos ellos pueden implicar cambio catastróficos en ciertas áreas marinas, desde la extinción de especies hasta del desplazamiento de poblaciones buscando condiciones mejores. Y esto, obviamente, afectaría a todas las personas que viven de la pesca. 

El impacto que queremos causar

En los últimos años se ha descubierto que las ballenas, los mamíferos más grandes del planeta, juegan un papel importante en el ciclo del carbono: cuando mueren, sus grandes masas se hunden con todo el carbono que contienen, moviéndolo de la superficie de los océanos hasta el fondo, donde se puede mantener durante siglos o más tiempo. Encima, sus excrementos sirven de alimento para el fitoplancton, pequeños organismos capaces de absorber un 40% de todo el CO2 que se produce en la Tierra. 

Esto significa que la caza de ballenas y la disminución de sus poblaciones ha permitido la liberación de grandes toneladas de carbono en la atmósfera al impedir el hundimiento de los cuerpos y la proliferación del fitoplancton. Por tanto, su conservación es una forma más para evitar el aumento de gases de efecto invernadero en el aire. 

Descubrir estas relaciones es parte fundamental de la ciencia y permite disponer de nuevas maneras de mitigar el impacto del cambio climático. Todas las investigaciones científicas realizadas nos han servido para ver el alcance negativo de las actividades que hemos realizado hasta el momento. Gracias a este conocimiento podemos luchas y cambiar el sentido de nuestras actuaciones, para conseguir tener efectos positivos en nuestro entorno. 

La ciencia nos aporta el poder de decidir cómo queremos que sea nuestro futuro y cómo tenemos que trabajar para establecer una relación adecuada con el entorno. Saber cómo afectarán nuestras acciones nos tiene que ayudar a proteger y tener cura de los océanos y de los mares, a reducir los residuos que generamos, a minimizar el uso de los combustibles fósiles y a hacer un uso sostenible de los recursos. Solo así podremos conseguir un presente y un futuro sostenibles. 

Medidas de reducción de la propagación del COVID-19 en los edificios

6 abril, 2020 | COVID-19,

La situación de alarma sanitaria actual ha obligado a cerrar aquellas actividades no esenciales con la incertidumbre de cuándo se reabrirán y sólo los edificios y locales esenciales permanecen abiertos.

Desde Anthesis Lavola, ofrecemos orientación sobre cómo las empresas, tanto las que operan como las que se preparan para cerrar, pueden contribuir en la lucha contra propagación del COVID-19 mediante la introducción de ciertas medidas de control de los edificios.

Medidas durante el uso y operación del edificio

Para reducir la posibilidad de que los virus y las bacterias proliferen dentro del edificio durante su uso y operación, recomendamos considerar las siguientes medidas:

  • Aumentar la ventilación y la aportación de aire exterior. Aumentar el volumen de aire de impulsión evitará que se acumulen concentraciones de aire viciado con una carga bacteriana o viral, diluyéndolo con el aire fresco.
  • Sistemas de recirculación de aire. Los sistemas de climatización que son puramente térmicos y no tienen mecanismos de recirculación de aire, pueden dejarse encendidos. Sin embargo, todo sistema que disponga de recirculación debería apagarse para evitar que el aire viciado con una carga bacteriana o viral se reintroduzca en el edificio.
  • Ventilación natural. Abrir las ventanas aumentará ventilación y aportación de aire fresco en el edificio, diluyendo aún más el aire viciado con carga micobacteriana.
  • Filtros de alta eficacia. Las unidades de ventilación con filtros de partículas de alta eficiencia (HEPA) eliminarán las bacterias y los virus del aire, reduciendo así la carga.
  • Sistemas Ultravioleta. Los emisores de radiación ultravioleta de aire eliminan mohos, virus, bacterias y olores de los sistemas de climatización. No obstante, se debe tener en cuenta que, si se mantiene el caudal de aire y se elimina la recirculación, el aire entrante debería estar limpio, por lo que el beneficio puede ser mínimo.
  • Baños. Para minimizar el riesgo de formación de aerosoles y la propagación de agentes patógenos, cuando sea posible, es una buena práctica descargar el inodoro con la tapa cerrada, evitar el uso de secadores de manos de alta velocidad y mantener el ventilador de extracción encendido las 24 horas del día.

Medidas con poco efecto práctico

Desafortunadamente, el COVID-19, como el SARS-COV-2, no es particularmente sensible a la temperatura (>30°C) o a la humedad (>80%) en el rango normal. En este sentido, los cambios de temperatura en la calefacción o el aire acondicionado o los niveles de humedad no ayudarán.

Ha habido declaraciones que recomiendan limpiar los conductos de ventilación para evitar la transmisión a través del sistema de ventilación. La limpieza de los conductos no es eficaz contra la infección de estancia a estancia porque el sistema de ventilación no es una fuente de contaminación si el espacio está previamente bien ventilado con aire fresco y sin uso de recirculación.

El cambio de filtros tendrá poco beneficio a menos que estén obstruidos, ya que los filtros de aire típicos no capturan las bacterias o los virus por ser demasiado pequeños. Los filtros obstruidos no son una fuente de contaminación en este contexto, pero reducen el flujo de aire de suministro, lo que tiene un efecto negativo.

Medidas para el cierre de un edificio como consecuencia del COVID-19

  • Apagar la iluminación y todos equipos eléctricos no esenciales (no sólo en stand-by).
  • Apagar y limpiar los frigoríficos y congeladores, y dejar la puerta abierta para evitar el moho.
  • Vaciar y limpiar todas las papeleras y contenedores.
  • Dejar las tapas de los inodoros bajadas.
  • Cerrar localmente los grifos, si se dispone de válvulas (excepto en el sistema de calefacción)
  • Comprobar el funcionamiento de los sistemas que puedan ser necesarios mientras el edificio esté desocupado (particularmente los sistemas de seguridad).
  • A consecuencia que el edificio está desocupado, existe una mayor probabilidad de robos. Es preciso tomar todas las precauciones adicionales para asegurar que todo lo que pueda llamar la atención se ha retirado, asegurar que todas las puertas contra incendios estén cerradas y poner el sistema de alarma (si está instalado) al salir.
  • Muchos edificios disponen de sistema de gestión y de monitorización de consumos y pueden ser controlados remotamente a través de Internet. Es aconsejable hacer un seguimiento del consumo de energía al cierre y posteriormente para verificar que éste es el esperado.

Medidas para la reapertura de un edificio después del cierre por COVID-19

  • Comprobar que todos los sistemas que sean necesarios (especialmente los de seguridad) siguen funcionando correctamente.
  • Limpiar y secar todas las superficies con un producto antibacteriano.
  • Contratar un técnico de servicios de edificios para desinfectar los sistemas de agua fría y caliente con cloro o similar, prestando especial atención a las duchas. Abrir las válvulas cerradas de los grifos y dejar correr el agua (fría y caliente) hasta que salga limpia.
  • Volver a poner en funcionamiento los frigoríficos a la temperatura de trabajo habitual.
  • Comprobar que la luz y la iluminación de emergencia siguen funcionando.
  • Comprobar que la alarma de incendios, las cámaras de seguridad y los sistemas de seguridad funcionan correctamente.
Noticia traducida y adaptada de la web de Anthesis.